El Magazín Cultural

26 Jul 2019 - 11:11 p. m.

Compran una pintura de Egon Schiele en una tienda de segunda mano en Nueva York

Una pintura del artista austríaco Egon Schiele (1890-1918) fue comprada en una tienda de segunda mano en el barrio neoyorquino de Queens, de acuerdo con la directora de la galería St. Ettine de Nueva York, Jane Kallir, que ahora expone la obra para su venta.

EFE

Una de las obras de Egon Schiele, nacido el 2 de junio de 1890 en Tulln an der Donau, Austria, y fallecido el 31 de octubre de 1918, en Viena.  / Cortesía
Una de las obras de Egon Schiele, nacido el 2 de junio de 1890 en Tulln an der Donau, Austria, y fallecido el 31 de octubre de 1918, en Viena. / Cortesía

Citada por varios medios locales, Kallir explicó que un hombre le contactó asegurando que habían encontrado una pintura que podría ser del pintor expresionista.

Si está interesado en leer más sobre Cultura, ingrese acá: Roberto Fernández Retamar: con los pobres del mundo metidos en los huesos

En palabras al diario "The Art Newspaper", Kallir explicó que en el 90 por ciento de las ocasiones en que esto ocurre se trata de obras falsas y agregó que, en este caso, la pintura de una mujer desnuda tumbada de espaldas y con las piernas dobladas e inclinadas hacia su derecha, es auténtica.

La directora, que no dio detalles sobre el dinero que pagó su comprador por la obra en la tienda de cosas usadas "Habitat for Humanity", sí explicó que el valor de la pintura realizada en 1918 ronda entre los 100.000 y los 200.000 dólares.

Según relató, cuando un hombre la contactó en junio de 2018 con unas fotografías borrosas y diciéndole que había encontrado y comprado un posible Schiele no se lo creyó, por lo que le pidió que le enviara fotos de mejor calidad.

Si desea leer más sobre Cultura, ingrese acá: Notre Dame se recompone tratando de mantenerse fiel a sus orígenes

Sin embargo, hasta mayo de este año, la persona no volvió a contactar con la galería, esta vez, con fotos de mejor calidad; y al verlas, Kallir decidió invitar al dueño para que le mostrara el dibujo original.

La directora certificó su autenticidad al comprobar que la mujer pintada era una modelo que solía posar para el artista austríaco, que elaboró otros 22 dibujos de la misma musa, que se pueden contemplar en museos como el Metropolitan de Nueva York o el Leopold de Vienna.

Kallir no dio detalles sobre el hombre que halló la pintura, quien, según ella, prefiere mantenerse en el anonimato, y a quien la galerista describió como un agente de arte a tiempo parcial, con ojo y ciertos conocimientos artísticos.

Síguenos en Google Noticias