El Quinteto Femenino Filarmónico y El grilo ensamble llegan al Teatro Mayor

Noticias destacadas de Música

Las dos presentaciones, que se realizarán el miércoles 7 y el jueves 8 respectivamente y de manera presencial, cumplirán con todas las medidas del protocolo de bioseguridad.

En la segunda semana de abril, y siguiendo las medidas dictadas por la Alcaldía de Bogotá para frenar el tercer pico de la pandemia del coronavirus (Covid-19), el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo ofrecerá al público de Bogotá dos conciertos presenciales que seguirán todas las medidas de su protocolo de bioseguridad.

Lea también: García: pop urbano con sabor a la tierrita

El miércoles 7, a las 8 p. m., se presentará en el Teatro Mayor el Quinteto Femenino Filarmónico, en el marco del Ciclo de Cámara de la Orquesta Filarmónica de Bogotá. Esta agrupación nació con la misión de resaltar el papel de las mujeres en el medio artístico y musical colombiano.

El Quinteto está conformado por mujeres profesionales destacadas de la Orquesta Filarmónica de Bogotá́, con amplia trayectoria en el área orquestal, camerística y solista, y busca difundir la música colombiana mediante arreglos de reconocidos compositores colombianos.

Blanca Viviana Niño Rodríguez (violín), Liliana Parra Puerto (violín), Andrea Carolina del Pilar Sánchez Ruiz (viola), Olga Lucía Ospina Serrano (violonchelo) y Mónica Suárez Quiceno (contrabajo), integrantes del grupo, interpretarán obras de Edvard Grieg y piezas de autores colombianos como Adolfo Mejía, Felipe Lamus, José Revelo, Carlos Vieco y Luis A. Calvo. Boletas: $15.000 y $25.000

El jueves 8, a las 8 p. m., el grupo El grilo ensamble vocal de Medellín llegará al Teatro Mayor para celebrar sus 15 años con el concierto Sa qui turo, una colección de canciones que surgen de la semilla africana dispersa durante siglos en distintos lugares del mundo.

Lea también: Mateo Castro muestra el lado más espiritual de su música

En este concierto, El grilo presenta cantos tradicionales de África y se los apropia para construir una versión con su estética única. Luego la exploración continúa hacia la lectura que de estas músicas se hacía durante el Renacimiento, con obras curiosas en las que los europeos retrataban la forma de hablar de los hijos de África.

El recorrido sigue hacia América, continente en el que la influencia africana se esparció de Sur a Norte y dio lugar al surgimiento de un repertorio profundo que se expresa tanto el folclore de las Antillas y de Brasil, como en la melancolía del góspel de la América del Norte.

Lea también: Don Tetto: 18 años en sus propias palabras

El concierto culmina en Colombia, con temas como Velo que bonito, canto tradicional del Pacífico colombiano. De este modo, El grilo cierra al ritmo de los porros del Chocó y de los bullerengues de Urabá.

El grilo surgió en Medellín en el 2006 a partir de una exploración de la música del Renacimiento, periodo del que aprendió una curiosidad por la belleza, por los instrumentos y los sonidos provenientes de lejos, dispuestos para la diversión y el placer.

Comparte en redes: