El Magazín Cultural

Publicidad
4 Mar 2022 - 2:00 a. m.

“Yarokamena” llegó a Berlín para quedarse

La historia de la rebelión liderada por un indígena uitoto hacia 1917 formó parte de la programación de Forum Expanded de la Berlinale. El director Andrés Jurado y la productora María Rojas Arias relatan cómo fue la experiencia.

Janina Pérez Arias

“Yarokamena” rescata la historia de un indígena Uitoto, interpretado en el filme por Gerardo Sueche Cañube, y su lucha por proteger su territorio.
“Yarokamena” rescata la historia de un indígena Uitoto, interpretado en el filme por Gerardo Sueche Cañube, y su lucha por proteger su territorio.

La historia de una sublevación llegó hasta Berlín para quedarse. El cortometraje Yarokamena, dirigido por Andrés Jurado y producido por La Vulcanizadora, formó parte de la sección Forum Expanded de la 72ª edición del Festival Internacional de Cine de Berlín.

El director Jurado y la productora María Rojas Arias pudieron estar en la capital alemana para presentar esta película, que se centra en la rebelión liderada por el indígena uitoto Yarokamena en la región de la Amazonia compartida entre Perú y Colombia hacia 1917. El líder de los grupos de iutotos fraguó el alzamiento contra la famosa y poderosa Casa Arana, dedicada a la explotación del caucho, como también responsable de sembrar el terror, la esclavitud y la muerte entre ese pueblo originario.

La historia de este alzamiento, que pudo haber inspirado a las venideras generaciones oprimidas, fue prohibida durante muchos años.

La producción colombiana Yarokamena fue escogida junto a una treintena de trabajos provenientes de varios países. En la sección Forum Expanded se muestran películas que no tienen cabida en los circuitos comerciales, pero que son de vital importancia para el desarrollo y la buena salud de la cinematografía mundial. En esta sección se reúne un puñado de valientes realizadores que dinamitan los límites del séptimo arte.

Le invitamos a leer: Salud, la mirada hacia adentro

¿Cómo recibieron la noticia de la participación en Forum Expanded y cómo fue la experiencia en esta Berlinale tan extraña de 2022?

María Rojas Arias (productora de Yarokamena): Fuimos seleccionados después de participar en la selección de la Berlinale y de un proceso de curaduría muy fluido por parte del equipo de la sección Forum Expanded.

Ulrich Ziemons y Ali Younis, curadores principales del Forum, nos enviaron la notificación de que Yarokamena iba a ser parte del programa de esa sección que este año tuvo como subtítulo Closer to the Ground (más cercano a la tierra).

Recibimos la noticia con mucha alegría y notificamos a nuestro equipo de trabajo.

La presencia viva del público y de los directores en las proyecciones en las salas de cine de Berlín resultó ser un desafío tremendo para todos y en particular para los curadores del Forum. Las reglas sanitarias impuestas para enfrentar el covid pusieron más dificultades, pero la insistencia y el cuidado hicieron posible que participáramos y presentáramos la película ante el público. Fue una suerte y un privilegio.

¿Cómo fue la respuesta del público?

Andrés Jurado (director de Yarokamena): La respuesta fue impresionante. El Forum Expanded no es competitivo, la gente que asiste a los filmes de esa sección ya sabe que va a ver propuestas arriesgadas, que integran una reflexión intensa sobre el cine y las formas de hacer películas. Es pues un espacio muy singular en todo el espectro de las secciones de la Berlinale, porque se ponen al límite algunas formas y modelos de creación y producción. En ese sentido, Yarokamena representa todo eso. Nuestra película es una forma muy especial de trabajar en conjunto narrativas sobre la colonización y el espacio que compartimos con distintas naturalezas.

El público recibió el filme con una gran impresión y, por mensajes que hemos recibido después del estreno mundial, muchos espectadores dicen que sintieron “volar su cabeza”.

¿Creen que “Yarokamena” puede encontrar mejor recibimiento fuera de Colombia?

Andrés Jurado: Pensamos que la recepción de Yarokamena en Colombia será igual de interesante. Es una película que rodea los mismos límites de lo que Colombia ha considerado fronteras. La Amazonia representa una tercera parte del país y además es una región mucho más grande que abarca, podríamos decir, parte del continente, por lo que es plurinacional. No sabemos si esto influya en su recepción fuera de esos límites, pero lo que sí sabemos es que ya hay un interés de que Yarokamena circule en varios países.

Le recomendamos leer: Muerdo: “De vez en cuando hay que darle de comer a la sombra”

Tomando en cuenta que fue una historia prohibida y oculta, ¿cuál es la relevancia de rescatar el relato de “Yarokamena” hoy?

Andrés Jurado: No nos vemos rescatando el relato. La historia aparece como un proceso de trabajo conjunto con los colegas de La Chorrera (Amazonas, Colombia). Desde hace tiempo, las prácticas narrativas de los uitotos son conocidas y muy respetadas en los círculos antropológicos. Yarokamena aparece así y nosotros enfocamos la fuerza de ese relato compartido por Gerardo Sueche Cañube (consejero de los pueblos uitotos) hacia un lugar más circunspecto, hacia las historias de las múltiples colonizaciones, hacia la relación con las tecnologías de representación y la espiritualidad.

¿Creen que el trabajo cinematográfico de La Vulcanizadora puede servir como aporte a la revisión histórica, social y cultural en Colombia?

Andrés Jurado: Eso también dependería de los ojos y de la conciencia sobre el cine que hacemos, y también puede servir para revisar el futuro del tipo de sociedades que están en continuo proceso de producción. En La Vulcanizadora, que es la casa productora de Yarokamena, sabemos que el cine que hacemos es devoto de unas experiencias que pensamos son respuestas a algunos enigmas y a las encrucijadas de un territorio en común que es el cine en sí mismo. Ese territorio lo seguimos defendiendo como un espacio de libertad, transformaciones y revoluciones.

La historia de Yarokamena cuenta una apuesta por liberarse de unos explotadores transnacionales en defensa de su territorio; esto antecede a una guerra de límites con Perú y la explotación por parte de ellos apoyada por los ingleses. Por tanto, puede hasta aportar a la revisión de esas responsabilidades coloniales en donde Colombia es solo uno de esos agentes.

Le puede interesar escuchar: Jaime Granados, entre los dramas y las resurrecciones del derecho penal | Pódcast

¿Qué se llevaron de la Berlinale en cuanto a experiencias, vivencias, aprendizaje?

María Rojas Arias: La Berlinale fue una experiencia maravillosa que demostró el cuidado, interés real y comprometido hacia este tipo de películas como la nuestra. A partir de la selección en Forum Expanded, Yarokamena ha pasado a ser parte del archivo de Arsenal Kino (cine Arsenal) en Berlín; allí están resguardadas, se cuidan y restauran películas importantísimas para el futuro.

Para nosotros, ha significado un aprendizaje y además un modo de entender cómo nos relacionamos con las historias que tocan a cada país. El cine experimental es una fuente importante de experiencias y visiones sobre la historia, no solo como documento de lo que se ve, sino del que ve y produce o cuestiona una mirada. Esto es reconocido por la Berlinale y nosotros agradecemos infinitamente este reconocimiento.

Síguenos en Google Noticias