Lady Gaga y Bradley Cooper de la mano en la presentación de "A Star Is Born" en Venecia

La cantante y el actor no pararon de sonreír y explicaron la razón de su buena conexión.

Bradley Cooper y Lady Gaga.AFP

Sonrientes y desafiando la lluvia que caía sobre Venecia, Bradley Cooper y Lady Gaga acapararon toda la atención de la jornada y mostraron la complicidad ganada durante el rodaje de A Star Is Born y que surgió cuando descubrieron su conexión italiana. (Lea: Bradley Cooper estrenará su película "A star is born" en el Festival de Cine de Venecia)

Entre gran expectativa y como las estrellas que son, Cooper y Lady Gaga llegaron a la Mostra cogidos de la mano y sonrientes para la presentación, fuera de competición, del debut del actor en la dirección con un remake de un clásico del cine.

Gaga con un largo y sencillo vestido blanco ella y él con un traje gris oscuro, la pareja no paró de sonreír tanto en el "photocall" previo a la rueda de prensa como en la comparecencia ante los periodistas, en la que explicaron la razón de su buena compenetración. (Lea: "Nace una estrella", la película de Bradley Cooper con Lady Gaga)

La cantante -cuyo nombre de nacimiento es Stefani Joanne Angelina Germanotta- es medio italiana por parte de su padre, al igual que Cooper, en su caso por su madre, y eso les hizo tener una conexión inmediata desde el primer día que se conocieron, como explicaron divertidos en Venecia durante la rueda de prensa de presentación del filme.

"Cuando nos reunimos por primera vez, después de 10 minutos comiendo -'pasta', apuntó Lady Gaga-, tuvimos una conexión inmediata porque venimos de familias italoamericanas y ambos somos de la costa este" de Estados Unidos, explicó Cooper.

La cantante y actriz resaltó que parte de su familia es de Venecia, por lo que calificó de "un sueño" poder estrenar la película en la Mostra.

Y aprovechó para alabar a su compañero de reparto y director de la película -es su ópera prima- ya que, pese a que como parte de su personaje, tenía que sentirse vulnerable, Cooper le hizo sentirse "muy cómoda".

"Tenía mucho miedo de acercarme a este personaje, pero mi amigo y compañero estuvo todo el tiempo conmigo. Siempre es bueno estar rodeado de gente que es mejor que tú y él es mejor que yo, he aprendido mucho de él, le miraba cómo movía las cámaras, cambiaba luces, es increíble en lo que hace", afirmó Lady Gaga.

Mientras que Bradley también alabó el excelente trabajo de la actriz y destacó además el privilegio de poder escucharla cantar nada más que para el equipo de la película.

"Estaría aquí dos horas hablando de todo lo que he aprendido de esta experiencia", afirmó el actor y ahora director, que quiso destacar que solo pudo realizar la película porque alguien creyó en él.

"Al final todo trata sobre la gente que cree en ti y que te permite enfrentarte a tus miedos que es la forma de aprender", afirmó ante la atenta mirada de su compañera.

Una actriz que reconoció sentirse un poco identificada con Ally, su personaje en la película, aunque reaccionaron de forma diferente a situaciones similares.

"Muchas veces en el inicio de mi carrera dije que no", al contrario que Ally en la historia, resaltó Lady Gaga, que asumió de forma natural que no era la cantante más guapa de las que trataban de abrirse camino, pero decidió no cambiar para cumplir los deseos de los demás o las modas.

Decidió defender su música "y cruzar los dedos" para poder hacer lo que quería. "Me sugerían cómo debía vestir, me querían ver bailar y no estar sentada en mi piano, pero fui fuerte desde el comienzo de mi carrera".

"Siempre quise hacerlo todo de mi manera, no quería ser sexy como otras mujeres, quería ser fuerte y presentar mi propia visión", afirmó Lady Gaga, una cantante conocida por su fuerte personalidad. 

809394

2018-08-31T09:02:00-05:00

article

2018-08-31T09:05:46-05:00

lucetyc_199

none

Alicia García de Francisco / EFE

Gente

Lady Gaga y Bradley Cooper de la mano en la presentación de "A Star Is Born" en Venecia

89

4376

4465