El Magazín Cultural

Publicidad
27 Mar 2021 - 4:07 p. m.

Día Internacional del Teatro: manifiesto de las actrices colombianas

Hoy 27 de marzo, Día Internacional del Teatro, un homenaje a las mujeres que reivindican el arte desde las tablas.

Red de mujeres de teatro / Especial para El Espectador

Día Internacional del Teatro: manifiesto de las actrices colombianas

El fenómeno más importante del siglo XXI en el teatro colombiano es la irrupción de las mujeres en la dramaturgia, la dirección y la actuación. Se cuentan ya por centenares las mujeres que dirigen obras, escriben teatro, administran salas, enseñan dramaturgia, promueven el teatro, dirigen festivales, investigan y actúan. Hacemos este homenaje a las teatreras como reconocimiento y también como una compensación histórica porque a las mujeres durante milenios les estuvo prohibido el arte de representar. (Recomendamos. Nueva edición del Festival de Teatro y Circo).

En la Grecia antigua las mujeres no podían ingresar a la “eskena” y los papeles femeninos eran representados por hombres. En el teatro isabelino los roles femeninos eran representados por jovencitos menores de edad. Algunas como Olimpia Gouges, dramaturga quien escribiera en plena revolución francesa los Derechos de la Mujer, fue condenada a la guillotina. Otras, como sor Juana Inés de la Cruz eligieron el encierro conventual para poder escribir.

A pesar de todos estos obstáculos es en la lnglaterra isabelina donde precisamente las mujeres comienzan a subirse al escenario. Claro que tenían que estar casadas y firmar un contrato. Todavía hoy en día, por ejemplo, en el Kabuki, que es un teatro arcaico del Japón que combina el teatro, la danza y el canto, los papeles de mujeres son interpretados por hombres que pertenecen a familias nobles en donde se educan desde temprana edad para este arte. Los actores deben estudiar de manera especial el Onagata, que es el arte de representar a la perfección los papeles femeninos. Es paradójico porque quien inventó el Kabuki fue mujer de nombre Okuni. A ella le rendimos homenaje.

Sin embargo, en España algunas mujeres en La Comedia del Arte andaban subidas en las carretas con los cómicos de la legua. Y desde entonces no nos hemos bajado ni nos bajaremos del carro. Nos ha costado mucho transgredir las viejas ideas patriarcales en las cuales se consideraba inmoral que las mujeres actuaran. Y ahora lo hacemos en todos los escenarios sociales, culturales y artísticos y en todos los géneros. (Le puede interesar: El Teatro Colón celebra el Día Internacional del Teatro).

No se podría entender esta irrupción de las mujeres de teatro en Colombia si no fuera por la lucha de las que abrieron el camino. Ellas nuestras ancestras, consiguieron el voto para las mujeres, el derecho a la propiedad, (antes sólo el padre y el marido disponían de los bienes). Gracias a ellas se consiguió el divorcio y el derecho a escribir y a representar.

Falta mucho todavía tanto a nivel social como institucional. Todavía se cree que la dirección teatral y la dramaturgia son asuntos de hombres. Todavía en las políticas públicas no se ve reflejado el reconocimiento a las mujeres artistas a pesar de la evidencia contundente tanto en los procesos creativos como en los resultados.

Rendimos homenaje también a las mujeres que permanecen a la sombra en los grupos, las que hacen los informes, presentan los proyectos manejan la contabilidad y hacen la taquilla.

El mundo ha cambiado por supuesto. Estamos en la época de la demolición del patriarcado, un patriarcado feroz que no solo afecta a las mujeres (que son la mayoría absoluta de víctimas). Este viejo sistema cultural de dominación no sólo daña a las mujeres, daña a los hombres también y los vuelve prisioneros del mandato masculino. Los hace esclavos de una representación de sí mismos en la cual siempre deben tener siempre la razón y la fuerza. No pueden mostrar su fragilidad ni sus lágrimas. Se sienten obligados a competir y a guerrear entre sí como Caín y Abel, como Eteocles y Polinises. A ellos, a todos ellos, en especial a nuestros compañeros de la escena los llamamos para que piensen que otras masculinidades son posibles y necesarias. Y que quizás juntos y juntas desde la escena, podamos contribuir a destituir todas las formas de violencia, discriminación y dominación, empezando por reconocer a las mujeres como pares en la diferencia.

Firman:

RED DE MUJERES DE TEATRO

Patricia Ariza Dramaturga y Directora del Teatro La Candelaria y del Festival de Mujeres en Escena por la Paz, de Bogotá.

Beatriz Monsalve Directora de Teatro, Actriz, Directora del Grupo de Teatro Barco Ebrio y de la sala de Teatro Salamandra, de Cali.

Victoria Valencia Dramaturga y Directora del Grupo La Mosca Negra, de Medellín.

Pilar Restrepo Directora, dramaturga y actriz fundadora del Teatro La Máscara, de Cali

Carolina Vivas Ferreira Directora y dramaturga del grupo Umbral Teatro, de Bogotá.

Liliana Hurtado Saenz Dramaturga, directora y actriz. Docente Universidad de Caldas Pertenece al Colectivo Artístico El Giro, de Manizales.

Nohora Ayala Directora de teatro y actriz del Teatro La Candelaria, de Bogotá.

Fabiana Medina Directora Del Colectivo Mukashi Mukashi Teatro Estudio La Quinta Porra, de Bogotá.

Alexandra Escobar Aillon Directora y actriz del Teatro La Candelaria, de Bogotá.

Doris Sarria V Directora y Actriz del Teatro Papagayo; Investigadora y docente del Instituto de Bellas Artes en Cali.

Cristina Pimienta Directora y actriz; Fundadora de la Corporación Cultural Jayeechi, de Rio Hacha.

María Claudia Mejía Directora y coreógrafa del colectivo Malas Compañías Danza Contemporánea, de Medellín.

Luz Stella Luengas Actriz, Directora, dramaturga y tallerista- integrante fundadora del colectivo Teatro Modular De la Memoria

Carola Martínez Actriz, Directora del grupo de Teatro Hora 25 de Medellín.

Síguenos en Google Noticias

Temas recomendados

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.