El Magazín Cultural
Publicidad

Henry Pimienta Pushaina, sonoridades inspiradas en el territorio ancestral

Henry Pimienta es músico y se dedicó a exponer los símbolos más representativos de su cultura wayúu. Se presentará en Bogotá.

Guillermo Camacho
08 de agosto de 2023 - 11:06 a. m.
El repertorio de guitarra de Pimienta será presentado el próximo 10 de agosto en la ciudad de Bogotá. El evento se realizará en Latino Power.
El repertorio de guitarra de Pimienta será presentado el próximo 10 de agosto en la ciudad de Bogotá. El evento se realizará en Latino Power.
Foto: Guillermo Camacho

A Henry lo conocí en el Mercado Cultural de Caribe, en la ciudad de Cartagena, a finales de 2022. Allí presentó su repertorio para guitarra. Desde ese entonces no hemos perdido comunicación. Henry Pimienta Pushaina nació el 5 de diciembre de 1995 en Uribía, municipio del departamento de la Guajira. Con 27 años, este músico graduado de la Universidad del Atlántico, le dio una nueva interpretación y sonoridad al género. Creó el primer portafolio de guitarra clásica wayúu.

Sus raíces culturales lo han llevado a explorar la sonoridad musical simbolizando y combinando elementos, además de su contribución a la hora de mostrar la realidad de su región.

Le sugerimos leer: La Unesco ve daños “más grandes de lo estimado” en el centro histórico de Odesa

La vena musical la lleva en la sangre: su padre tocaba guitarra, cantaba y recitaba poesía. Por herencia de los abuelos de Pimienta, se convirtió en un amante de las expresiones artísticas de manera aficionada. En una parranda, el hombre llegó con serenata para su madre. Su hijo, el niño Henry Pimienta, agarró la guitarra para unirse a ese toque privado. Tenía 12 años.

Con boleros y otros ritmos musicales comenzó a aprender en nuevos círculos armónicos. Aunque su interés por este oficio fue evidente y muy prematuro, su madre no quería que estudiara música. Comenzó entonces con la Ingeniería Mecánica en Barranquilla, el semestre más triste de su vida, según contó.

Por la misma temporada, durante el 2013, su padre falleció, acontecimiento que marcó el inicio de sus estudios musicales y que le dio fuerza para seguir con la guitarra. Su lucha y vocación musical lo llevaron a estudiar Bellas Artes en la Universidad del Atlántico: en Uribía no había escuelas de formación de artes.

Podría interesarle: “Yerbabuena”: ritmos andinos para el mundo

Al llegar tuvo que aprender ciertas habilidades como la de leer partituras, pero necesitó de un preparatorio. Se inscribió en Licenciatura en música profesional en donde aprobó en los dos exámenes. Fue el momento en el que comenzó a forjarse el sueño e identidad del músico que quería ser. Su maestro, Fanor Aguirre, lo formó en la guitarra. Henry Pimienta se convirtió en el primer egresado de ese programa.

Soñaba con llevar su territorio a Barranquilla a través de técnicas extendidas y del sonido de la Tropa, de la Sawawa. Sobre la segunda, (instrumento tradicional wayúu, flauta pequeña con un timbre cercano al clarinete), identificó que tenía líneas melódicas simples y las podía dividir varias voces para lograr un acercamiento a su sonoridad a través de la guitarra.

Cuando terminó su carrera en 2019, comenzó toda su creación e investigación del territorio. Nacieron las obras para guitarra. La pandemia marcó un antes y un después, brindándole el espacio para crear y estar en su territorio la mayor parte del tiempo.

Le podría interesar leer: Agnotología o del combate de la ignorancia: ideas para destruir las aulas de clase

Basado en una filosofía wayúu que dice “Tenemos que escucharnos desde adentro”, comenzó a trabajar: aprendió sobre las partituras con autores de otros lugares. Fueron cosas que entendió técnicamente, pero no en lo que para él fue lo más importante en ese momento. Su maestro, Joaquín Prince Jayariyú “Inco”, le sirvió de referente para encontrarse y escucharse desde adentro.

A su música siempre la ha puesto al servicio de su cultura, Para él, mirarse en ella ha sido fundamental para moldear la naturaleza de pertenecer a la etnia wayúu. Sus canciones son vivos retratos de ese territorio. Se reflejan los cantos de las aves, el llanto de las mujeres en los velorios, el sonido de los pasos para encontrarse con los muertos… Son similitudes rítmicas y melódicas en la comunión de una sawawa. Ahora ya sabe cómo valerse del Jadechi (canto caracterizado por la nasalidad), para narrar los sucesos de su comunidad.

Su repertorio de guitarra será presentado el próximo 10 de agosto en la ciudad de Bogotá. El evento, que se realizará en Latino Power, estará acompañado por los djs y coleccionistas Mateo Rivano (dj Barba Roja) y Edgardo Garcés (dj Guajiro) director de la agrupación Ghetto Kumbe.

Le sugerimos leer: Hiroshima y Nagasaki, la tragedia vista en letras

Su álbum portafolio para guitarra será lanzado en el mes de octubre. En él se incluyen composiciones como Sumain wayúu (que traduce paisaje Wayuu), Achijirawa (despertar wayuu), Sones de Kasha (emula la sonoridad de la Kasha, tambora wayúu que tiene un carácter social), Tormenta wayúu (una obra que busca mostrar la transición de la llovizna y la tormenta). También se cuentan Voces de estrellas, Lágrimas de una Majayut, Ascendencia espiritual, entre otras.

La etnia wayúu a la que pertenece Pimienta, lo identifica como un líder. Ha forjado su carácter desde la pedagogía, convirtiéndose en maestro para las nuevas generaciones: actualmente enseña guitarra a niños y jóvenes.

La forma de ver la vida para el pueblo wayúu es colectiva. “Tenemos que ser más solidarios, darnos la mano para seguir construyendo colectivamente. No somos dueños del territorio, somos parte de él”, dijo Pimienta, para quien su sueño más grande es dignificar su cultura: la música y los orígenes sonoros de su obra tienen una relación con la naturaleza de su geografía. Allí radica la importancia de sus investigaciones y de su producción musical.

Por Guillermo Camacho

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar