26 Jan 2021 - 9:30 p. m.

Estrella surcoreana Song Yoo-jung fue encontrada muerta a sus 26 años

El fallecimiento de la joven reabre el debate sobre la presión a la que están expuestas los artistas de Corea del Sur.

Redacción Gente

Song Yoo-jung, actriz de 26 años, fue encontrada muerta en Seúl, Corea del Sur.

La noticia fue confirmada por la agencia Sublime Artist Agency, que representaba a la joven que también se dedicaba al modelaje, y a quien definió como “una gran actriz que actuó con pasión”.

Song Yoo-jung había comenzado en la industria de la actuación hace seis años y en 2019 se destacó por su participación en la serie web “Dear My Name”, en la que dio vida a una estudiante de arquitectura que buscaba el amor de su vida.

Como modelo, Song Yoo-jung apareció en comerciales de Estée Lauder y Baskin-Robbins, así como en varios videos musicales.

Aunque la agencia no ofreció detalles, fans atribuyen las causas del fallecimiento de Song Yoo-jung a las exigencias y presiones a las que son sometidas los jóvenes en la industria del entretenimiento surcoreana para que sean ídolos juveniles.

* Le puede interesar: El K-Pop, un fenómeno musical sin fronteras.

Los casos que más se conocen son los sufridos por los cantantes, mejor conocidos como estrellas del K-pop, que luchan con problemas mentales por soportar la vigilancia extrema de sus vidas para que no digan o hagan algo inadecuado.

A eso, se suma el acoso por parte de sus seguidores, algo que se intensifica en el mundo digital.

En los últimos años, varias estrellas del K-pop han muerto. Goo Hará y Sulli se suicidaron en 2019 luego de haber sido víctimas de abuso en redes sociales. En diciembre de ese mismo año, Cha In Ha, actor y cantante, fue encontrado muerto en su apartamento.

En junio de 2020 Kim Jeong-hwan, más conocido como Yohan, también fue encontrado muerto.

En 2015, Ahn So-jin, una joven que quería formar un grupo de mujeres murió tras caer de un décimo piso, y dos años después, murió Kim Jong-hyun, integrante de la banda SHINee.

* Archivo: El K-Pop y el lado oscuro de sus ídolos.

Comparte: