Publicidad

Agua y torería

Paco Perlaza cortó la única oreja del tercer festejo de la feria de Manizales, en otra tarde en la demostró que quiere, y tiene condiciones para ser torero. Andrés de los Ríos se reencontró con lo mejor de su toreo e interpretó una bella faena al quinto. Héctor José dio la cara.

Rodrigo Urrego Bautista / Enviado especial de Colprensa a Manizales
06 de enero de 2009 - 07:46 p. m.

Habrá que quitarse el sombrero frente a aquellos que decidieron sacar adelante una corrida bajo un inclemente chaparrón. Especialmente, frente a una terna de toreros colombianos que decidieron dar la cara en un ruedo, que pese a la buena labor de los areneros, no tenía las condiciones para la lidia.

Paco Perlaza, Andrés de los Ríos y Héctor José afrontaron el reto. Nada fácil por cierto. Pero lo superaron con valor, torería y mucha vergüenza torera. El agua que no paró fue la peor aliada de un encierro de Achury Viejo, cuyas condiciones hubiesen saltado con mayor facilidad en otras condiciones climáticas.

Sobre el enfangado ruedo triunfó, y con resonancia, Paco Perlaza. Su lidia al cuarto fue muy emotiva, desde que saludó al toro con el capote. A esa altura, el cielo de Manizales se abría como un grifo y dejaba caer el enésimo chaparrón de la tarde. El caleño, al único que parecía no incomodarle el agua, se fue a la mitad del ruedo y empezó su faena de rodillas, buen prólogo para calentar los ánimos.

Luego, Perlaza supo someter la encastada embestida del de Achury, y allí surgieron muletazos intensos, especialmente un par de naturales, contados pero muy cantados desde el tendido. El toro tuvo unas 20 embestidas emotivas hasta que decidió pararse. Pero ya Paco había hecho lo suyo. Una estocada al segundo intento precipitó la concesión de la oreja. El que abrió la tarde tenía muy buena condición. Su inicio alimentó las esperanzas, pero una lesión en las pezuñas de sus manos le impidió mantener el mismo nivel.

Andrés de los Ríos, en tarde tan adversa, dejó a un lado el torero frágil que a veces lo ha caracterizado. Esta vez su torería eclipsó su frialdad. En el quinto, cuando todos auguraban la suspensión del festejo, el torero de Manizales sacó la clase y calidad de su concepto. Lo hizo frente a un nobilísimo toro, que tuvo en la falta de fuerza su peor pecado.

Pero Andrés supo que era un toro ideal para el reencuentro, y allí cuajó una muy bella faena, con muletazos suaves en los que el toro parecía sentirse cómodo. Una serie de naturales fue lo mejor de la tarde, por estética y fino trazó. Se volcó en la suerte suprema pero el toro, sacando los arrestos de la casta, aguantó la estocada. El público pidió a gritos una oreja más que justa, pero el presidente, en tarde de tanta agua, no se quiso mojar. La ovación que recibió en los medios supo a poco.
Su primero, un toro muy serio de hechuras, también tuvo buena condición. La pena fue que clavó su pitón izquierdo en la arena y se lo partió. Por ese lado era por donde mejor embestía. Andrés se puso siempre delante del pitón derecho, el más complejo, pero por donde había mayor mérito. Sin embargo no hubo una obra completa.

La actuación de Héctor José también fue meritoria, aunque su toreo tuvo poca transmisión ante un lote que permitía el triunfo. El primero se dejaba, y hubo muchos pases pero sin emoción. El sexto, de suaves embestidas, pedía mayor sitio y fina muñeca. Cuando las hubo, todo funcionó, pero no siempre hubo conjunción. El toro, de preciosas hechuras, se fue inédito.
 
Ficha

Manizales, plaza de toros Monumental

Martes 6 de enero de 2009

Segunda corrida de abono

Más de media entrada
 
Se lidiaron seis toros de Achury Viejo, salvo el tercero, terciado, muy bien presentados y de buen comportamiento en término general. Tuvieron calidad segundo, quinto y sexto. El cuarto más emoción. Primero y tercero se vinieron a menos. Pesos: 478, 520, 488, 480, 470, 502 Kilos.
 
Paco Perlaza (azul pavo y oro): silencio tras aviso y una oreja

Andrés de los Ríos (blanco y plata): silencio tras dos avisos y saludo tras aviso y fuerte petición.   

Héctor José (palo de rosa y oro): silencio en ambos

Saludó Wilson Chaparro 'El Piña' tras dos pares cumbres en el segundo.

Por Rodrigo Urrego Bautista / Enviado especial de Colprensa a Manizales

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar