26 Oct 2018 - 2:00 a. m.

Ciudad articulada

Hasta el próximo domingo, los bogotanos disfrutarán de cuatro eventos artísticos que reafirman a la ciudad como un escenario cultural en potencia. Barcú Feria, Espacio Odeón Intensivo, ARTBO y Feria del Millón serán los eventos principales.

Andrés Osorio Guillott

Ya son varios años en los que la capital del país ofrece en una misma semana varios eventos alrededor de las artes plásticas. La presencia de diversas galerías, museos y coleccionistas invita a la ciudadanía a repensar el espacio y a apostarle a la consolidación de eventos que exalten la importancia de las artes en el cultivo del ocio y el conocimiento.

Al igual que con la literatura en el país, pareciera que las artes son valoradas y visibilizadas por una amplia minoría que ha ido creciendo con el paso de los años. Grandes obstáculos, como el que se presenta otra vez con la disminución del presupuesto para la cultura y la educación por parte del Gobierno de turno, dificultan el libre desarrollo de nuevos talentos en las diversas artes. Múltiples voces y obras circulan en el anonimato que impera en el territorio. Y si bien ser artista es un reto en cualquier parte del mundo, en Colombia esta tarea se complica un poco más a causa de la falta de espacios que rompan las élites y los círculos que se han formado entre quienes ya consolidaron su trayectoria.

Puede leer: Barcú, el festival que busca resignificar a La Candelaria

¿El arte al servicio de quién? ¿El arte debe ser permisivo? ¿Todo lo que esté dentro de una galería en verdad es arte? Estas preguntas siguen surgiendo entre murmullos. Inquietudes y debates que nunca acabarán terminan por reafirmar la pluralidad del arte mismo y su posibilidad de abrir las puertas a todo aquel que se atreva a demostrar por qué su obra es una expresión acorde con las tendencias o con los referentes del arte en toda su historia: clásico, moderno o contemporáneo. Las posibilidades resultan ser infinitas, pues las ideas más abstractas y los objetos más cotidianos están a merced de quien observa estos elementos y los convierte en una escultura, en una pintura, en una pieza audiovisual y, en definitiva, en un objeto transgresor del espacio, del tiempo y de nuestra subjetividad.

Ruptura de imaginarios, creación de espacios alternativos y presencia de galerías internacionales se asoman en las vitrinas de los eventos artísticos de este fin de semana. La intervención del espacio público y de recintos feriales hace parte del cronograma y de los espacios desde los cuales cada feria o festival expone a sus artistas como protagonistas identitarios de cada lugar.

Barcú Festival, que desde el 2014 busca realzar la importancia histórica y cultural de La Candelaria, aspira a convertir lugares abandonados y otros cotidianos, como parqueaderos o casas antiguas, en recintos propicios para muestras artísticas. Exposiciones, conversatorios y talleres estarán ofreciéndose en el “Territorio Barcú” y todo su circuito cultural. Desde el Centro Histórico de la ciudad, como epicentro del festival, los organizadores aspiran a refundar las calles angostas y los edificios que, por cotidianos, suelen ser ignorados. Sin embargo, la idea de Barcú es establecer un diálogo con galerías y artistas de otros sectores de la ciudad, pues la intencionalidad del festival es ampliar las fronteras del arte mediante la intervención de espacios poco convencionales y de la posibilidad de visibilizar artistas emergentes que se salgan de los manuales y la rigurosidad que, en ocasiones, imprimen algunas galerías y museos que impiden el crecimiento y la libertad de expresión en torno a las artes plásticas.

Puede leer: Llega la tercera edición del Festival Distrito Grafiti de Bogotá

La Feria del Millón, que se destaca por demostrar que es posible acceder a piezas de arte por un millón de pesos colombianos, se estará llevando a cabo en el Centro Creativo Textura (cra. 54C n.° 5C-33), en la localidad de Puente Aranda. Su apuesta se centra en la reunión de artistas emergentes, que ven en el arte una oportunidad para despojarse de los prejuicios y de lo establecido para construir piezas y discursos que susciten una reflexión mediante objetos, colores y formas. El lineamiento comercial de la Feria del Millón no se basa necesariamente en la lógica de compraventa en el arte, sino en hacer entender al público que el arte no es un privilegio, que el arte en sí mismo está abierto para todo tipo de personalidades, ideologías, gustos y perspectivas. Así, la convergencia de un arte emergente y la sugerencia de valorar el trabajo de quienes empiezan a construir cimientos en este contexto rompe paradigmas y acerca a todo tipo de personas a la idea de un arte al que es posible acceder y que termina por promover la obra y la visión del mundo de quienes participan activamente en el escenario de las artes.

 

ARTBO, feria organizada por la Cámara de Comercio de Bogotá desde hace catorce años, es otro de los eventos importantes. El apoyo de entidades públicas y privadas lo posiciona como uno de los espacios con más fuerza. Sin embargo, no se trata de construir un orden jerárquico alrededor de las ferias presentes en la ciudad, sino de resaltar la voz de cada una y las apuestas que estas incluyen en su programación y en sus contenidos. Ocho secciones, más de 3.000 obras de 350 artistas y galerías estarán congregados en el Salón Principal de Corferias hasta el domingo 28 de octubre. Turquía, Dinamarca, Francia, Argentina, Brasil, Venezuela y República Dominicana, entre otros países invitados, dan cuenta de la apuesta de ARTBO por realizar una Feria Internacional que atraiga miradas y debates provenientes de diversas partes del mundo que puedan enriquecer la industria artística local y nacional y así establecer lazos que unan a los distintos participantes y asistentes en torno a las tendencias del arte contemporáneo.

 

Espacio Odeón Intensivo, que también irá hasta el domingo, es el único espacio que no posee un lineamiento comercial. Luego de siete años de haber realizado la Feria Odeón, las organizadoras del Espacio Odeón decidieron realizar un evento que sea más acorde con el compromiso del espacio, de manera que decidieron construir un escenario alternativo, donde artistas nacionales y algunos internacionales, provenientes de Puerto Rico, México, Estados Unidos y Suecia, participarán en los proyectos, acciones y performances que se llevarán a cabo en los tres días que dura el Espacio Odeón Intensivo. El cuerpo, el espacio y el tiempo, con todo lo que estos temas podrían abarcar, son los ejes transversales de las acciones e instalaciones que propenden por una reflexión sobre el modo en que habitamos e interactuamos con el entorno y con los otros.

Comparte: