Irina Shayk no consuela a Cristiano Ronaldo

Mientras el futbolista reflexiona sobre la derrota sufrida por la selección portuguesa, la modelo se divierte en una sesión de fotos.

Cristiano Ronaldo e Irina Shayk.AFP

Tras la derrota de la selección portuguesa en su primer partido mundialista contra Alemania -el equipo de Cristiano Ronaldo encajó cuatro dolorosos goles-, al delantero del Real Madrid le habrían sido muy útiles tanto la comprensión como las caricias de su exuberante pareja, la supermodelo rusa Irina Shayk, pero lamentablemente ella estaba disfrutando de su última aventura profesional en Nueva York. (Ver galería Cristiano Ronaldo, la soledad de una estrella).

Ha sido la propia Shayk la que parece haber dejado el ámbito futbolístico en un segundo plano -tras protagonizar alguna que otra campaña publicitaria junto al portugués- para centrar su actividad promocional en la nueva sesión de fotos que protagonizará para la firma Avon, un proyecto que podría tenerle mucho más entusiasmada que los retos deportivos a los que se enfrenta su chico. (Leer Así fue como Irina Shayk 'preparó' a Cristiano Ronaldo para Brasil 2014).

"Hoy es nuestro gran día para la campaña de Avon. Qué ganas tengo de empezar el trabajo", escribía en su perfil de Facebook mientras los aficionados portugueses contemplaban la contundente derrota de su equipo.

Pese a que Irina Shayk no hará acto de presencia en Brasil a menos que Cristiano Ronaldo alcance las rondas finales de la competencia, por el momento su nombre no deja de estar ligado al Mundial Brasil 2014, sobre todo desde que fuera elegida la mujer con el "pelo más sedoso y brillante" de las muchas que están pendientes estos días de la participación de sus parejas en la Copa Mundo, según una encuesta organizada por el portal HairTrade.com.

Más allá del buen estado de su cabello, lo que de verdad parece tener ensimismada a Irina estos días es su inminente debut cinematográfico en 'Hércules' junto al actor Dwayne 'The Rock' Johnson, una incursión en el séptimo arte que llegará a las salas de cine de todo el mundo este verano.