30 Aug 2021 - 2:00 a. m.

Sylvia Ospina: “La reactivación del sector artístico es prioridad”

La directora de artes del British Council habla del programa Creative and Cultural Enterprise - Laboratorios en Red, en alianza con Idartes, que surge como apoyo al sector cultural y creativo de Bogotá, y cuya convocatoria está abierta hasta el 2 de septiembre.

¿Cuál es el objetivo de esta convocatoria?

El objetivo de la convocatoria Creative and Cultural Enterprise - Laboratorios en Red es fomentar la reactivación económica del sector artístico, cultural y creativo de Bogotá, a través de un profundo programa de formación y mentoría, la entrega de una bolsa de trabajo de $25 millones para la ejecución del proyecto artístico o cultural con el que se presentan los candidatos y la integración a una amplia red de pares del sector.

(Le puede interesar: Mercedes Salazar y la terapia de diseñar)

¿Qué están buscando en los proyectos ganadores?

Estamos buscando proyectos del sector artístico, cultural y creativo de Bogotá que hayan hecho, por lo menos, tres acciones concretas entre marzo de 2020 y julio de 2021; pero, sobre todo, que sean proyectos artísticos y culturales que estén buscando conexiones con otras disciplinas (no necesariamente artísticas, como pueden ser la salud, el medio ambiente o la educación) o experimentación transdisciplinaria con otros sectores de las artes.

¿Dónde se pueden inscribir y hasta cuándo?

La convocatoria está abierta hasta las 5:00 p.m. del 2 de septiembre de 2021 y toda la información y el formulario de convocatoria se encuentra en el siguiente link: https://www.britishcouncil.co/artes/economia-creativa/cep/laboratorios-red.

¿Quiénes integran el jurado?

En primera instancia, el equipo de convocatorias de Idartes hará la verificación del cumplimiento de requisitos y entrega de documentación por parte de los candidatos. Luego, quienes hayan cumplido los requisitos y entregado la documentación completa pasarán a la fase de selección, a cargo de expertos en artes y economía creativa de ambas instituciones, sumándose los tres coordinadores académicos del programa.

(Lea también: Claudia Varela, alma y nervio de “Mujeres sin Etiquetas”)

¿Tienen planes de extender la convocatoria a otras ciudades?

Lo hemos hecho en el pasado, tanto solos como con aliados como iNNpulsa. En esas ocasiones, nos hemos concentrado solamente en el taller y la conformación de las redes con pares del sector cultural y creativo del país; y, por supuesto, queremos que este programa tenga el alcance más amplio posible.

¿Por qué Idartes es un aliado para este proyecto?

Nos encontramos con Idartes en un momento en el que las dos instituciones estábamos pensando muy seriamente en la mejor manera de apalancar al sector cultural y creativo, que en ese momento demostraba de manera muy evidente cumplir una misión muy importante en relación con la resiliencia, el cuidado emocional y la salud mental de todas las personas en cuarentena, pero que al mismo tiempo estaba sufriendo de manera muy tajante los embates de la cuarentena estricta. Idartes estaba pensando en cómo hacer que los estímulos en dinero se pudieran aprovechar de la manera más robusta posible. Por su parte, el British Council estaba pensando en cómo lograr transformar los programas de formación en emprendimiento creativo y gestión cultural que llevábamos implementando durante décadas y pudieran mudarse a un entorno virtual sin que se perdiera la calidez, la interacción y la emoción de la presencialidad.

(Además: Emmanuel Neisa y la estrategia transmedia de La Aldea)

¿Cuál es el rol de cada entidad?

Somos socios y aliados tanto en términos de recursos como en el desarrollo del proyecto. El British Council se encargó del diseño de la totalidad de los contenidos y la metodología del programa, e Idartes no solamente aporta las bolsas de trabajo, sino que es un aliado importantísimo en términos de comunicaciones. Trabajamos de la mano, los dos equipos, en toda la ejecución y el seguimiento del proyecto y en el acompañamiento de los participantes. En realidad, somos un solo equipo.

¿Cómo les fue en la edición pasada?

Nunca nos imaginamos el éxito que íbamos a tener. A la primera convocatoria se presentaron 548 propuestas, y luego tuvimos la suerte de contar con veinte proyectos artísticos y culturales de muy alta calidad. A partir de esa primera versión, sabemos mucho mejor cómo apoyar y desarrollar las habilidades de los actores del sector. Aprendimos sobre lo que más necesitan y los retos más grandes a los que se enfrentan. Para esta segunda edición vamos pisando sobre terreno firme, pues nosotros también pudimos crecer y consolidarnos como equipo.

(También: Isabel Cristina Estrada, del modelaje a la actuación)

¿Qué proyecto se destacó en la edición anterior?

Muy difícil resaltar solamente uno, teniendo en cuenta que estos veinte vencieron en convocatoria a más de 500 competidores. Realmente todos fueron excelentes; y eso era justo lo que esperábamos. Tuvimos, por ejemplo, un festival de hip-hop y cultura urbana de Suba (Suba al Ruedo), una galería de arte contemporáneo con un modelo cooperativo que podría estar revolucionando el mercado del arte aquí (Atendido por su Propietario), un colectivo de más de una decena de mujeres vinileras que se enfrentan a la falta de representación femenina en la cultura del vinilo (Los Rulos Vinyil Club), una editorial independiente (El Cuarto Plegable) y una red de colectivos de acción cultural, artística y política en La Candelaria (La Redada Miscelánea Cultural).

¿Cómo se hace seguimiento a los proyectos ganadores para saber que sí estén contribuyendo con la reactivación del sector?

Los proyectos ganadores tienen que hacer un proceso de planeación muy detallado de la mano con ambas instituciones y con los expertos que los acompañan durante todo el programa. Nosotros los acompañamos en el diseño de todo su plan de gestión, incluyendo aspectos financieros, de mercadeo y comunicaciones, etc. Además luego nos convertimos en audiencia y en público de los proyectos ganadores: vamos a sus eventos y actividades y observamos de primera mano cómo es que ejecutan sus proyectos.

Comparte: