"Quiero crear sentido de pertenencia con el país": Srta Colombia

Lucía Aldana le contó a Cromos qué significa ser la mujer más bella del país. Confesiones de reina.

Entre las cinco finalistas, ¿cuál era su mayor rival?

Huila, tiene mucha presencia.

¿Qué cree que hubiera podido hacer mejor esa noche?

Estoy totalmente satisfecha con lo que hice. Nunca perdí la tranquilidad.

¿Qué pasó por su mente cuando la eligieron?

Cuando Huila me abrazó para felicitarme pegué un grito de emoción, quería buscar a mi familia.

¿A quién le dedica la corona?

A Dios, soy una mujer de fe y desde que empecé señorita Valle no me desamparó; y luego, a mi familia, la sudamos como nunca.

Su mayor sacrificio en este concurso.

Dejar mi rutina de estudiante para meterme en la de reina.

¿A quien extrañó esas dos semanas?

A mis papás, es una tradición en mi casa almorzar los tres a las 12 del día.

¿Qué es lo primero que va a hacer cuando llegue al Valle?

Tengo ganas de ir a la casa de cada persona que me apoyó y darles las gracias personalmente.

¿Cuál fue su amuleto para esa noche?

Siempre cargo una foto de mis papás en la Biblia.

¿A quién se encomendó?

A Dios, desde que empezó la transmisión no paré de orarle para que me diera tranquilidad.

¿Quién fue su mejor compañera?

Norte de Santander me hizo reflexionar en varias ocasiones, y Nariño me contagió sus ganas de dejar en alto el nombre de mi departamento.

¿Qué va a extrañar?

No me apego a nada. Si hay que vivir cosas que impliquen sacrificios, no me importa, estoy dispuesta a asumirlos.

¿Qué le dice a los que no creyeron en usted estas dos semanas?

Que nunca fueron tema de importancia para mí, pero que gracias porque si no existieran, no tendría gracia este concurso.

¿En qué pensaba cuando solo quedaron dos?

Aproveché para pedirle disculpas si algo que hice en estos días le molestó, le di las gracias y pensé que yo iba a ganar.

¿A quién agradece su triunfo?

A todas las personas que confiaron en mí desde que fui elegida señorita Valle y que, a pesar de los obstáculos, siguieron ahí.

¿Qué quiere hacer en este momento?

Me siento extasiada, quiero tener unos minutos con mis papás y orar.

Su propósito como Señorita Colombia.

Hacer que todos los colombianos tengamos sentido de pertenencia.

¿En qué puesto pensó que iba a quedar?

De Señorita Colombia.

¿Cuál fue su arma para meterse entre las favoritas desde el principio?

Ser natural, no ser ni la más alta, ni la más delgada. Ser Lucía.

¿El mejor consejo que le dieron?

Sonríe y sé tú misma.

¿Cuál no siguió?

Que desfilara con picardía. Que fuera coqueta en la pasarela.

¿Cómo se controló a la hora de responder?

Fue terrible, yo estaba relajada, pensé que iba a decir algo chévere, me dejé llevar por la gente y me desconcentré.

¿Qué pueden esperar los colombianos de Lucía como Señorita Colombia?

Pueden esperar a una ciudadana dispuesta a entregarlo todo por ellos.

¿Qué fue lo más duro del Concurso?

Alejarme de mi familia.