14 Nov 2018 - 10:01 p. m.

Señorita Colombia, Valeria Morales, pide a Trump “que respete a los inmigrantes”

La reina de belleza asegura que no se quedará callada ante los atropellos del mandatario de Estados Unidos, en un país que ve como propio, desde que tenía 15 años, cuando se mudó a Miami.

Edwin Andrés Martínez-Tutek/Nueva York

Valeria Morales representará a Colombia en Miss Universo 2018, concurso que se realizará en Tailandia en diciembre próximo.
Valeria Morales representará a Colombia en Miss Universo 2018, concurso que se realizará en Tailandia en diciembre próximo.

La mayoría de mujeres que han llevado la corona de Señorita Colombia suelen ser muy medidas a la hora de hablar. Algunas incluso decían abiertamente que la organización les prohibía responder sobre temas políticos o asuntos controversiales. Pero ese no es el caso de la actual Miss Colombia, Valeria Morales, quien luego de haber armado revuelo por una opinión honesta sobre la participación de reinas transgénero en Miss Universo, una vez más demostró que a sus 20 años no tiene pelos en la lengua y que levantará su voz cada vez que lo considere necesario, sin importar incluso, que se trate de líderes con mucho poder.

Y esta vez, en una reciente visita que hizo a Nueva York para compartir con la comunidad colombiana, el objeto de sus comentarios fue el presidente Donald Trump, a quien la reina que representará al país en Miss Universo 2018 criticó por su discurso y acciones de corte antiinmigrante,  entre las que destacan la separación de familias, el uso de un lenguaje ofensivo hacia los indocumentados, y recientemente, la orden de negar el derecho de solicitar asilo a la caravana inmigrante que va rumbo a Estados Unidos desde Centroamérica, o a cualquiera que cruce la frontera sin autorización.   

Dejando claro que la corona como la más bella de Colombia no le va a quitar su libertad de manifestarse y de usar su voz para denunciar abusos, incluso así ello le cueste el título de Miss Universo, por el que competirá en diciembre en Tailandia -Gabriela Tafur, por su parte, participará en Miss Universo 2019- , Valeria le pidió a Trump que respete.

La joven, quien tiene papeles para vivir en Estados Unidos, donde hizo su vida desde que tenía 15 años, aseguró que por ser colombiana ha sentido en carne propia el rechazo y la discriminación que viven millones de extranjeros, por lo que los ataques de la administración Trump y de personas xenófobas a la comunidad inmigrante, los toma de manera seria y personal. Ella es inmigrante.

Esta es una entrevista con una reina que está rompiendo esquemas y que asegura no creer en máscaras, ni en opiniones políticamente correctas, sino en el respeto, la tolerancia y la defensa de los derechos humanos de todos por igual. Valeria anticipa que si llega a ser Miss Universo, emprenderá una campaña más fuerte para promover incluso una reforma migratoria, porque siente que con la corona universal, su misión será defender a quienes no tienen voz. Si no es así, no le ve sentido a su reinado.      

¿Qué piensa de la discriminación que algunos colombianos aseguran sentir en Estados Unidos?

Yo ya lo he vivido. Yo vivo en Estados Unidos, en Miami, y cada vez que uno llega a un lado, el tema es ‘la droga’, ‘el sexo’, ‘las mujeres voluptuosas’…. y creo que en realidad no nos conocen, no conocen lo lindo que tenemos en nuestro país. No conocen el paisaje, nuestras montañas, nuestros ríos, nuestros mares, la zona pacífica, la gente que trabaja, los indígenas, la diversidad cultural. Somos gente de bien, luchadora, trabajadora, que siempre, siempre trata de sacar adelante a su país y dejarlo en alto.

¿Qué ha sido lo más duro que le han dicho?

Siempre con lo del narcotráfico, que mi país solo es droga, que comprar marihuana, droga, cosas así súper graves, porque es una especulación demasiado exagerada para lo que vivimos como colombianos. No saben que estamos en contra de eso, estamos luchando para que esto acabe y, como todo país, tiene cosas positivas y negativas, pero hay que destacar las cosas positivas.  A veces lo ven como un chiste, pero nos lastima.

¿Desde cuándo usted se volvió inmigrante, y por qué tomó esa decisión?  

Yo llevo viviendo fuera de Colombia 5 años. Mi mamá salió de Colombia por querer invertir en finca raíz en Miami, y se dio la oportunidad de adquirir los papeles estadounidenses, pero en realidad cada minuto que aprovecho en Colombia es increíble. Mi profesión es ser modelo, y estudio comunicación social en Miami, pero viajo mucho y no me despego de Colombia. Es el país que más amo en la vida.

¿Y cómo ve la situación que están viviendo los inmigrantes bajo el actual clima político de la administración Trump?

