Inseguridades e Instagram, las claves de Kylie Jenner para forjar su fortuna

Hace 4 años no se sentía conforme con su físico, especialmente con sus labios, por lo que decidió refugiarse en el maquillaje para competir con sus hermanas Kardashian-Jenner. Ahora, la celebridad de 21 años es la mujer más joven en el cuarto ranking anual que realiza Forbes sobre las 60 empresarias self-made más ricas de Estados Unidos en 2018.

Kylie Jenner. Archivo AFP

Hace dos años Kylie Jenner decidió rentabilizar la atención mediática que habían recibido sus labios, en los que desde 2015 -y hasta hace poco- se hace infiltraciones para aumentar su volumen, con el objetivo de lanzar su propia línea de labiales. (Le puede interesar: ¿Por qué Kylie Jenner se quitó el relleno de sus labios?).

El producto 'Lip Kits' resultó ser todo un éxito -se calcula que hasta la fecha ha vendido 630 millones de dólares- y se convirtió en la piedra angular de un imperio cosmético valorado en 800 millones de dólares, una cifra que la posiciona como la mujer más joven en el cuarto ranking anual que realiza Forbes sobre las 60 empresarias self-made más ricas de Estados Unidos en 2018.

Jenner, de 21 años y madre de la pequeña Stormi, supera en cifras a su hermana Kim Kardashian West, de 37 años, cuyo nombre tiene un valor de 350 millones de dólares, mientras que el de Kilye vale 900 millones de dólares. Incluso la publicación va más allá y la compara con empresarios como Mark Zuckerberg (creador de Facebook) o Evan Spiegel (creador de Snapchat), pues predice que si la compañía Kylie Cosmetics sigue con un crecimiento tan acertado, la más joven del clan Kardashian podría convertirse el próximo año en la "multimillonaria hecha más joven de todos los tiempos, masculina o femenina, superando a Mark Zuckerberg, que se hizo multimillonario a los 23 años". (Ver: La foto de la hija de Kylie Jenner rompe récord en Instagram).

Kylie Jenner se siente muy orgullosa de lo lejos que ha llegado un proyecto que comenzó invirtiendo sus propios ahorros -250.000 dólares ganados gracias a su trabajo como imagen de distintas marcas- y es consciente de que podría aumentar su considerable fortuna si vendiera Kylie Cosmetics al mejor postor, pero su esperanza es convertirlo en su legado.

 

"Quizá algún día se lo pasaré a Stormi [su hija de cinco meses], si es que a ella le interesa, claro", dice en entrevista a la revista Forbes. (Le recomendamos: Kylie Jenner borró las fotos de su hija en sus redes sociales).

Desde luego, la joven cuenta con experiencia de sobra en negocios manejados por la familia gracias a su trabajo en el reality 'Keeping Up with The Kardashians' y las aventuras empresariales que compartió con su hermana Kendall Jenner en la adolescencia.

Sin embargo, cuando su hermana comenzó a labrarse un nombre como modelo y sus respectivas carreras comenzaron a separarse, Kylie Jenner tardó un tiempo en descubrir su propia vocación.

"A mí me costó un poco más encontrar algo que hacer por mi cuenta", reconoce en la misma conversación, en la insiste en que su decisión de probar suerte en el mundo de la cosmética se basó en un interés genuino y no en motivos puramente financieros.

"En sexto grado ya utilizaba sombra de ojos morada. Recurrí al maquillaje porque me hacía sentir más segura de mí misma", y explica que por medio de tutoriales en YouTube aprendió todo sobre el arte del maquillaje, sobre todo a delinear y pintar su boca para crear la ilusión de unos labios más grandes. Fue en 2014 cuando se le ocurrió la frase "Kylie Lip Kits", que registró como marca y que sirvió para inspiración para el nombre de su compañía. (Archivo: Los problemas de autoestima de Kylie Jenner).
 

Autoestima y redes sociales

Kylie Jenner ha hablado muchas veces sobre las inseguridades que sentía por su apariencia física. No se sentía la más bella del clan Kardashian-Jenner, por lo que recurrió a las infiltraciones en los labios para hacer que su cara luciera como a ella le gustaba.

Al mismo tiempo, al ser una personalidad muy seguida en redes sociales, especialmente en Instagram y Snapchat, la artista sacó provecho de eso y empezó a venderse como marca. "Las redes sociales son una plataforma increíble", dice. (Recordar: Tuit de Kylie Jenner le hizo perder 1.300 millones de dólares a Snapchat).

Hace 4 años inspiró el "Kylie Jenner Lip Challenge", en el que jóvenes de todo el mundo hacían un reto para imitar los labios grandes de la joven, algo que la obligó a admitir, tras negarlo muchas veces, que el tamaño de su boca no era natural. Simultáneamente usó 250.000 dólares para mandar a hacer 15.000 kits de labiales, los cuales lanzó el 30 de noviembre de 2015 por un valor de 29 dólares. Forbes recuerda que los 'Lip Kits' se agotaron en menos de un minuto.

"Tengo un acceso tan fácil a mis fans y a mis clientes", admite la celebridad sobre el impacto que las redes sociales en su negocio.

 

Desde entonces, Kylie Cosmetics no ha hecho más que crecer con nuevos productos y nuevos canales de venta. En 2016 incursionó en Shopify con nuevos tonos y colecciones temáticas.

"Ningún otro influencer ha llegado a tal volumen o ha tenido los fanáticos ni la consistencia que Kylie ha tenido en los últimos dos años y medio", asegura Loren Padelford, directora de Shopify Plus, que también vende productos de los músicos Drake y Justin Bieber, así como de las Kardashian.

Pero no todo es perfecto. Forbes dice que los clientes de Kylie Jenner tienen entre los 18 y 34 años, quienes según Shannon Coyne, analista de investigación de acciones de BMO Capital Markets, pueden cambiar la preferencia de Kylie Cosmetics.

De hecho, la publicación asegura que en 2017 los ingresos de la hermana menor de Kim Kardashian crecieron sólo un 7% en 2017, ya que los ingresos de los 'Lip Kits' bajaron un 35% respecto a 2016.

últimas noticias

La cita es en Cúcuta

La cita es en Cúcuta

A descubrir a la Reina del Pacífico