Comenzaron a rodar en septiembre de 2010

Conquistar Medellín en bicicleta

Mauricio Mesa es el líder del colectivo Síclas, de Medellín, un grupo que lleva más de siete años rodando para mostrar que es posible moverse de forma sostenible y crear más conciencia sobre el uso de la bicicleta.

Mauricio Mesa ha liderado grupos de más de 2.500 personas en recorridos nocturnos. El Espectador

¿Por qué Síclas?

Porque sí: sí se puede mover en cicla por la ciudad, sí se puede utilizar como vehículo y es una respuesta a la movilidad. Se necesitan condiciones y habilidades para moverse en ella y también educación. Nosotros estamos agrupados en Bicirred Colombia, de la que soy el líder.

¿Qué es la Sicleada?

Es una actividad recreativa, abierta, diversa y gratuita que fomenta el ciclismo urbano, que es utilizar la bici como vehículo en la ciudad. Tiene como objetivo educar sobre el buen rodar, la preparación de la persona como ciclista urbano, que no es solamente coger la bici y salir. No queremos verla sólo como deporte o como juguete, sino como medio de trasporte. La Sicleada es un motivo.

¿Quiénes crearon Síclas?

Un grupo de personas que entendió que era necesario hacer un ciclopaseo por diferentes partes de la ciudad. Es una tendencia en el mundo; se llama Masa Crítica y se realiza cada mes. Nosotros la hacemos cada ocho días. Hace cinco años, cuando según los mayas se iba a acabar el mundo, acabé con lo tradicional de estar empleado, me mamé del sistema y, gracias a que las condiciones económicas me lo permiten, puedo llevar una vida con simplicidad voluntaria.

¿Por qué la llama Masa Crítica?

Es una tendencia en el mundo, cuando algo se vuelve muy grande y se toma la calle. Es un tipo de masa crítica porque lo hacemos organizadamente y con constancia.

¿Qué lo motiva a tomarse la ciudad en bicicleta?

Es mi compromiso. Esta es una de las actividades con las que se puede transformar una ciudad. Aunque a veces lo pienso mucho, porque hay grandes luchas en las que las personas queremos hacer varias cosas, como el ambientalismo y la calidad del aire, pero los alcaldes no van a limitar los carros, las empresas no van a dejar de venderlos y no se van a tomar decisiones radicales frente a la venta de automotores.

¿Cuál es su compromiso?

La Sicleada es un compromiso con la bicicleta. Yo me la he echado encima. Antes de cada recorrido publicamos la ruta y eso implica salir a rodar dos días antes para encontrar el mejor camino. A eso lo llamamos prerruta.

¿Qué significa moverse en bicicleta por la ciudad?

Tomársela es un trato de ocupar el espacio. Se da un testimonio de que somos muchos, merecemos respeto. Es la oportunidad de que las personas que están montando sientan que sí es posible llegar a tantas partes y el hecho de estar acompañado ayuda a que otros pierdan el miedo a usar la bicicleta como un medio de trasporte alterno. Se trata de conocer y reconocer la ciudad. Llevar un mensaje de posibilidad. No sólo vivimos en un pedacito de mundo, sino que podemos ir a otros lugares y compartir.

¿Hace falta seguridad vial para el ciclista?

Sí, pero son más importantes los peatones. Si todos somos peatones, ¿por qué los carros dominan? No es sólo la cultura vial, sino las costumbres en general. Los años de hacer esto me han enseñado que el peatón debe respetarse y que aún falta mucho para eso. Hay jóvenes que no miden el acelerador. Es importante que los medios masivos, públicos y privados hagan campañas de educación y protección. Eso es una cuestión de ciudadanía y de solidaridad.

últimas noticias