Kanye West lanza su segundo álbum en poco más de una semana

"Kids See Ghosts" es una propuesta más oscura, pues aborda las angustias de la vida junto a Kid Cudi.

El rapero Kanye West.Archivo AFP

Kanye West volvió el viernes con su segundo álbum en poco más de una semana, esta vez con una propuesta más oscura en la que aborda las angustias de la vida junto a Kid Cudi.

Después de un año de silencio en el que se estuvo tratando su salud mental, el rapero estadounidensereapareció en abril con declaraciones polémicas que lo colocaron en las portadas de los medios, al convertirse en una rara celebridad negra que apoya al presidente Donald Trump. (Leer Kim Kardashian y Kanye West, peleados por una canción muy "íntima").

El primero de junio regresó con su octavo álbum de estudio, "Ye", en el que mostró su faceta más íntima abordando sus inseguridades, pero lo hizo con siete pistas apresuradas que lo hicieron ver menos ambicioso que cuando lanzó un gran éxito tras otro hace una década.

La superestrella del rap cumplió el calendario prometido por Twitter al lanzar otro disco de siete canciones este viernes, una colaboración con Kid Cudi llamada "Kids See Ghosts".

Mientras "Ye" evoca el soul y los ritmos bailables del West de los primeros tiempos, "Kids See Ghosts" es más obra de Kid Cudi, cuya electrónica acentúa los reflejos oscuros en sus rimas.

Uno de los temas, "Freeee (Ghost Town Part 2)", empieza con una cita del activista de principios del siglo XX Marcus Garvey, uno de los líderes del movimiento rastafari. Luego el dúo dice que ha encontrado la paz. (Leer también Kanye West afirma que la esclavitud fue una "opción").

"¡Ya no siento dolor! ¿Adivina qué, bebé? ¡Soy libre!", rapea cada uno por separado.

El álbum se cierra con una pista basada en "Burn the Rain" de Kurt Cobain, un riff de guitarra acústica lanzado como parte del documental "Montage of Heck" sobre el fallecido cantante de Nirvana.  

Dando muestras de estar siempre en la actualidad, Kanye West inserta una línea en la canción saludando a Alice Marie Johnson, una mujer que pasó casi 22 años en prisión por un delito de tráfico de drogas y a la que Trump conmutó su sentencia el miércoles luego de un llamado de la esposa de West, la estrella del reality Kim Kardashian.

Temas relacionados