David Bisbal: Inspirado por el Mediterráneo

El cantante se dio a conocer gracias a “Operación Triunfo”, un concurso de televisión para formar cantantes. Tras años de evolución musical, prepara el segundo volumen de “Hijos del mar”, su sexto trabajo discográfico.

David Bisbal es recordado por canciones como “Bulería” y “Mi princesa”.Cortesía Universal Music

A veces gitano, por épocas más anglo, ¿qué tanto ha evolucionado su recorrido musical?

Soy un artista que siempre trata de buscar la actualidad musical. Mis primeros discos eran muy latinos y tropicales. Hacia el tercero vino una línea más pop y rockera, porque eso era lo que mandaba en la radio; más adelante vino un paréntesis para darme la oportunidad de conocer mi voz en una faceta más acústica, y luego aparecen discos más orgánicos y electrónicos.

¿Recuerda sus inicios en el concurso “Operación Triunfo”?

Prefiero ser concursante antes de ser entrenador y tener que tomar decisiones importantes, como cuando hay que escoger talentos o en las eliminaciones. He sido coach de La voz en tres ediciones en España, en México y he cantado en las versiones del concurso de Rumania y de Brasil.

¿Qué lo hizo volver a ese tipo de formatos?

Lo más divertido de estos proyectos es ver el talento nuevo. Aunque no les da la garantía de tener una carrera musical por el resto de sus vidas, los participantes al menos pueden empezar a trabajar en sus sueños.

¿Por qué cree que ese tipo de programas siguen vigentes?

Me imagino que tienen su rating, porque la gente se puede ver reflejada en un grupo de jóvenes que trabajan a diario para cumplir sus sueños. De eso se trata la vida. La surte es algo por lo que uno trabaja, uno busca su suerte y hay que trabajar las cosas a pulso y a conciencia para que pasen.

¿Cuál es la parte más dura de ser músico?

Es un trabajo que no solamente implica subir a cantar y prepararse a nivel musical, sino que también implica mucho trabajo con los medios de comunicación, con tu sello discográfico y en el que hay que entender que cada país piensa las cosas diferentes.

¿Cómo describe el sonido de su disco “Hijos del mar”?

Estos dos últimos años lo que más ha predominado son los sonidos electrónicos y por eso el último disco llega con el sonido que tiene. Para hacerlo fuimos a trabajar directamente a Suecia, Los Ángeles y Nashville, donde están los mejores músicos del género. Es un disco internacional con letras muy trabajadas.

¿Por qué “Antes que no” fue el primer sencillo?

Quisimos empezar con una canción que nos permitiera mostrar una continuidad con mi último trabajo. En el disco también hay canciones más cercanas al tropical house y baladas electrónicas un poco más orgánicas, como Fiebre o Hijos del mar, que son canciones para bailar que pueden funcionar mejor en una discoteca.

¿Por qué grabó el video bajo el agua y en Almería?

Paso mucho tiempo fuera de mi casa y grabar un videoclip en mi tierra me permite representarla cuando canto en otros países. Eso me hace sentir cerca. Muchas escenas fueron hechas a unos metros de profundidad. Lo disfruté, pero fue difícil.

¿Qué lo hizo enfocarse en el mar en este álbum?

El mar es un elemento que me es muy familiar y me ha dado mucha protección. Ha sido un gran personaje en mi vida. Practico el submarinismo y cuando estoy sumergido no hay nada que me perturbe, me siento protegido, en un mundo aparte.

¿Cómo se siente haciendo canciones en coautoría?

Llevo mucho tiempo cantando y haciendo composiciones con algunos compañeros. En este disco hay más participación mía, porque desde el principio me puse la mochila y empecé a viajar para componer. De diez canciones, en nueve soy coautor.

¿Qué viene para David Bisbal?

Hijos del mar es el primer volumen de dos que vamos a sacar. Al final de la grabación de un disco se suele tener 18 canciones y no me gusta desperdiciar nada, por eso decidimos hacer dos entregas. Eso nos da oportunidad de renovar canciones en las giras.

Temas relacionados