Publicidad
11 Jun 2022 - 12:19 a. m.

Alejandro González presenta “Álvaro”, la historia de un colombiano migrante

Siguiendo la línea de su ópera prima, ‘Lázaro’ (2020), el director encuentra en el documental el género perfecto para construir y documentar la vida de aquellas personas que se cruzan en su camino y que para otros pasan desapercibidas.
El realizador bogotano estrena ‘Álvaro’, una película documental que sigue durante varios años a un colombiano que dejó todo en Colombia por vivir el sueño americano en Nueva York,
El realizador bogotano estrena ‘Álvaro’, una película documental que sigue durante varios años a un colombiano que dejó todo en Colombia por vivir el sueño americano en Nueva York,
Foto: Cortesía

Una nueva película colombiana renueva la cartelera cinematográfica a partir del 23 de junio. Se trata de Álvaro, el segundo largometraje de José Alejandro González, realizador bogotano que se ha esforzado por retratar al ser humano a partir de la captura de imágenes genuinas con una profunda cercanía con los sujetos retratados.

Tras graduarse en 2006 en Dirección Cinematográfica y Montaje de Cine del Centro de Estudios Cinematográficos de Catalunya, este director, fotógrafo y productor encontró en el documental el género perfecto para construir y documentar la vida de aquellas personas que se cruzan por la suya, y que para otros pueden pasar desapercibidas.

Es el caso de Álvaro Duque Isaza, el protagonista de su segunda película documental, un hombre colombiano que dejó a su familia para buscar el sueño americano y que ahora, a los 70 años, mira frente a la cámara su vida en retrospectiva y con sinceridad habla de sus deseos de reencontrarse con sus seres queridos y de la relación conflictiva que tiene con Doris, su pareja.

Con Álvaro, el director José Alejandro González sigue la línea narrativa que lo ha definido como realizador, esa que forjó desde que realizó la serie documental Todos somos buenos, en la que retrata a personajes que conoció en un viaje que hizo desde Nueva York hasta Bogotá. El título de este trabajo audiovisual responde a su premisa de vida de que los seres humanos no son totalmente buenos o malos, simplemente son muchas cosas a la vez y resulta difícil definirlos en una sola faceta.

“Están llenos de matices y cuando uno se acerca con empatía con la cámara, muchas veces lo que recoge son aspectos positivos de la vida”, asegura el director.

Álvaro, producida por Felipe Guerrero con su empresa Mutokino, ya se ha presentado en distintos e importantes festivales de cine, en The Colombian Film Festival de Nueva York (Estados Unidos), en Panorama Cine Colombiano París (Francia), en la Muestra Internacional Documental de Bogotá y el Festival Internacional de Cine de Cali 2021, donde se llevó el premio Luis Ospina a mejor director de largometraje nacional.

¿Como surgió Álvaro? ¿Por qué decidió retratarlo a él y no a otra persona?

En mis historias dejo que las cosas sucedan. Después de hacer la serie Todos somos buenos, en la que compartía 24 horas con personas a las que les preguntaba espontáneamente sobre temas de sus vidas, pensé qué pasaría si seguía a una de estas personas durante más tiempo. Y lo hice con Álvaro, con quien nos acompañamos, quizá por su soledad y la mía, en una ciudad como Nueva York. Él tiene una fuerza vital sorprendente, su salud mental lo lleva a estar en el borde todo el tiempo, viviendo en una línea delgada que lo acerca y lo aleja de su propio bienestar.

¿Qué más se retrata de él en la película?

Su fuerza como personaje es evidente, sus profundas reflexiones, sus cambios de ánimo, su filosofía de vida. Algo que me interesó mucho fue su ausencia de Colombia por tanto tiempo, una deuda de su pasado que pudo saldar. Al final puedo decir que nos conocimos en el 2013 y filmamos durante siete años, tiempo en el cual nació una amistad que aún se mantiene y en la que de cierta manera nos hemos apoyado mutuamente.

Después de tanto tiempo de grabación, ¿cómo define el ‘Álvaro’ que presenta en este documental?

Alguien lleno de humanidad, de contradicciones, pero sobre todo alguien aferrado a la vida, buscando bienestar, como lo hacemos todos a nuestra manera. Obviamente, Álvaro ha tenido sus consecuencias, ha estado preso, alejado de su familia, inmerso en un caos, pero hay algo en él que lo hace seguir adelante y eso para mí es muy potente en su historia. No creo en tener vidas perfectas porque todos en la intimidad tenemos nuestra realidad, a la que debemos enfrentarnos, y eso viene con luz, pero también con oscuridad. Álvaro es un retrato de la soledad, del desarraigo, de esa decisión de ir a vivir en Estados Unidos en busca de un mejor futuro.

¿Cómo es Álvaro ahora, respecto al que conoció en 2013?

La película le ha dado a Álvaro algo bonito y especial que ha generado un cambio en él, en su realidad: una película sobre su vida, eso no lo tenía antes de que nos conociéramos. En estos momentos es Álvaro con todo un proceso de rodaje y conversaciones conmigo. Hace unas semanas estrenamos la película en The Colombian Film Festival de Nueva York y ahí en frente del público me di cuenta, por la emoción en sus palabras, que este proyecto había significado algo importante para él.

¿Y cómo es José Alejandro respecto al que conoció y empezó a grabar a Álvaro?

Un José Alejandro más completo, logré mirar la vida, darle sentido a mi hacer con la cámara. Yo viajé mucho por el mundo grabando personas, recogí cientos de historias que estoy seguro se ven reflejadas en esta película que estamos lanzando, uno es lo que ha vivido.

Síguenos en Google Noticias

Temas recomendados

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.