Ómar Martínez se ideó la forma de que sus estudiantes mejoraran su comportamiento lector