Elecciones 2018

Candidatos a la Presidencia, en la línea de partida

Son 13 los candidatos que recorren el país, planteando sus propuestas y cavilando estrategias. Tres sectores se identifican: la derecha, la izquierda (que algunos llaman radical) y el centro, más inclinado a la izquierda.

La carrera por la Presidencia es de largo aliento y algunos se pueden quedar a mitad de camino. / iStock

La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) lanzó en la tarde de ayer en Ciudad Bolívar, en Bogotá, su campaña, tanto a Congreso como a Presidencia. En su gira por el país presentando su programa, Germán Vargas Lleras tuvo un encuentro ocasional en Manizales con el expresidente Álvaro Uribe y su candidato del Centro Democrático, Iván Duque, donde, según dijo, intercambiaron opiniones “sobre el acontecer nacional”.

Sergio Fajardo se fue para la región Caribe acompañado, entre otros, de Antanas Mockus. Todos los demás —Alejandro Ordóñez, Humberto de la Calle, Marta Lucía Ramírez, Gustavo Petro, Carlos Caicedo, Juan Carlos Pinzón, Piedad Córdoba, Clara López y Viviane Morales— también estuvieron de correría por Colombia, participando en foros, hablando con la gente, exponiendo sus propuestas. A su vez, el debate en las redes sociales se hizo intenso, con ideas e insultos que van y vienen.

Lea: Arranca segunda fase de la Ley de Garantías

Es curioso: todos los colombianos sienten que desde el año pasado estamos en campaña, pero, según el calendario oficial de la Registraduría, el punto de partida lo marca la apertura de la inscripción de candidatos, que fue ayer e irá hasta el 9 de marzo y, en el caso de los que van a consulta popular, hasta el 16. Pero aunque cada quien está concentrado en lo suyo, es decir, en ganar apoyos ciudadanos, las fuerzas políticas siguen haciendo cálculos y tejiendo estrategias, al fin y al cabo se trata de la lucha por el poder.

El inicio de la campaña muestra de entrada el alineamiento de tres sectores bien definidos: uno de derecha, que encarnan la coalición entre los expresidentes Uribe y Andrés Pastrana —en la que Duque, Ramírez y Ordóñez pelean por la candidatura única— y Vargas Lleras. Muy cerca de ellos, al menos en lo ideológico, se podría ubicar a Morales y Pinzón. Uno de izquierda, donde se ubican Petro, Caicedo, Córdoba, Clara López y el mismo Rodrigo Londoño, candidato de la FARC. Y está otro sector que bien podría definirse como de centro-izquierda, representado por Fajardo y De la Calle.

El lunes pasado se definieron las consultas del 11 de marzo, día de las elecciones legislativas, para escoger candidatos. Paradójicamente, la coalición que parecía estar en crisis salió avante y, al final, Duque, Ramírez y Ordóñez se medirán en las urnas. Cada uno comenzó a arreciar su campaña en las distintas regiones del país, eso sí, atentos a las encuestas que van saliendo y que, quiérase o no, comienzan a marcar tendencias.

Vea el análisis sobre el "Desafío uribista" en #VengaLeCuento

Por ejemplo, en el Opinómetro de Datexco del lunes, realizado para W Radio, se ve un empate técnico en la intención de voto entre Ramírez (6,9 %) y Duque (6,8 %), mientras Ordóñez está muy atrás (2,3 %). Un mano a mano en el que el senador uribista podría sacar ventaja con el correr de los días, apoyado en la bancada parlamentaria del Centro Democrático. Su reto es darse a conocer lo suficiente, dado que no sólo Vargas Lleras sino varios sectores políticos lo consideran “muy pollo”, o sea, sin la experiencia suficiente para dirigir el destino de un país tan complejo como Colombia.

El caso de Ordóñez, entre tanto, parece rendirle honor al conocido refrán que dice que “el buen hijo vuelve a casa”. Esta semana se le vio muy a gusto en la sede del Partido Conservador, en un foro sobre emprendimiento. Allí aprovechó para recordar que el ideario de esa colectividad es la base de su actuar político y privado y que, por lo mismo, se siente con el derecho de pedirles a sus militantes que lo acompañen en su carrera por la jefatura de Estado.

