Carolina Ramírez: “Por fin dejé de hacer veinteañeras”

En este momento encarna a Yeimi Montoya en la serie de Caracol Televisión, un personaje que se parece a ella en el carácter, aunque dice que se inspiró en J. Lo, Ivy Queen, Farina y Karol G.

El Espectador
25 de junio de 2018 - 09:00 p. m.
Carolina Ramírez dice que quiere ser actriz toda la vida y que no le llama la atención ser una protagonista que tenga que luchar contra ella misma para verse de menos edad.   / Cortesía
Carolina Ramírez dice que quiere ser actriz toda la vida y que no le llama la atención ser una protagonista que tenga que luchar contra ella misma para verse de menos edad. / Cortesía

¿Cómo la convencen para hacer parte del proyecto de “La reina del flow”?

En verdad les costó un montón. Yo llevaba varios años sin hacer nada en televisión y estaba muy feliz haciendo teatro, aunque también participé en una película a comienzos de 2017, después apareció Lucho Jiménez, el productor de esta serie y me habló sobre una propuesta basada en el reguetón. De inmediato dije que no, pero después me dejé convencer por el personaje, porque era de mi edad. Por fin dejé de hacer veinteañeras y me cautivó el carácter de Yeimy Montoya.

¿Cuál fue el modelo actoral que utilizó para interpretar a esta reina del “flow”?

En cuanto a la dirección de arte, tuve un referente superclaro que es J.Lo. Ese era el estilo que quería darle al personaje, aunque también investigué a Ivy Queen. En el casting teníamos que hacer un performance y cantar un reguetón, pero yo aclaré desde el comienzo que yo no iba a cantar. Sin embargo, la escogí a ella porque implicaba ir en contra de ese estilo del reguetón sexual que pordebajea a la mujer. También utilicé los referentes colombianos, que son Farina y Karol G.

¿A partir de esos referentes construyó a Yeimy Montoya?

A partir de ahí construí la forma, el fondo ya venía escrito en el papel, en donde realmente está la esencia de lo que se quiere mostrar del personaje.

Usted es bailarina, ¿cómo es su relación con el baile del género urbano?

Yo creo que tiene un estilo muy marcado porque sus ancestros son el break dance y el hip hop, que son disciplinas muy complejas de interpretar. Por ejemplo, hay un paso que se hace con la cabeza que nunca lo pude hacer, pero recibí un par de clases. Lo que pasa es que descubrimos que Yeimy ya había quemado esa etapa del baile, porque ella cuando sale de la cárcel tiene 35 años. Ese momento, para ella, es de venganza y de ahí sus líricas tan marcadas.

¿Qué fue lo más fácil y qué fue lo más retador de afrontar este proyecto?

¿Hay cosas fáciles en esta profesión? Aunque creo que lo más sencillo en realidad fue pasarla bien porque tienes un equipo alrededor que es capaz de soportarte. Ahí todo es divertido. Y se pone complejo cuando el reloj comienza a marcar y tenemos que hacer tantas escenas. Cuando este trabajo se vuelve hostil, no me gusta.

En cuanto a su comentario frente a los papeles de personajes de 20 años, ¿es difícil que le lleguen propuestas que se adapten a su momento actual?

Yo pensé que como ahora hay una nueva generación de mujeres muy talentosas y muy bellas, ellas se dedicarían a hacer ese tipo de personajes que yo ya hice en algún momento. Creo que cada personaje que me ha llegado se me ha ajustado a lo que yo quería y necesitaba, incluso el personaje de Yeimy Montoya. Es muy diferente mi visión del mundo hoy, cuando tengo 35, que cuando tenía 22 y hacía La hija del mariachi.

Usted sale en televisión desde muy joven, ¿cómo ha sido su relación con la fama?

El reconocimiento y la fama son diferentes. Famoso puede ser cualquiera. Garavito era famoso por lo que hizo; pero otra cosa es el reconocimiento, porque haces un trabajo honesto y porque eres disciplinado en tu oficio. Yo amo mucho mi profesión y, en realidad, me ha costado mucho estar en el punto en el que estoy porque yo quiero seguir siendo actriz hasta cuando sea viejita. No quiero ser protagonista y luchar contra mí misma para parecer siempre de 20. Por fortuna, en mis personajes siempre me ponen bonita, pero en algún momento eso va a dejar de pasar.

“La reina del flow” ya está grabada en su totalidad, ¿se despojó con facilidad de su personaje?

Hay personajes que cuestan más que otros en ese proceso de deconstrucción. El más duro para despojarme fue La Pola porque fue particularmente especial. Lo que más me ha dolido de dejar a un lado de Yeimy es no volver a ver a los amigos que uno hace durante ese trabajo. Lo más duro es dejar a la familia que uno construye en ese instante porque uno está con ella más de 14 horas diarias. Lo único que me gusta de los lanzamientos es que uno se vuelve a encontrar con los amigos.

¿Cuál es su canción favorita de reguetón?

Mi canción favorita es Mi gente. Es que es muy buena y muy pegajosa también, pero lo que más me gusta de lo urbano es la salsa choque, que es salsa urbana, finalmente.

Por El Espectador

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar