El cine iberoamericano traspasa fronteras gracias a las plataformas digitales

Los canales de televisión cerrada o de streaming se han convertido en grandes aliados de los realizadores que no encuentran espacio de exhibición en circuitos comerciales. Así mismo, siguiendo el modelo de HBO y han apostado por desarrollar historias locales que cambian el panorama audiovisual al consolidar una audiencia global y al realizar series de televisión con estándares del cine.

Imagen del rodaje de "La defensa del dragón" de Natalia Santa, nominada a mejor ópera prima iberoamericana en los Premios Platino 2018.Tomada de Facebook.com/pg/defensadragon

Con el auge de las plataformas digitales, la industria audiovisual ha tenido que adaptarse en los últimos años a diferentes medios de exposición y exhibición. Poco a poco los realizadores han encontrado un punto medio entre la mística que tiene el hacer cine para ser presentado en pantalla gigante y el que, por diversas razones, termina siendo visto en pantallas pequeñas como las de una tableta o celular. (Leer Adriana Barraza y Daniela Vega reciben los primeros premios de los Platino 2018).

Una de las grandes razones por la que las películas no llegan a las salas de cine es porque a las producciones que no son realizadas en Hollywood les queda muy difícil competir económicamente para lograr igual publicidad o proyecciones en varias salas. Otra de las razones es el auge del consumo audiovisual en dispositivos móviles y el cambio de comportamiento del consumidor, que actualmente prefiere ser el que decide cuándo y dónde ver lo que quiere ver. (Leer Premios Platino, la pantalla del cine iberoamericano).

Ante estos cambios culturales, los productores cinematográficos, Egeda (entidad de gestión de derechos de los productores audiovisuales), Fipca (federación iberoamericana de productores cinematográficos y audiovisuales) y las academias de cine iberoamericano se unieron en 2014 para crear unos premios que pretenden ser los Óscar de la región: los Platino. Además de hacer una ceremonia en la que se reconoce el talento de directores y actores, los premios organizan un foro y varias actividades en las que se dan cita todas aquellas personas encargadas de sacar adelante una película, un documental o una serie de televisión.

Ellos son los más dispuestos a probar suerte con otras pantallas de exhibición como canales de televisión premium y plataformas en streaming. En Fox y Netflix han encontrado grandes aliados para difundir las historias que realizan y que por no tener aún una red de distribución consolidada en América Latina y España, el público se quedaría sin ver filmes que, a pesar de ser muy premiados en festivales de cine como Cannes, Venecia, Toronto o Tribeca, no llegan a los circuitos de exhibición tradicional. (Leer "La mujer del animal", "El libro de Lila" y "La defensa del dragón", las colombianas en los Premio Platino 2018).

Enrique Cerezo, presidente de los Premios Platino, explica que las casas de distribución de todo el mundo, excepto las grandes de Estados Unidos, no viven un buen momento, por lo que estos galardones animan a la industria a buscar otras formas de distribución.

Está claro que ahora es cuando más cine se ve, más que en cualquier otra época. Actualmente se pueden ver películas en salas, plataformas y canales de televisión abierta y cerrada”, dice, y recuerda que ahora se produce un 20% más de películas en la región respecto a lo que se hacía hace cinco años, lo que “significa que los productores tienen posibilidades de hacerlas y que hay plataformas que están interesadas en todo lo que tiene que ver con el producto iberoamericano”.

La productora cubana Ivette Liang, quien califica como “frustrante” el hecho de invertir tantos años de trabajo en una película para durar apenas una semana en salas, reconoce que al final es un “triunfo” que el público las pueda ver así sea en el celular. (Leer Marcela Rincón: el arte de animar).

Natalia Santa, directora colombiana de "La defensa del dragón", también comparte esa visión y sostiene que son cosas con las que hay que lidiar. “Yo misma consumo cine en computadores, en televisores, así que hay que asumir que hay otro tipo de ventanas, públicos y dispositivos que se convierten en ganancia para las películas con infraestructura pequeña”.

Otro de los cambios que vive la industria es el auge de las historias hechas para televisión. Cerezo asegura que en la industria se viven ciclos y que el cine está en constante evolución.

Aprovechando que están de moda las series de televisión, los Premios Platino han abierto en los últimos dos años tres categorías para esta industria (miniserie o teleserie cinematográfica, mejor actriz y mejor actor).  El actor español Adrián Lastra, quien interpreta a Pedro Infantes en la serie “Velvet”, cree que actualmente tanto los productos como los actores hechos para la pantalla chica tienen más visibilidad que el cine, por lo que su participación en estos premios sirve también como apoyo para generar conversación y lograr difusión en medios de comunicación.

De igual forma, gracias al trabajo liderado internacionalmente por el canal HBO, ya no hay una línea que separa el talento de los actores de cine y televisión, pues se mueven de una plataforma a otra.

Nos están dando la oportunidad, gracias a las plataformas digitales, de traspasar fronteras. En el caso de ‘Velvet’, que lleva cuatro años funcionando tan bien a nivel mundial, es porque mucha gente se puede identificar con esta historia que se desarrolla en España. Todo el mundo puede conocer a algún personaje de esta serie, y gracias a las plataformas digitales. llegamos a países que no imaginábamos”, relata Lastra.

Este cruce de fronteras también ha servido para que el espectador conozca la idiosincrasia de los países y acepte consumir audiovisuales hablados en otros idiomas o en un español diferente.

El sello de ‘Velvet’ es muy personal, pero intentamos no variar nuestro lenguaje para que se pueda entender en Colombia, Ecuador, Perú o Argentina. Lleva cuatro años entendiéndose y la gente quiere ver lo que ha visto a lo largo de cuatro temporadas, por eso esta primera temporada de ‘Velvet colección’ (una historia derivada de la original) tiene el mismo lenguaje de las antiguas”, explica.

Así como los actores trabajan entre el cine y la televisión, los realizadores también. Las series han adoptado formas de trabajar típicas del cine y eso ha hecho que las historias tengan mejor factura y se conviertan en un hit, como es el caso de “Narcos” y ahora mismo “La casa de papel”, programas hablados en español que han logrado (cada uno en su tiempo) hacer historia al consolidar una audiencia global.
 

752884

2018-04-29T09:18:26-05:00

article

2018-04-29T09:23:50-05:00

lcontreras_78

none

Lilian Contreras Fajardo

Cine

El cine iberoamericano traspasa fronteras gracias a las plataformas digitales

78

7381

7459