Precisamente en este momento como reina de belleza quise lanzar mi campaña llamada ‘indeleble’, y es acerca de mi experiencia en Estados Unidos y cómo, como inmigrante, sufrí discriminación, por el simple hecho de ser colombiana, por mi pronunciación, por no hablar igual que ellos, por no ser nativa del país. Sentí mucha discriminación, y por ello quiero fomentar la tolerancia, el respeto por el otro, porque no somos cosas que ponemos en otro país, sino que tenemos corazón, principios y valores, que caben resaltar en el exterior.

¿Qué le dice a quienes promueven el odio y a los inmigrantes que están pasando situaciones muy duras bajo esta administración de Trump?

Como inmigrante quiero decirle a los que están de ese lado que no descansen hasta resaltar sus derechos, que somos gente buena, que podemos aportarle mucho al país. Y a los que están del otro lado (el rechazo y los ataques) les digo que no nos conocen en realidad. Todo lo que podemos dar por un país entero, que somos gente tolerante, que respeta, que ama al otro. No hay que fomentar eso de que ‘si eres de otro país te tenemos que excluir’, jamás. Creo que ante todo, la tolerancia y el respeto con el otro tienen que prevalecer.

¿Y a Donald Trump que le dice sobre toda su política y su discurso antiinmigrante?

Yo le diría que respete, que tolere, que nos ame a nosotros, porque nosotros también somos parte del país. Somos gente trabajadora, luchadora que, aunque estemos en otro país, debe aceptar que le aportamos cosas buenas a Estados Unidos. Que no debe ser tan cerrado en ese tema, porque nosotros somos gente que queremos ayudarle a Estados Unidos a crecer, en el trabajo, en el paisaje, en la estructura. Y le diría que trabajemos en conjunto, que el respeto es lo más importante en el mundo. Respetémonos unos a otros.

¿Si llegara a ser elegida Miss Universo, estaría dispuesta a ser una defensora de los inmigrantes en Estados Unidos e incluso, abogar por una reforma migratoria?

Claro que sí. Con mi campaña siempre lo importante es promover la tolerancia y el respeto por el otro. Con el Concurso Nacional de Belleza y ahora en Miss Universo, sé que vamos a alzar la voz por todos los inmigrantes que han pasado por situaciones tan difíciles. En Colombia también tenemos que ser buenos amigos con los vecinos, darles la mano cuando necesiten nuestra ayuda, porque no sabemos en qué momento vamos a necesitar de la ayuda de ellos.

¿Cree que va a ser Miss Universo?

Claro que sí. Así como estaba segurísima de que me iba a llevar la corona de Señorita Colombia, ahora estoy convencida de que me voy a traer la corona de Miss Universo. Estoy lista para dar la mejor representación de los colombianos y de los latinos que confían en mí, porque sé que puedo ser esa embajadora de todos los latinos que están sufriendo y que no tienen este título para alzar la voz. Quiero que me usen a mí como una embajadora para eso.

No es muy común escuchar a una Miss Colombia hablando de una manera tan directa sobre cualquier tema, incluso de asuntos políticos. ¿Cree que como reina, a veces debería medirse más a la hora de dar sus opiniones?

Yo creo que lo más importante es la autenticidad, ser uno mismo, sin importar lo que te digan. Pienso que como reina de belleza uno debe alzar la voz por aquellos que no pueden, que sienten lo mismo que uno, pero se comprimen, se restringen a decir una opinión. Y no creo que deba ser así, porque nosotras debemos hablar de lo que sentimos, no de lo que los otros tengan para que uno diga, o lo que los otros piensen que es lo correcto. No creo que deba decir las cosas políticamente correctas, porque eso no es una reina de belleza. Uno debe hablar de lo que siente en el corazón. La libre expresión es lo más lindo y lo lindo de ser reina es que podemos usar nuestra voz.

Después de sus comentarios sobre la participación de Miss España en Miss Universo, hubo mucha gente que la apoyo, pero otros le dieron palo y la acusaron de ser transfóbica. Esa opinión la metió en líos. ¿Qué reflexión hace de eso?

Yo no soy transfóbica, simplemente estoy dando una opinión. No estoy diciendo que ellos no tienen una identidad en el mundo, simplemente dije que hay espacios para todo. Ellos tienen su concurso, nosotras también, pero en ningún momento dije que la discriminaba, (a Miss España) que no la toleraba, que no la respetaba, porque estamos hablando de una inclusión, del respeto y la tolerancia. Nunca dije que ella no tenía lugar en ese mundo y me mantengo en mi posición.

¿Qué mensaje le envía a los latinos indocumentados que en estos tiempos  la están viendo muy difícil en Estados Unidos?

Yo sé que estar en otro país es demasiado difícil y quiero decirle a los que están en el exterior, a los que están fuera de su casa, que no se rindan, que no tengan miedo de decir lo que sienten, lo que piensan. Somos personas que tenemos mucho que aportar. Yo fui discriminada por ser colombiana, por tener mi tono de voz diferente, pero eso no nos hace menos ni más.

Comparte: