Publicidad
9 Mar 2014 - 2:00 a. m.

Salsa sin golpe, pero con 'choke'

La orquesta de Yeison Ibargüen es una de las abanderadas de la salsa choke. Esta semana representará a Colombia en el Festival de la Calle 8, en Miami.

Juan Carlos Piedrahíta B.

Yeison Ibargüen es el cantante y compositor de temas emblemáticos de Integración Casanova como ‘El bochinche’ y ‘La tusa’.  / Fotos: Archivo particular
Yeison Ibargüen es el cantante y compositor de temas emblemáticos de Integración Casanova como ‘El bochinche’ y ‘La tusa’. / Fotos: Archivo particular
Yeison Ibargüen es el cantante y compositor de temas emblemáticos de Integración Casanova como ‘El bochinche’ y ‘La tusa’.  / Fotos: Archivo particular
Yeison Ibargüen es el cantante y compositor de temas emblemáticos de Integración Casanova como ‘El bochinche’ y ‘La tusa’. / Fotos: Archivo particular

Así como en Cali resolvieron que la salsa tocaba acelerarla para poder bailar, en Nueva York se estableció que la manera apropiada de expresar con el cuerpo lo que se siente en la pista era a través de un baile masivo. La primera vez que la orquesta Integración Casanova, fiel representante del estilo, exhibió su formato en la denominada Gran Manzana no entendió la razón por la que los asistentes al lugar conocían en su totalidad las canciones y, además, eran capaces de danzarlas todos juntos, tal y como si se tratara de una coreografía.

Yeison Ibargüen, fundador, compositor y cantante de la agrupación, recordó entonces fenómenos masivos como El carrapicho o El meneíto, y empezó a entender que lo que Integración Casanova estaba ejecutando podía convertirse en un éxito sin precedentes dentro de las manifestaciones sonoras surgidas en el occidente colombiano. De Nueva York se fue a Miami y la escena se repitió una y otra vez, así que tomó la decisión de concentrarse en la exploración de la salsa choke, una mezcla entre los estilos más rumberos de la música latina, algunos elementos del folclor de la región del Pacífico y las formas interpretativas de la música urbana.

“Antes de todo este fenómeno llegué a Cali hace 14 años para grabar un álbum de música raga, que estaba muy de moda en ese momento. Lo queríamos hacer con la productora de Alexis Lozano; sin embargo, el folclor es muy local y no se logra el impacto general. En la capital del Valle del Cauca aprendo a querer la salsa y hago un éxito con Pedro Arroyo, de Puerto Rico, que se llamó Cuando quiera, en donde quiera. Arrancó entonces en forma la salsa choke con dos o tres agrupaciones, pero en la actualidad somos más de quince”, cuenta Yeison Ibargüen, nacido en Istmina, Chocó, y quien de allí trajo todos los elementos de la música tradicional de la región.

En Cali vivió las distintas etapas de transformación de la salsa y, depurando el estilo, se fue quedando con el bugalú por su poder en la percusión. Con este ingrediente, su receta ya tenía el 50% de la elaboración; el resto tenía que venir de la mezcla entre su ancestro africano y los alcances en la interpretación vocal de iniciativas pertenecientes al movimiento urbano. La combinación entre la percusión de la salsa en su expresión más contundente, la incorporación de instrumentos como la marimba, el cununo y el guasá, y lo que se conoce en el reguetón como el flow, resultó ser una invitación directa al goce y al disfrute.

“Cuando hicimos El bochinche, el primer gran éxito de Integración Casanova, nos concentramos en el bugalú, que es muy bailable, y le metimos marimba para darle presencia al Pacífico. Después incluimos la timba y nos fuimos hasta la cadencia urbana en un momento en el que el género urbano estaba en su mayor furor”, relata Ibargüen.

Después de El bochinche han aparecido otras canciones de reconocimiento universal, como La tusa, que la selección de fútbol de Ecuador incorporó a su repertorio para darse ánimo antes de un partido durante la eliminatoria pasada. Cada jugador del vecino país, en frente de la pantalla, cantó y bailó un fragmento de esta composición insignia dentro del cancionero de Integración Casanova. La llegada de su creación a los oídos del cuadro deportivo es otro interrogante para la corte de Yeison Ibargüen.

El interés mayúsculo de esta agrupación en este momento es la posibilidad de reflejar el tiempo real de Colombia, la forma en la que las familias comparten y van armando una gran fiesta en la cuadra a partir de la complicidad. Su componente espontáneo permanece intacto en la forma de interpretar la salsa choke, pero Integración Casanova quiere que el baile tenga más elementos artísticos para incluir a los niños en el disfrute de la esencia de este género naciente.

“En este momento estamos haciendo el golpe de la salsa choke, pero con desarrollos románticos para cantarles a los enamorados. No queremos solamente poner a sudar sino que estamos buscando nuevas cadencias para aproximarnos a la esquina del público al que le gusta dedicar las canciones. Estamos en ese proceso de evolución y vemos delante un horizonte muy próspero al que le pondremos mucho sabor”, relata el músico chocoano.

En ese panorama al que hace referencia Yeison Ibargüen está la publicación de un trabajo discográfico llamado Salsa & choke, en el que se incluirán los éxitos de Integración Casanova, pero también temas inéditos que exploran nuevas fusiones. Además, la agrupación saldrá esta semana de gira por Estados Unidos porque el 15 de marzo tendrá su presentación en el Festival de la Calle 8, en Miami, uno de los eventos más importantes para los latinos.

Esta orquesta, que ya se presentó en Salsa al Parque y en el Festival Centro, suena a punta de choques de sabor.

 

jpiedrahita@elespectador.com

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. cookies. cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar