Kim Kardashian organiza una fiesta para Kanye West

La celebridad quiere festejar la salida del hospital de su esposo reuniendo en su casa a sus familiares.

Kanye West y Kim Kardashian.AFP

Kanye West salió del centro hospitalario UCLA de la ciudad de Los Ángeles tras estar ingresado más de una semana a causa del "agotamiento físico y mental", así como la privación de sueño, que le obligaron previamente a cancelar el resto de conciertos de su gira mundial 'The Saint Pablo Tour', ha llenado de alegría a Kim Kardashian, quien ha querido festejar la ocasión haciendo lo que mejor sabe: organizar una fiesta. (Leer Kim Kardashian se aleja de la vida pública para cuidar a Kanye West).

"Se encargó de organizar una pequeña celebración con torta y todo, pero fue algo muy íntimo y tranquilo", aseguró una fuente a US Weekly. (Leer Kanye West, ¿con problemas mentales?).

A pesar de que la intención inicial fuera disfrutar de una tranquila reunión únicamente junto a sus seres queridos, las famosas cuñadas del rapero -Khloé y Kourtney Kardashian y Kendall Jenner- no pudieron resistirse a compartir en sus redes sociales algunas fotografías de la fiesta, gracias a las cuales se ha podido saber que Kim decidió decorar su vivienda con balones en forma de estrella en tonos azules y plateados para crear un ambiente festivo en el primer día que Kanye West pasaba fuera del hospital. (Leer también Kourtney Kardashian y Scott Disick retoman su relación).

"Todo el mundo se alegra de que por fin esté en casa y las cosas puedan volver a la normalidad", añadió el informante.

Por su parte, el bache de salud que ha atravesado Kanye West le habría servido para darse cuenta de que necesita empezar a tomarse con más calma su carrera profesional y aprender a encontrar un equilibrio entre sus exigentes compromisos de trabajo y su vida familiar.

Kanye West está bajo la supervisión de su médico personal, Michael Farzam, lo que significa que el músico no ha superado por completo los efectos de la enfermedad y necesitará seguir con su tratamiento en casa.

Los allegados al famoso matrimonio aseguran que Kim Kardashian está especialmente encantada de tener a su esposo en la casa, ya que la celebridad llevaría varios días preocupada ante la posibilidad de que West tuviera que permanecer confinado en su habitación del hospital durante las fiestas navideñas.

"Incluso si a Kanye le hubieran recomendado que se quedara en el hospital un mes más, Kim hubiera hecho todo lo posible por conseguir que lo dejaran salir para pasar la Navidad en casa con ella y sus hijos [los pequeños North y Saint]. No le importaría que después tuviera que regresar al hospital, pero le resultaría terrible si, en lugar de disfrutar de su hogar y de los suyos, tuviera que atravesar esos días tan especiales en lugar tan deprimente", explicaba recientemente una fuente al citado medio, antes de revelar que Kim se había encargado personalmente de "alimentar" a Kanye West y atender otras necesidades básicas durante buena parte de su estancia en esas instalaciones.

Temas relacionados