Publicidad
25 Jan 2022 - 2:00 a. m.

“Express”, tras las huellas de un criminal fugaz

La serie española cuenta la historia de un thriller familiar que refleja la velocidad e inmediatez de la vida, desde los ojos de una mujer que lucha en lo profesional y familiar, quien también es víctima de un secuestro exprés.

María Camila Gil Niebles

Maguie Civantos en una escena de "Express" junto a Esteban Meloni. / Cortesía Starzplay
Maguie Civantos en una escena de "Express" junto a Esteban Meloni. / Cortesía Starzplay
Foto: Julio Vergne

En una era donde los envíos son exprés, al igual que la comida, el servicio y los matrimonios, no podían faltar los secuestros exprés. En este mundo pospandemia la criminalidad se ha vuelto el “pan de cada día”, y en España los delitos han ido en aumento, aunque la policía ha intentado contenerlos. Ese es el motivo por el que Bárbara Vázquez, una brillante psicóloga criminal presenta su renuncia en el Cuerpo Nacional de Policía y comienza a trabajar para Zentral Risk, una aseguradora que busca tener cobertura antisecuestro. Para ello recluta a un equipo especializado que incluye a un expandillero mexicano, que cumple condena por perpetrar secuestros exprés. Sin embargo, su mayor objetivo será comprender por qué ella se convirtió en la víctima y así descubrir a las personas que resquebrajaron su vida y su familia.

Maguie Civantos es la actriz encargada de estar en la piel de esta valiente policía que intenta todo por ser la mejor en su trabajo, aunque su vida familiar, su autoridad de madre con una hija adolescente, se caiga a pedazos. En este caso se trata de una mujer con problemas del hoy, empoderada.

(Le recomendamos: “Succession”, la historia de un drama familiar)

Express | Tráiler Oficial | STARZPLAY

He tenido la suerte de trabajar en series de mujeres y donde lideran mujeres, donde se cuentan historias. La serie trata muchísimos temas, pero uno de ellos es el complejo de no ser una buena madre por querer ser la mejor en el trabajo. Es ver cómo está ella llena de contradicciones. Para mí es el reflejo de muchas mujeres. Creo que es algo muy empático y van a empatizar con ese personaje, y tener este tipo de personas que nos representan, para mí ahí está el componente feminista”, asegura Maguie Civantos.

Al momento de construir el personaje, Bárbara fue la primera actriz que se le vino a la mente a los guionistas. Iván Escobar y Antonio Sánchez buscaban a alguien que pudiera mostrar las diferentes capas de una mujer. Alguien que no solo intenta ser brillante en su vida familiar, sino también en su vida profesional. A pesar de que muchas veces los guionistas y directores no pueden ser correspondidos por todos los actores, esta vez los creadores contaron con suerte. En este caso los guiones no fueron construidos desapegados del actor. Debían entender a una mujer desde adentro, desde su templanza, sus ganas de salir adelante, pero también desde sus miedos y traumas.

“Estuvimos muchos años con ella en Vis a Vis y muchas veces los guionistas trabajamos con alguien ya en la cabeza, y si nos cambian al actor es muy difícil. Las ideas femeninas no se pueden impostar. La mirada, la sensibilidad de una mujer. Tenemos también un matrimonio en descomposición, como son el 90 % de los matrimonios. Un trabajo donde no se siente correspondida y ese hecho que la marcó para siempre. Porque ella estuvo cuatro horas secuestrada, donde fallaron los protocolos, falló la policía y falló su marido. Entonces, ¿cómo se reconstruye una relación cuando en el peor momento de tu vida tu marido te ha fallado?”, cuenta Iván Escobar.

Tras 17 semanas de rodaje en Madrid, los personajes interiorizaron cada palabra y cada palabra dicha. Civantos no es madre en la realidad, sin embargo, este personaje le mostró realidades con la que se siente identificada, con madres que viven la vida exprés.

(Puede leer: “Matrix Resurrecciones”, llega a HBO Max el próximo 28 de enero)

“Esta serie tiene de todo. Lo que más me gusta es que cada personaje es tan diferente, y lo interesante es que todos se reúnen en el mismo espacio con el mismo objetivo. Cada uno desde la manera de resolver sus cosas llegan a resolver lo mismo.

Es una serie con comedia, con acción, con golpes. Pasan muchas cosas en cada capítulo”.

Bernardo Flores es Malasangre, el exsecuestrador exprés con quien trabaja la protagonista.

Los retos para él no fueron menores, aunque fue un sueño llegar a la producción, debió amoldarse a las formas de actuar en España, sin perder su esencia. “Hablamos el mismo idioma, no obstante el choque cultural es grande, las maneras de actuar son distintas, las maneras de dirigir son distintas. A uno como actor le encanta que lo saquen de un sitio y lo pongan en otro, y le digan tienes que acoplarte a esto”, asegura Bernardo.

Aunque la modalidad de la serie sea mostrar el mundo exprés, la creación de los guiones y la historia completa fue todo lo contrario. “Sufrimos como perros. Nos hemos dado cuenta de que la primera o tercera idea es la misma que todo el mundo ha escrito. A partir de la sexta empezamos a descubrir escritos que ya no son lugares comunes. En tus primeras versiones no aparecen ese tipo de ideas, sino después de discutir mucho, de abrazarnos y de llorar. Para nosotros nuestra secuencia franquicia no era un personaje dando tiros o en una persecución, sino que después cuando llegue a la cama, esa mujer tome su mantita y se vaya a su auto hasta el maletero y tome posición fetal como cuando fue secuestrada. Ahí mismo donde pensó que moriría, ahí volvió a nacer.

Recibe alertas desde Google News