¿Busca un artículo de otro país? Estas son las mejores opciones a la mano

Noticias destacadas de Especiales

Desde hace varios años comprar en internet expandió la posibilidad de tener al alcance de un clic cualquier producto. Esta es una guía para que conozca múltiples servicios.

Comprar en internet expandió la posibilidad de tener al alcance de un clic cualquier producto de cualquier origen del mundo. Pero esa posibilidad también requiere conocimientos previos al momento de compra. Por esa razón, los casilleros virtuales han ganado participación en el competido mundo del e-commerce.

En el último trimestre de 2020, “se presentó un incremento del 43 % en las compras que realizaron los colombianos en Estados Unidos con respecto al mismo período del año anterior”, de acuerdo con información de 4-72, empresa que tiene casilleros virtuales.

Ese aumento tiene mucho que ver en costos para un usuario. Puede que al comprar un producto en Estados Unidos se esté gastando el mismo dinero que al hacerlo acá; sin embargo, en muchos casos, el producto que se adquiere es de mucho mayor calidad o con mejores prestaciones.

El éxito de los casilleros virtuales, no solo en 4-72, sino también el de plataformas como Buscalibre, es que abaratan costos y permiten un mayor acceso, o posibilitan adquirir un producto antes de que llegue de forma comercial al país.

El crecimiento de plataformas como Amazon y Mercadolibre tienen mucho que ver con la profesionalización de la cadena logística del e-commerce. Por ejemplo, DHL, una de las compañías de transporte de carga aérea más grande del mundo, lanzó hace a finales de 2019 en Colombia Compra Fácil, su casillero virtual con el atractivo de entregar los productos en menos de 48 horas si las compran fueron en Estados Unidos.

Comprar en internet ya es más que una tendencia. El e-commerce ya representa el 1,5 % del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, según cifras de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE). Sin embargo, a pesar de todos los beneficios que entrega un casillero virtual, es claro que uno de los lunares frente al e-commerce y al servicio de envíos es cuando los productos no llegan o llegan tarde, y ese es un punto que las empresas están en deuda de compensar.

Comparte en redes: