14 Mar 2021 - 8:11 p. m.

Aliadas para un mundo mejor

Este año el tema de la jornada girará en torno a las matemáticas para un mundo mejor y en el papel tan importante que han desempeñado en la actual pandemia como herramienta insustituible para el monitoreo y la comprensión del COVID-19.

Hablar de matemáticas puede parecer un tema técnico o lejano y muchas personas lo dejan para los investigadores o expertos y creen que nada tiene que ver con ellas y su cotidianidad. Pero la pandemia ocasionada por el coronavirus puso como protagonistas a los matemáticos, quienes han sido aliados clave para generar información relevante para que los gobiernos tomen decisiones.

Sí, información relevante que hasta el día de hoy ha permitido a través de la epidemiología, una rama de las matemáticas, poder predecir los picos epidemiológicos y saber cómo se comportará el virus en una sociedad y poder salvar vidas. Tiene todo que ver con la sociedad y su bienestar.

Por eso, en el marco del Día Internacional de las Matemáticas, es importante hablar cómo esta ciencia puede incidir en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el desarrollo de mejores sociedades si se enseña de una forma correcta y se reconoce su importancia.

En 2019 la UNESCO declaró este día internacional y ha mandado un mensaje claro acerca de un fortalecimiento de la enseñanza de las matemáticas para hacerle frente a los desafíos que el mundo vive. Cada año tiene una temática y este se enfoca en “Matemáticas para un mundo mejor”.

Ese mundo que requiere de habilidades precisas y un pensamiento crítico y reflexivo que se desarrolla a través de las matemáticas pero que tiene el reto de quitar ese imaginario de que son difíciles y que no tienen aplicabilidad en la vida diaria. En palabras de Carlos Díez Fonnegra, decano de la Facultad de Matemáticas e Ingenierías de la Fundación Universitaria Konrad Lorenz, “sería difícil imaginar el mundo sin las aportaciones que las matemáticas han hecho: desde las últimas tecnologías hasta asuntos más básicos como la mecánica, el comercio, la predicción del clima, el manejo de la información, etc.”.

Además de su aplicabilidad en la vida diaria para solucionar problemas sencillos como el no encontrar una dirección, ahí se utilizan las matemáticas, o simplemente entender y analizar una situación para tomar decisiones. El reto es poder reconciliar a las personas con esta ciencia y motivarlos para que la estudien, la vivan y la apliquen para crear mejores sociedades.

Para ello, Carlos Díez Fonnegra hace énfasis en que todo depende de la forma en la que se enseñe. Que puede ser mejor “a través de la construcción y descubrimiento que enseñarlos a resolver fórmulas. Porque cuando una persona hace ese descubrimiento se motiva a seguir aprendiendo e investigar”.

Con la pandemia lo que ha sucedido es que las personas están más interesadas en adquirir estos conocimientos, porque, además, las matemáticas se consolidan como una carrera de alta demanda laboral y bien remunerada. “Es una de las carreras del futuro, indudablemente estás áreas estarán dominadas por la inteligencia artificial, la robótica, las aplicaciones móviles y las ciencias”.

Pero no solo es consolidarla como una carrera del futuro, sino que el objetivo de la UNESCO, es que desde temprana edad se puedan aprender y entender su importancia. Por eso, en el marco del Día Internacional de las Matemáticas se han desarrollado varias actividades para que grandes y chicos se involucren con las matemáticas y las vean como una aliada en sus

Comparte: