Publicidad

Érika Olavarría y la mirada internacional en la noticia

La periodista chilena tiene más de 25 años de experiencia en medios de comunicación y ha trabajado en países como Chile, España y Francia. Forma parte del equipo de corresponsales de France 24.

01 de marzo de 2022 - 02:00 a. m.
Érika Olavarría, quien ha trabajado en prensa, radio y televisión, actualmente es parte del programa "Tour por Francia". / Cortesía France 24.
Érika Olavarría, quien ha trabajado en prensa, radio y televisión, actualmente es parte del programa "Tour por Francia". / Cortesía France 24.

Durante su carrera ha ejercido en medios impresos, de radio y de televisión, ¿qué tipo de medio prefiere?

Cada tipo de medio tiene su encanto, su técnica y su estilo. Cuando salí de la universidad, entre mis compañeros de carrera el sueño era trabajar en los periódicos, porque la televisión no era bien vista. Pero paradójicamente fui aceptada en un medio televisivo, donde además de divertirme mucho en mi práctica, descubrí que era un mundo inmenso, igual de serio y con muchos desafíos al igual que un periódico. En France 24 los periodistas solemos ser camarógrafos también, así que, igual que mi trabajo como redactora, tengo la dicha de ponerme detrás de una cámara.

¿Cuál ha sido su experiencia más positiva como periodista/reportera internacional?

Una historia muy linda que recuerdo fue durante la época más dura del covid. Con mi colega Julie Dungelhoeff hicimos un largo reportaje sobre el empobrecimiento de la gente debido a la pandemia, y en una fila de la ayuda alimentaria conocimos a Luz, una colombiana de más de 70 años de Pereira. Es adorable, y la sigo viendo periódicamente, y a quien pudimos ayudar con el reportaje, pues muchas personas le aportaron económicamente y pudo salir de sus deudas. En eso fue muy importante la ayuda de la comunidad colombiana en París.

¿Y cuál experiencia negativa recuerda?

Negativas, no hay muchas, pues incluso en coberturas difíciles resultan cosas buenas, por ejemplo durante la toma de rehenes en Trêbes, en el sur de Francia, donde unos pandilleros nos amenazaron con palos para hacernos salir de su barrio y un vecino me trajo té de menta, panqueques y me cargó las baterías.

Ha cubierto sobre cultura, política, deportes, entretenimiento, derechos humanos y feminismo, ¿qué tema le hace falta cubrir?

Me gustaría viajar aún más por Europa, este continente es apasionante y en este momento, por qué no, acercarme al conflicto en la frontera ruso-ucraniana. Nunca he cubierto un conflicto bélico. También me gustaría realizar algún reportaje en América Latina, nuestro hermoso continente. Me gusta sobre todo la parte humana de las historias, más que los grandes personajes o autoridades.

¿Cómo ha sido trabajar en una cadena internacional como France 24, articulando actividades entre París y Bogotá?

Ha sido un gran desafío, empezando por la diferencia horaria, ya que Bogotá tiene seis o siete horas menos que París. Pero también un apoyo, pues, aunque sea a distancia y muchas veces a través de Whatsapp, es rico sentir ese espíritu latino positivo que mueve montañas. Se siente en cada conversación o intercambio con los colegas de Colombia, sobre todo cuando vives en Francia, un país mucho más estructurado y frío.

¿Qué es “Des-informando”?

Es una iniciativa de France 24, materializada en un programa sobre noticias falsas, muy didáctico y orientado a los jóvenes, para enseñarles a detectar la información verdadera de la falsa, que circula, sobre todo, en las redes sociales, que es el medio preferido de ellos para informarse. La versión en español se graba una vez por año coincidiendo con la semana de los medios en las escuelas de Francia.

¿Qué diferencias ha encontrado entre la forma de ejercer periodismo en América Latina y Europa?

Muchas diferencias. Creo que si bien el trabajo en el terreno es similar, las diferencias se notan, sobre todo en la libertad que tienen los periodistas en Francia, y Europa en general, para informar sin censura. A diferencia de Latinoamérica, los medios públicos son muy robustos e importantes, con gran audiencia y rigurosidad. France 24 es una prueba de ello. Y veo diferencias también en la manera de trabajar, especialmente en televisión. La estructura que se usa en Francia es muy similar a la del cine, las historias se cuentan con secuencias, donde cada plano y cada imagen tienen algo que decir.

¿Cómo va en su “Tour por Francia”?

¡Muy bien! Ha sido una experiencia interesante. Al momento de esta entrevista llevamos grabados cinco de los ocho capítulos que tendrá el programa, en diferentes regiones de Francia. Hemos aprendido mucho sobre este país y su gente, pero también sobre el trabajo en equipo entre personas de diferentes culturas que llevan muchos días conviviendo lejos de sus familias.

¿Cómo ha sido atravesar toda Francia en una réplica eléctrica de un auto clásico?

Es cierto que el modelo es un clásico, pero como tú bien dices, es una versión eléctrica nueva, casi un prototipo, por lo que hemos tenido algunas incidencias técnicas menores que nos han obligado a ser prácticos y reactivos. Son situaciones que ponen a prueba la cohesión del grupo, y afortunadamente hemos superado esos desafíos con creces.

Esta historia le puede interesar: Ella prevendió servicios de belleza en pandemia, no quebró y ya ofrece 40 empleos

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar