En la piel de un adicto al sexo

Diego Cadavid interpreta a Robin en el próximo estreno del Canal Caracol, ‘Cinco viudas sueltas’

El actor dice haberles “robado almas a amigos y conocidos” para inspirarse en la construcción de la psicología de su personaje”. También habló de sus proyectos en música, cine y fotografía.
El actor dice haberles “robado almas a amigos y conocidos” para inspirarse en la construcción de la psicología de su personaje”. También habló de sus proyectos en música, cine y fotografía.

¿Cómo llegó a ‘Cinco viudas sueltas’?

No hacía una novela hace como cinco años, me gustó la historia y el equipo que la integraba, además tengo muy buena relación con Peto, su director, así que dije: ¿por qué no? Y me la pasé bastante bien, me reencontré con viejos amigos.

¿Cómo es el personaje que interpretará ahí?

Se llama Robin. Es un adicto al sexo, un personaje bastante hábil, machista y con un tremendo complejo de Edipo, lo que lo hace un poco divertido.

¿Ha estado de algún modo privado de la libertad, como su personaje?

Nunca, y es de las cosas a las que más miedo les tengo: el cáncer y la cárcel.

¿Qué hizo para construir la psicología de su personaje?

Lo que hago siempre, robarles almas a amigos y conocidos. Tengo un par que fueron la inspiración de este personaje, espero no me odien, pero seguro se enterarán cuando lo vean.

¿Qué tipo de personajes prefiere interpretar entre galanes y mafiosos?

(Risas) Ah, ¿ya no son buenos y malos? Me han ofrecido algunas cosas de mafia y bala, y estoy seguro de que serán buenos proyectos, pero preferí escoger algo totalmente diferente. Soy actor y lo hago con respeto, no importa el medio ni el personaje.

¿Qué postura tiene frente a la cada vez mayor producción de narco-novelas en el país, a propósito de su participación en ‘El cartel de los sapos’ y las críticas que ha recibido ‘Tres Caínes’?

Siento que son increíbles historias, historias que tal vez a pocos guionistas se les hubiera ocurrido, y estuvieron en los periódicos... no son las novelas “sonsas” e irreales de las que todos nos fuimos cansando... pero creo que es hora de evolucionar, desarrollar la creatividad con otras historias y con la lección que esto nos dejó. El exceso siempre cansa.

En Panamá fue censurado ‘El cartel de los sapos’, ¿cree que ese tipo de novelas “afecte la salud mental” como expresó el presidente de ese país?

Todos somos tan diferentes... No falta el débil de espíritu que le afecte la salud mental. Creo que historias como la de El cartel de los sapos son documentos históricos para que no se nos olvide “qué y cómo” pasó, y “qué y cómo” debemos evitar.

¿Cuál es el personaje que a lo largo de su carrera le ha significado el mayor reto?

Interpreté a un vampiro en una película española hace dos años, fue extraño por ser algo que nunca he visto, además el trabajo de máscaras y maquillaje fue bastante pesado, pero fue una gran experiencia.

¿Cómo hace para repartirse entre la música, la fotografía y la actuación?

Organizo al máximo y con anticipación mi tiempo, y, lo más importante, trato de no dejar que se mezclen, ni siquiera en mi cabeza. Cuando estoy en alguna de las tres estoy solo en eso, aunque... afortunadamente una siempre complementa a la otra.

De las tres profesiones, ¿cuál disfruta más?

Las tres son exigentes... son grandes responsabilidades, así que siempre me hacen palpitar el corazón... Pero interpretar música al frente de cientos o miles de personas es una sensación bastante extrema.

¿Algún proyecto de cine cerca?

Estoy en eso, posiblemente a finales de junio empiezo una.

¿Qué viene después de ‘Cinco viudas sueltas’?

En televisión voy a hacer un personaje en La Ronca de Oro, la vida de Helenita Vargas, una gran historia de los años 50 y 60 en formato cine, de CMO Producciones. Continuo  haciendo fotos y videos con mi productora El Silencio y con The Mills empezaremos una gira a finales de junio por México, pues ya tenemos un par de canciones sonando allá... Es hora de mirar un poco al norte.

Temas relacionados