9 Jun 2020 - 8:30 p. m.

Daniel Radcliffe responde a polémicos trinos de JK Rowling sobre identidad de género

“Las mujeres transgénero son mujeres. Cualquier declaración en sentido contrario borra la identidad y la dignidad de las personas transgénero", fue el mensaje del actor.

Agencia EFE

Agencia EFE

El actor británico Daniel Radcliffe afirmó este martes que espera que los comentarios de la escritora JK Rowling sobre identidad de género, considerados por algunos transfóbicos, no “contaminen” la saga de Harry Potter a ojos de sus seguidores.

“Las mujeres transgénero son mujeres. Cualquier declaración en sentido contrario borra la identidad y la dignidad de las personas transgénero y va en contra de todos los consejos dados por las asociaciones profesionales de atención médica que tienen mucha más experiencia en este tema que Jo o yo”, fue el mensaje del actor.

Radcliffe hizo estas declaraciones en un comunicado publicado en la página web de The Trevor Project, una organización de prevención del suicidio dentro de la comunidad LGBT, después de que Rowling comentara este fin de semana en Twitter que solo las mujeres menstrúan, lo que indignó a grupos que consideran esa perspectiva discriminatoria.

Me doy cuenta de que ciertos medios de prensa probablemente querrán pintar esto como una lucha interna entre JK Rowling y yo, pero eso no es realmente de lo que se trata, ni es lo que es importante en este momento”, aclaró el actor de 30 años.

Todo empezó cuando el sábado compartió un enlace a un artículo titulado “Opinión: Creando un mundo post-COVID-19 más igualitario para la gente que menstrúa” e ironizó con que “esa gente que menstrúa solía tener un nombre”, en alusión a la mujer.

Ese comentario fue considerado por algunos usuarios y organizaciones como discriminatorio hacia otras personas que también pueden menstruar, como la gente transgénero o de género no binario, y también hacia las mujeres que por algún motivo no tienen el periodo.

“Si el sexo no es real, no hay atracción hacia el mismo sexo. Si el sexo no es real, la realidad vivida de las mujeres a nivel mundial se borra. Conozco y amo a las personas trans, pero borrar el concepto de sexo elimina la capacidad de muchas personas de discutir sus vidas de manera significativa. No es odio decir la verdad”, escribió JK Rowling en su Twitter.

“La idea de que las mujeres como yo, que hemos sido empáticas con las personas trans durante décadas, sintiendo parentesco porque son vulnerables de la misma manera que las mujeres, es decir, a la violencia masculina, ‘odian’ a las personas trans porque creen que el sexo es real y han vivido las consecuencia, es una tontería. Respeto el derecho de toda persona trans a vivir de cualquier manera que se sienta auténtica y cómoda. Marcharía con ustedes si fueran discriminados por ser trans. Al mismo tiempo, mi vida ha sido moldeada por ser mujer. No creo que sea odioso decirlo”, agregó en su trino la creadora de Harry Potter.

Radcliffe, que ha encarnado al joven mago Potter en ocho películas, agregó en el comunicado que lamentaba que para algunos seguidores de la saga “la experiencia de los libros [de Harry Potter] se haya empañado”.

“Si estos libros te enseñaron que el amor es la fuerza más fuerte en el universo (...) que las ideas dogmáticas de pureza conducen a la opresión de los grupos vulnerables; si crees que un personaje en particular es trans, no binario o de género fluido, o que son homosexuales o bisexuales; si encontraste algo en estas historias que te resonó y te ayudó en cualquier momento de tu vida, entonces eso es entre tú y el libro que leíste, y es sagrado”, señaló.

El actor, quien comenzó a apoyar a la organización estadounidense The Trevor Project en 2009, también explicó que “según el Proyecto Trevor, el 78% de las personas transgénero y los jóvenes no binarios denunciaron haber sido objeto de discriminación debido a su identidad de género. Está claro que debemos hacer más para apoyar a las personas transgénero y no binarias, no invalidar sus identidades y causar más daños”.

Cabe recordar que J.K. Rowling ya había sido acusada de transfobia en el pasado: en diciembre expresó apoyo a Maya Forstater, una investigadora despedida por unos trinos considerados transfóbicos sobre un proyecto gubernamental para que la gente declarara su propio género.

Comparte: