Víctima de Weinstein tilda de "hipócrita" iniciativa de los Globo de Oro contra abusos sexuales

"Actrices como Meryl Streep, que trabajó felizmente para ese 'Cerdo Monstruoso', vestirán de negro en los Globos de Oro en una protesta silenciosa. Su silencio es EL problema", dijo Rose McGowan.

AFP

Rose McGowan, una de las víctimas del productor Harvey Weinstein, continúa sus protestas contra el abuso sexual en la industria del cine. La protagonista de "Embrujadas" reaccionó negativamente ante la decisión de algunas actrices de Hollywood, quienes informaron que acudirán a la gala de los Globo de Oro con vestidos de color negros para protestar contra el comportamiento abusivo de figuras como Kevin Spacey o Harvey Weinstein. McGowan, que fue violada por el productor, considera que se trata de una conducta "hipócrita". (Leer Harvey Weinstein responde a Salma Hayek: debería estar agradecida).

Este domingo salió a la luz que las actrices invitadas a la 74ª edición de los Globo de Oro celebrada el próximo 8 de enero lucirán vestidos de color negro como señal de protesta contra el comportamiento abusivo de miembros de la industria del entretenimiento. Esta declaración de intenciones no gustó a Rose McGowan, quien en Twitter expresó su descontento. (Leer también Así fue como Harvey Weinsten le prohibió a Peter Jackson trabajar con Ashley Judd y Mira Sorvino).

"Actrices como Meryl Streep, que trabajó felizmente para ese 'Cerdo Monstruoso', vestirán de negro en los Globos de Oro en una protesta silenciosa. Su silencio es EL problema", escribió McGowan. "Aceptarán un premio falso sin aliento y no harán un cambio real. Desprecio su hipocresía. Tal vez deban vestir un Marchesa", añade la actriz.

El mensaje de Rose McGowan, que fue eliminado, sembró una polémica en la red social ya que muchos consideran que fue ofensivo y que debería unirse a la protesta de sus compañeras de profesión. Su compañera en "Embrujadas", Holly Marie Combs, intervino en la discusión defendiendo a McGowan y su "método para difundir su mensaje".

Por otro lado, Rose McGowan discutió recientemente con su segunda hermana en la ficción, Alyssa Milano. La actriz es una de las mejores amigas de Georgina Chapman, la ex mujer de Weintein, a la que apoya públicamente desde que surgió el escándalo de los abusos sexuales. McGowan escribió que le hicieron "querer vomitar debido al flashback de su violación".