Publicidad
5 Feb 2022 - 2:30 a. m.

Kate del Castillo: “Llevo a Teresa en mi ADN”

Después de casi una década, la actriz mexicana regresó a Telemundo Internacional con la segunda temporada de la exitosa serie “La reina del sur”, esta vez mostrando su faceta como madre dispuesta a proteger a su hija hasta las últimas consecuencias. Habló del reencuentro con su personaje y los retos que enfrentó en esta nueva entrega.
Daniela Suárez Zuluaga

Daniela Suárez Zuluaga

Periodista Entretenimiento
A los 19 años, Kate Del Castillo se hizo conocida por su papel protagónico en la telenovela "Muchachitas" para Televisa en 1991. / Astrid Stawiarz.
A los 19 años, Kate Del Castillo se hizo conocida por su papel protagónico en la telenovela "Muchachitas" para Televisa en 1991. / Astrid Stawiarz.
Astrid Stawiarz
A los 19 años, Kate Del Castillo se hizo conocida por su papel protagónico en la telenovela Muchachitas para Televisa en 1991. / Astrid Stawiarz.
A los 19 años, Kate Del Castillo se hizo conocida por su papel protagónico en la telenovela Muchachitas para Televisa en 1991. / Astrid Stawiarz.
Foto: Getty Images - Astrid Stawiarz

El regreso de Teresa Mendoza, quien, tras convertirse en una de las mayores traficantes de droga en España en La reina del sur, desaparece sin dejar rastro alguno, es inminente, y ahora, en esta segunda temporada de la exitosa serie, basada en la novela de Arturo Pérez-Reverte, se ve forzada a regresar a ese mundo tan peligroso para salvar la vida de su hija.

La trama, que cautiva la pasión de millones de fans, llega con Teresa huyendo de México para evitar a la mafia de la droga que mató a su novio, el Güero, interpretado por Rafael Amaya. Ocho años después, está viviendo con su hija en la Toscana, Italia, tratando de tener una vida normal alejada del mundo del narcotráfico y la violencia gracias al programa de protección de testigos. Sin embargo, la tranquilidad no es para ella.

(Le recomendamos: “Jackass Forever” y “Moonfall” intentarán destronar a “Spider-Man”)

Incluso estando en otro continente, su hija Sofía es secuestrada por Epifanio Vargas, un político malévolo que quiere obligar a Teresa a regresar a México para aliarse y que ella le ayude a destruir al candidato de la oposición y ganar la presidencia de la manera más sucia, vil y corrupta.

Con un elenco conformado por Isabella Sierra, Eric Roberts, Humberto Zurita, Mark Tacher y Eduardo Yáñez, la serie, que ya está al aire en Telemundo Internacional, regresa después de casi una década contando una historia diferente, pero que tiene la misma esencia de la temporada anterior. Kate del Castillo habló con El Espectador sobre su experiencia interpretando a Teresa Mendoza y cómo fue reencontrarse con este papel después de ocho años.

¿Cómo fue para usted reencontrarse con su personaje de Teresa luego de casi una década de haberla interpretado por primera vez?

Regresé con mucho miedo e inseguridad, porque no sabía si después de tanto tiempo la gente iba a recordar a Teresa Mendoza, y tampoco sabía si yo me iba a acordar de cómo interpretarla. Ha sido un personaje que ha estado conmigo desde la primera vez, y cuando empecé a leer el guion de esta temporada, me di cuenta de que lo llevo en el ADN. Los capítulos de esta temporada son como pequeñas películas donde los espectadores encontrarán historias que los van a envolver mucho. Estoy muy feliz con el resultado.

¿Qué pasará con “La reina del sur” en esta segunda temporada?

La última vez que vimos a Teresa estaba embarazada, y Oleg le pregunta se no le da miedo tener hijo, ella le responde que sí, y que justamente por eso quiere tenerlo, porque necesita sentir miedo otra vez. Y vaya que sí lo va a sentir en esta segunda temporada. La vamos a ver también en Italia, tratando de vivir una vida normal vendiendo mermeladas con su hija Sofía, que ya tiene ocho años. Eso es lindo porque el time line es el mismo en la vida real, justo hace ocho años se terminó la primera temporada.

(Puede leer: “Oscuro deseo 2″, la serie que desafió a Catherine Siachoque)

¿Cómo crió Teresa a su hija?

Teresa entrenó a su hija para que fuera como ella. No es una niña normal, porque no viene de una mujer normal. Teresa no le enseñó que la vida es color de rosa y que va a llegar el príncipe azul a salvarla, no. Todo lo contrario, le dice que la vida es dura y le enseña a enfrentarla como debe ser; creo que eso es lo que a muchas mujeres nos hizo falta.

¿Teresa Mendoza es un personaje ficticio?

Completamente. Las personas tienden a pensar que no, que es la vida de alguna mujer que sí existió, pero no es así. Lo que sí es cierto es que el personaje está rodeado de eventos y personas reales; de hecho, algunos siguen siendo amigos de Arturo Pérez Reverte, el autor de la novela en la que se basa la serie. Él es un apasionado de México, y el primer acercamiento que yo tuve hacia todo este mundo fue a través de su libro, así que no tenía muchos otros lugares de dónde agarrarme para inspirarme. Me aventé y poco a poco fui aprendiendo más, hasta que construí a Teresa.

(Le puede interesar: Flow Calle: Zion, Farina, Yandel y otros artistas que aparecerán en la película)

¿Cómo muestra una evolución esta segunda temporada con respecto a la primera?

Son muchas cosas. La primera temporada de la serie está muy vinculada al libro y tiene mucho corazón por parte de todo el equipo. Es mi preferida. En la segunda temporada ya somos ricos, los valores de producción cambian enormemente y eso se nota desde los tráileres. Viajamos a ocho países: Rumania, Italia, España, Rusia, México, Estados Unidos… fueron muchísimos lugares los que visitamos y eso lo van a ver los espectadores en pantalla. Con respecto al personaje, vamos a ver a una Teresa Mendoza más madura, pero, sin duda, más guerrera, porque el amor más grande que siente una mujer es hacia un hijo, y se metieron con su hija, así que va a estar muy buena esta temporada.

Read more!

¿Cómo fue para usted trabajar como madre de Isabella Sierra?

Fue increíble desde el principio, porque encontrar a la hija de Teresa Mendoza no fue tarea fácil. Tenía que ser una niña que se viera pequeña, pero que a la vez fuera madura actoralmente, que fuera atlética, etc, creo que más de 300 niñas hicieron casting para el papel. Isabella es una gran actriz, arriesgada, no le tiene miedo a nada. Ella me estudió muchísimo a mí como Teresa Mendoza, y eso fue algo que me pareció muy inteligente por parte de ella, porque gracias a eso pudimos trabajar en equipo y fortalecer ese lazo de madre e hija.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. cookies. cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar