El Magazín Cultural

Publicidad
25 Feb 2022 - 3:26 p. m.

“Creo que será una guerra relámpago”, ciudadano ruso sobre invasión a Ucrania

Óscar Huertas es colomborruso y, actualmente, vive en Moscú. En esta entrevista habló sobre las conversaciones en las calles, la percepción con respecto al conflicto y el apoyo a Putin.
Panel electrónico que muestra el símbolo del euro en una oficina de cambio hoy, en Moscú.
Panel electrónico que muestra el símbolo del euro en una oficina de cambio hoy, en Moscú.
Foto: EFE - MAXIM SHIPENKOV

Óscar Huertas prefirió hablar con su nombre colombiano por prudencia. Según él, “hay muchas cosas absurdas que ocurren en Rusia y que vienen desde la Unión Soviética. Los moscovitas, por ejemplo, evitan caminar en grupos de más de 10 personas: se considera marcha, es ilegal y podrían ir a la cárcel. Algo así pasa con hablar en internet y, sobre todo, para medios internacionales, de la situación actual de su país. “Entras a un listado en el que te investigan, además de que las marchas están prohibidas y podrías tener muchos problemas. Es peligroso dar tu punto de vista”.

Le sugerimos leer: La relación histórica entre Kiev y Moscú

La mamá de Huertas es rusa: nació en una ciudad pequeña cerca de la frontera con Ucrania llamada Magnitogorsk, que queda al lado de la segunda ciudad más grande de Ucrania, Járkov. Por la calidad de las universidades, su madre viajó y estudió allí, donde conoció al papá de Huertas, un colombiano, y donde nació Huertas, trabaja en el área de soporte de una aplicación y vive en Moscú.

¿Cómo se vive en Rusia la invasión a Ucrania ordenada por Vladimir Putin?

Todos los jóvenes, familiares y compañeros de trabajo están preocupados, además de que nunca creyeron que fuese a escalarse hasta este punto. Estamos en shock, pero aquí las cosas están funcionando normal: precios estables, transporte, trabajo. Los moscovitas y demás rusos están preocupados, sobre todo, por el dólar: además de que está bien disparado, ahora tememos que todo será mucho más grave en ese sentido debido a las sanciones.

Es decir, su miedo tiene que ver con la economía, pero no con la guerra…

Exacto. El rublo está muy devaluado y nos preocupa que quede valiendo nada, pero no estamos asustados porque llegue un misil o porque algo le pase a Moscú. Se ha visto el poder militar de Rusia, así que, si algo la ataca, podría destruir el mundo entero, además de que Ucrania es un país muy pequeño y no tienen posibilidad de igualar en poderío militar. Lo que a veces pensamos es que, bueno, podrían poner una bomba, por qué no. Aunque no es muy probable porque ellos no suelen ser tan extremistas y tampoco estamos hablando de un país árabe, así que es muy difícil que un ucraniano se inmole en el metro de Moscú.

¿Y con respecto a países como Estados Unidos? ¿Temen que haya un ataque en respuesta a la invasión?

La propaganda de Occidente siempre ha sido muy fuerte. Nosotros hemos visto lo que Estados Unidos puede hacer cuando realmente quiere que un país viva mal, pero el presidente de China ya dijo que nos apoyaba, al igual que India, Brasil, Nicaragua y Venezuela. Creo que esto no se muestra con tanta intensidad porque demostraría la fuerza que está perdiendo Occidente. Yo creo que, por eso, o en parte, Rusia se metió en este lío: Putin estuvo en las Olimpiadas de invierno en China y hablaron de eso con el presidente Xi Jinping. Ahí se concluyó que China lo apoyaba.

Hablemos de las sanciones económicas contra Rusia, ¿por qué les preocupa? ¿Cómo afecta el bolsillo de los ciudadanos rusos?

Putin siempre nos ha dicho que lo que dicen los otros países con respecto a nosotros es propaganda y no tenemos que creer eso. “Así ellos digan lo que digan y nos pongan todas las sanciones del mundo, aquí todo seguirá igual, estaremos bien”, nos dice. Ahí es donde no entiendo: un dólar cuesta 80 rublos, y eso es mucho, pero Putin dice que, metiéndonos o no en el lío de Ucrania, la situación sería la misma.

Podría interesarle leer: Gógol y otros iconos culturales rusos nacidos en territorio ucraniano

¿Cómo está el apoyo de los rusos a Putin? ¿Lo aprueban?

Las generaciones de personas mayores, es decir, nuestros padres y mis abuelos, lo apoyan casi que totalmente. Los jóvenes estamos divididos: la mitad en contra y la otra a favor. Los que no lo apoyan creen que es un zar, que ya ha estado mucho tiempo en el poder y que debería darle espacio a alguien más. Hay otro 50 % que sí es muy patriota. Yo les digo a los que quieren que él se vaya, ¿qué hubieran hecho con la parte de Crimea o lo que pasó en Siria? Y todos responden que habrían hecho lo mismo que él, es decir, consideran que sus decisiones son correctas. Lo que realmente no les gusta es que no haya democracia y que se haya apoltronado en su silla de presidente.

¿Cómo es la relación entre rusos y ucranianos?

Es muy buena, somos hermanos. Consideramos que somos una misma raza, así que es absurdo que nos matemos. Es como Colombia y Venezuela: antes pertenecieron a un gran país, a la Gran Colombia. Bueno, nosotros también. Para ellos y nosotros todo esto es muy triste.