Un camino que no se ve despejado, pues, según fuentes de la colectividad azul, un amplio sector parlamentario está ya muy cercano a Vargas Lleras. Es el caso de senadores como Hernán Andrade, Efraín Cepeda y Roberto Gerlein, además del representante a la Cámara David Barguil. A Marta Lucía Ramírez algunos le cobran el no bajarlos de “enmermelados”, pero senadores como Jorge Pedraza pulsan a su favor, mientras que con Ordóñez, si bien la relación es cordial, ven complicado sumarse a la polarización alineándose con los del No en el referendo por la paz de 2016.

Por supuesto, no falta quien crea que se debe tener candidato propio, pero no Ubéimar Delgado o Rubén Darío Lizarralde, quienes se postularon como precandidatos, pero que, dicen, no jalonan votos. El Espectador conoció que hace algunos días Juan Carlos Pinzón, aspirante por firmas y con pasado en las juventudes conservadoras, tanteó la posibilidad de ser avalado por el partido. Y que hay quienes aún guardan la esperanza de que Luis Alfredo Ramos reciba la absolución definitiva de la Corte Suprema y pueda entrar en la contienda. Por cierto, Miguel Gómez Martínez, cabeza de lista al Senado, es afín al uribismo. Sea como sea, las mayorías están, por ahora, con Vargas Lleras, con quien creen que tendrían “más juego” en un eventual gobierno.

Lea también: "No le tememos a la verdad": Timochenko lanza su candidatura a la Presidencia

Por los lados de la Coalición Colombia —la de Fajardo, la Alianza Verde y el Polo—, la prioridad por estos días es impulsar las listas al Congreso. Además de Mockus, al candidato lo acompañan en su gira los senadores Jorge Enrique Robledo y Claudia López. Y, a decir verdad, no han volteado a mirar por las ventanas del bus para atender los llamados de otros candidatos que piden pista para llegar y buscar un acuerdo programático. Esa puerta, y es algo que se ha reafirmado desde el interior de la campaña, sigue cerrada.

Tan cerrada que Clara López prefirió apartarse de la consulta con Petro y Caicedo para intentar acercamientos con De la Calle. Han tenido comunicación constante y ahí ha tomado fuerza la hipótesis de que ambos conformen una fórmula presidencial en la que, por supuesto, habría que definir qué rol cumpliría cada uno. Lo que más refuerza esa posibilidad es que, si bien a simple vista De la Calle pareciera más cercano ideológicamente a Fajardo, un acuerdo entre ellos se ve lejano. Esa es una de las razones por las que varios congresistas liberales culpan por adelantado al candidato de la Coalición Colombia si se llega a perder la oportunidad de llegar a la Presidencia, pues el seguir divididos podría significar que pasen Vargas Lleras y el de la coalición Uribe-Pastrana a segunda vuelta.

Yendo más a la izquierda, Piedad Córdoba, por el momento, no ha contemplado la opción de hacer parte de alguna coalición. Su candidatura fue avalada con 836.790 firmas y su objetivo es convertir esos apoyos en votos reales. En este espectro político entra un nuevo jugador en el tablero: la FARC. Como ya se dijo, su candidato, Rodrigo Londoño, Timochenko, y la lista al Congreso, se presentaron al país ayer, desde Ciudad Bolívar, reafirmando que el objetivo es ser poder en un futuro e insistiendo en un gobierno de transición. La exguerrilla tendrá que iniciar su aventura en la política legal en solitario, pues nadie quiere estar con ella.

Así está, pues, la línea de partida. Las elecciones a Congreso de marzo serán una especie de primarias para ver quién está más fuerte. Entonces podría darse un reacomodo de las fichas. Vargas Lleras ya ni siquiera descarta una alianza con sectores afines —donde caben desde el uribismo hasta los conservadores, pasando por Viviane Morales y Pinzón— para evitar que la izquierda se haga al poder. Porque, augura, Petro, Caicedo y Clara López se terminarán uniendo con Fajardo y De la Calle.

735736

2018-01-27T21:00:00-05:00

article

2018-01-27T21:00:01-05:00

[email protected]

elecciones-2018

-Redacción Política

Política

Candidatos a la Presidencia, en la línea de partida

52

8518

8570