Jennifer Lawrence habla de la experiencia más humillante de su carrera profesional

Cuando aún no había ganado un Óscar, la actriz fue criticada por su físico. "Aún estoy aprendiendo que no debo sonreír cuando un hombre me hace sentir incómoda", dice.

Jennifer Lawrence.AFP

"Cuando era mucho más joven y estaba empezando, los productores de una película me dijeron que debía perder casi siete kilos en dos semanas". Así fue como Jennifer Lawrence comenzó su discurso en la conferencia Women in Hollywood organizada por la revista Elle. (Leer Reese Witherspoon fue agredida por un director cuando tenía 16 años).

No es la primera vez que la artista de 27 años recuerda cómo los cánones estéticos de la industria la han hecho sentir 'gorda', pero tal vez por el momento turbulento que vive Hollywood debido al escándalos por las agresiones sexuales cometidas por el productor Harvey Weinstein, el discurso de Lawrence tomó gran importancia. (Leer Bill Cosby, Woody Allen, los hermanos Affleck y otros escándalos sexuales de Hollywood).

Jennifer Lawrence recordó cómo, cuando intentaba consolidar su carrera como actriz, vivió el momento más humillante de su vida.

"Una productora, una mujer, me hizo ponerme en fila al lado de otras cinco chicas, todas desnudas, y las demás eran mucho más delgadas que yo", comentó en la gala que rindió tributo a ocho mujeres por su influencia.

"Nos quedamos de pie, hombro con hombro, únicamente con unos trozos de cinta cubriendo nuestras partes íntimas. Después de una experiencia tan humillante y degradante, esa misma productora me dijo que debería usar mis fotografías como motivación para hacer dieta", recordó la actriz que hoy tiene en su repisa de premios un premio Óscar.

Desde que saltó a la fama con "Los juegos del hambre", Jennifer Lawrence no ha dudado en repetir que muchas veces se negó a adelgazar para dar así un buen ejemplo a todos los fans de la saga cinematográfica.  

En el evento Women in Hollywood, la artista contó otra anécdota poco motivacional. Según la artista, cuando se quejó por el maltrato que estaba recibiendo en otro proyecto, se encontró con que la respuesta no era precisamente la que estaba esperando. Aunque otros miembros del equipo de producción coincidieron con ella en que no necesitaba adelgazar, los términos que utilizaron para expresar esa misma idea le resultaron casi tan hirientes como la forma en que la habían tratado.

"Me respondió que personalmente no comprendía por qué todo el mundo pensaba que estaba gorda, porque él consideraba que era perfectamente 'fol**ble'. Permití que me trataran de esa forma porque sentí que debía hacerlo por mi carrera", afirmó Lawrence, quien fue homenajeada por Elle junto a Laura Dern, Jessica Chastain, Margot Robbie, Tessa Thompson, Riley Keough, Cicely Tyson y Kathleen Kennedy.

Luego de enfrentarse a ese tipo de exigencias o comentarios, Jennifer Lawrence ha aprendido a reclamar el respeto que se merece sin sentir que está siendo 'problemática' por ello.

"Aún estoy aprendiendo que no debo sonreír cuando un hombre me hace sentir incómoda. Todo ser humano debería poder reclamar que se le trate con respecto solo por serlo. En un mundo perfecto, cada ser humano debería tener el poder de ser tratado con respeto, porque son humanos. Pero hasta que lleguemos a eso, yo voy a prestar mis oídos y mi voz a cualquier chico, chica, hombre o mujer que no sientan que se pueden proteger a ellos mismos".

"Juntos vamos a parar este tipo de comportamientos. Pararemos de normalizar estas situaciones terribles. Cambiaremos la narrativa por todas esas personas que persiguen sus sueños", finalizó su intervención Lawrence, quien recientemente participó en el filme "Mother!", dirigida por su pareja Darren Aronofsky.