Putin ha explicado la razón de este ataque a Ucrania, ¿qué ha dicho?

Para entender todo esto, hay que conocer de historia y saber, sobre todo, cómo se formó Ucrania. Antes estaba la Gran Rus y ahí la capital era Kiev. Era el imperio ruso y allí vivía el Zar. Ucrania era un lugar muy pequeño donde hablaban ucraniano. Durante la Unión Soviética, Lenin le dio una parte muy grande del territorio a Ucrania. Además, de que, en 1987, Crimea también quedó bajo su control: era más cómodo porque controlar desde Moscú era difícil. Es decir, a Ucrania se le anexaron muchos territorios durante la Unión Soviética, pero estos territorios eran rusos: idioma, tradiciones, etc. Como antes creíamos que la Unión Soviética nunca se iba a acabar, pensaron que no importaba.

Le sugerimos leer: Inaugurada ARCO con la ausencia del rey de España por la invasión de Ucrania

¿Qué pasó cuando la Unión Soviética se cayó en el 91? Ucrania se quedó con todo ese territorio. En ese momento, todo el mundo se quería independizar porque creía que Rusia se iba a quebrar. Los años pasaron y Rusia comenzó a crecer y entonces los que antes querían ser independientes, cambiaron de opinión y quisieron volver a anexarse a Rusia.

Desde el 2000, los habitantes de Crimea pidieron pertenecer de nuevo a Rusia, y eso finalmente ocurrió. El año pasado estuve en Crimea y muchas personas me lo dijeron: “desde hace mucho queríamos separarnos de Ucrania porque no somos de ahí, además de que vivíamos muy mal”.

¿Y ustedes estuvieron de acuerdo con la “recuperación” de Crimea?

Era el territorio de descanso de los zares, allá hay rusos, la isla es hermosa, etc. Hubo un referéndum en el que dijeron: “A cada ruso, Crimea le costará una suma. Cada persona deberá aportar para levantar a Crimea”. Y dijimos que sí, así que se construyó el puente y ahora todos los rusos vamos a descansar allá para incentivar el turismo, etc.

Y me cuenta de lo de Crimea porque con Lugansk y Donetsk, los motivos por los que Putin decidió invadir, ¿iba a pasar lo mismo? ¿Cómo es esa relación?

Son lugares muy pobres que se cansaron. Ellos han querido pertenecer a Rusia y que ocurra algo similar a lo que ocurrió con Crimea. Se cansaron y en 2014 comenzaron a hacer cosas para separarse. Se unieron los líderes, el ejército y se separaron de Ucrania. Toda la población de Lugansk y Donetsk estuvo de acuerdo. Le dijeron a Putin que los aceptaran como a Crimea, pero el presidente dijo que no, así que, bueno, se resignaron a que no los aceptaran, pero pidieron protección. De ahí salieron los Acuerdos de Minsk: acordaron que serían territorios neutrales y que no se aceptarían por nadie, además de que debían negociar con Ucrania, etc. Lo que sabemos es que, durante ocho años, Ucrania ha estado intentando tumbarlos, pero no aceptan la responsabilidad de sus ataques. Rusia siempre ha llamado la atención sobre eso. Lo que pasa ahora es que los líderes de Lugansk y Donetsk le pidieron ayuda a Putin. Pienso que él resolvió invadir porque Europa no quería seguir con los acuerdos. Se nos dijo que Putin se comunicó con estos lugares para evacuar a niños, ancianos y mujeres antes de bombardear.

¿Usted está de acuerdo?

Más allá de eso, creo que es un tipo inteligente.

¿Cree que Lugansk y Donetsk se anexarán a Rusia?

Tal vez sí se anexen, pero no sé. Yo creería que no.

Podría interesarle leer: [En vivo] En Vivo: Rusia llama a militares a tomar el poder en Ucrania

¿Qué creen los rusos o, por lo menos usted y los de su círculo más cercano, que pasará en los próximos días?

Creo que será una guerra relámpago. Creo que durará hasta que Zelenski se rinda. Estados Unidos dijo que no se iba a meter y Ucrania quedó indefensa.

Por ejemplo, aquí en Colombia los ciudadanos se alarman por la declaración del estado marcial en Ucrania, los estudiantes que ya no estarán en la universidad para unirse al ejército ucraniano y hasta se ha hablado de la posibilidad de una Tercera Guerra Mundial, ¿usted qué piensa?

Que no, que es una exageración. A Rusia no la van a atacar. Mi familia vive en la frontera con Ucrania, por ejemplo. Les hemos dicho que vengan a Moscú por seguridad, pero dicen que no, que para qué. A pesar de que ven los tanques y los soldados, no se sienten inseguros. Es que Putin repite mucho que debemos estar tranquilos. “Aquí no va a pasar nada malo, así que para qué el pánico”, nos dice. Por ejemplo, aquí nadie está comprando miles de rollos de papel higiénico ni enlatados.

Según lo que usted dice, la conclusión sería, entonces, que este asunto durará hasta que el presidente de Ucrania permita que Lugansk y Donetsk sigan siendo independientes, sobre todo porque ustedes no creen que Putin quiera a Ucrania...

Exacto. Ese territorio no tiene oro o algún interés muy importante como para invadirlo. Es una carga y creo que el presidente entiende eso. Según Ucrania, Lugansk y Donetsk son de ellos, así como siguen diciendo que Crimea no es de Rusia. Eso es lo que complica todo.

Síguenos en Google Noticias

Temas recomendados

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.