30 Jan 2020 - 2:00 a. m.

“La ciencia ficción que me gusta se siente real”: Armando Iannucci

El director y creativo británico de origen italiano es el responsable de la serie “Avenue 5”, que transmite HBO, en la que se intenta reflejar el inminente caos de la sociedad actual.

-Redacción Medios

El director Armando Iannucci durante una jornada de grabación de la serie “Avenue 5”. / Cortesía HBO
El director Armando Iannucci durante una jornada de grabación de la serie “Avenue 5”. / Cortesía HBO

Armando Iannucci crea a partir del humor. Así ha sido desde que comenzó a destacarse diseñando programas para radio. Después incursionó en el medio audiovisual y recurrió a la parodia para contar historias tanto en la gran pantalla como en el medio televisivo.

En cine se estrenó con In the Loop y al estrellato norteamericano saltó en 2012 con la serie Veep. Ahora está al frente de la propuesta Avenue 5 para HBO, con la que quiso explorar los terrenos de la ciencia ficción, sin perder la sátira y la ironía que lo han caracterizado.

El director y creativo británico de origen italiano reveló detalles del proceso de realización de este trabajo audiovisual.

¿De dónde surgió la idea de un crucero espacial ambientado en el futuro?

Estaba interesado en hacer una historia de ciencia ficción, pero no quería hacer una parodia o imitación, quería hacer algo real. La ciencia ficción que me gusta se siente real, donde las personas han ido al futuro y es una descripción precisa de dónde podríamos estar, o dónde tomaron una cosa y realmente la exageraron, pero todo lo demás se mantuvo igual.

¿Cuál era la intención con la serie “Avenue 5”?

Creativamente, me fascinan los movimientos de masas y la locura de las multitudes, lo que genera que ocurran más cosas locas en un momento político e internacional. De alguna manera quería capturar el inminente caos y la fatalidad que tenemos en este momento. Sabía que involucraría a una gran variedad de espectadores, a personas que no son exactamente lo que dicen que son, pero que también tienen esta corriente subyacente de otras 5.000 personas que podrían cambiar en cualquier momento. Una olla a presión.

¿Cómo compara esta serie con trabajos anteriores?

Cuando termino algo, solo quiero que lo siguiente se sienta diferente a lo que acabo de hacer. Estoy seguro de que algunas personas esperarán que esto sea como Veep in Space, pero al escribir tratamos de no hacer eso. Por ejemplo, no hay muchos insultos. Veep se trataba de personas que solo intentaban pasar el día; Avenue 5 se trata de personas que intentan superar sus vidas, al menos en los próximos tres años. En la anterior, todos estaban a punto de pelear y en esta todos tratan de calmarse. Obvio, habrá una audiencia de Veep mirándola, pero espero que también atraiga a personas que podrían no haberla visto porque, tal vez, no querían ver una comedia política.

¿Qué encontró particularmente liberador de “Avenue 5”?

No sé por qué esto no se hace más seguido. Aparte de pagar por tener un reparto temprano, es solo una habitación. De alguna u otra forma, los ensayos pasan en el set y siempre hay otras 500 personas alrededor, con equipamiento contratado y revisando el tiempo en sus relojes. Por otra parte, prefiero ensayar en un pequeño salón de iglesia o en una oficina durante dos semanas. Intentamos hacer eso antes de cualquier episodio.

¿Qué nos puede contar sobre el personaje de Rav Mulcair?

Rav es la jefa de control de la misión de Judd Space Enterprises. La veo como una fanática del control que siempre disfruta tener la razón y planificar cualquier eventualidad. La conocemos en un momento de su vida en el que hay un accidente, una cosa para la cual nunca se preparó. Cuando la presión finalmente llega, no sabe cómo manejarla. Es un estudio realmente interesante sobre el poder y el aspecto humano de ser alguien con autoridad.

¿Cuáles fueron los momentos favoritos al grabar con Rav Mulcair?

Acabo de recordar una historia que perdimos porque no había tiempo para ponerla en el guion. En esa escena Rav se va a casa y durante los primeros días no menciona nada del viaje al resto de su familia y luego, por supuesto, todo sale en las noticias y dicen: “Pero íbamos a descubrir esto de todos modos”. Ella simplemente se niega a admitir que el barco estaba varado.

¿Cómo se le ocurren esa clase de personajes y cómo les hace casting a los actores que los interpretan?

Me gusta trabajarlos desde la esencia. Luego, una vez sabemos quién es el actor, escribimos sobre esa persona, en lugar de decir: “Bueno, este personaje debe tener esto, esto y esto”. Hay algunos actores que ya tenía definidos. Por ejemplo, sabía que quería trabajar de nuevo con Rebecca Front y lo que hacemos es que nos sentamos algunas horas (o Skype, si no están en el país) para hablar sobre las características de su rol.

Para usted, ¿qué tan importante fue que los actores se salieran de sus zonas de confort?

Creo que todos tienen que hundirse o nadar un poco. De todos modos, quiero salir de mi zona de confort al no hacer otra comedia política. A veces lo más gracioso no es justo lo que se dice sino la expresión de la otra persona mientras lo escucha. Tenía cámaras puestas en distintos puntos del set, así los actores nunca saben a qué cámara se están dirigiendo. Cuatro de ellas estaban rodando al mismo tiempo, así no me perdía de ninguna reacción.

Recibe alertas desde Google News