Publicidad

Colombia somos todos

La Fundación de James Rodríguez tiene metodologías innovadoras, que se están convirtiendo en referente mundial en el campo del desarrollo infantil.

Manuel Sánchez
28 de marzo de 2015 - 09:40 p. m.
Andrés Torres - El Espectador / Andrés Torres - El Espectador
Andrés Torres - El Espectador / Andrés Torres - El Espectador

“A través del juego les enseñamos valores a nuestros niños. Potenciamos sus talentos, no tienen que ser futbolistas profesionales, pueden ser chefs, ingenieros, militares, médicos…. lo que ellos quieran ser cuando crezcan”, dice orgullosa Pilar Rubio, madre del ‘10’ del Real Madrid y de la selección de Colombia, James Rodríguez, y gestora de la Fundación Colombia Somos Todos, que fue creada en Ibagué en el año 2011 por James y su familia, con el objetivo de potenciar la formación integral de los niños y las niñas entre 7 y 12 años de las zonas más pobres de Colombia, para dotarlos de las más poderosas herramientas que les permitan gestionar una vida plena, vital y sostenible en cualquier campo que decidan desempeñarse.

Y es que un informe de Unicef Colombia revela que mientras el país crece económicamente, siguen existiendo brechas entre las áreas urbanas y las rurales en cuanto a calidad de vida, distribución de la riqueza, movilidad social, cobertura y calidad de los servicios de salud, agua, saneamiento e higiene, recreación, educación, cultura, acceso a la información, algo que, directa o indirectamente afecta el normal desarrollo de la juventud colombiana, en la que uno de cada tres niños se encuentra en situación de pobreza. Por eso y por otros motivos nacen en el país varias iniciativas con el ánimo de ayudar y colaborarle a la gente, entre ellas, Colombia Somos Todos.

“James, un día de vacaciones cualquiera, viaja a Ibagué y se da cuenta de que los compañeros con los que él jugaba de niño, talentosísimos, buenísimos, no estaban haciendo lo que realmente les gustaba. Ahí se da cuenta de que había que crear una fundación para apoyar a estas personas que no tienen la posibilidad de realizar sus sueños. Empezamos a maquinar el proyecto y ahí fue donde surgió la idea que poco a poco ha dado sus frutos. La gran diferencia con otras, sin demeritar su trabajo, es que no somos una escuela de fútbol, no estamos formando futbolistas sino personas”, resalta la madre del ‘diez’ de la selección, quien junto a su familia ve en este proyecto una gran oportunidad de retribuirle a la niñez colombiana todo lo que ha conseguido James a lo largo de su aventura por el fútbol profesional.

“Es que hay gente que entiende mal lo que realmente somos nosotros y nos dicen: “ah es que ustedes lo que tienen es una escuela de fútbol”. Y no es así. Nosotros aquí tratamos de proporcionarles todos los recursos a nuestros niños, para que potencien sus habilidades. La idea es evitar la fuga de talentos. Utilizamos el fútbol como herramienta, pero aplicamos tres vértices fundamentales: Nicho ecológico, equipamiento biológico y andamiaje cultural. A partir del autoconocimiento les damos herramientas a los niños”, agrega Pilar.

A diferencia de otras instituciones que también basan su trabajo en ayudar a los niños de escasos recursos, Colombia Somos Todos intenta, basándose en su trabajo especializado, formar, capacitar y apoyar a los menores para que el día de mañana sean un ejemplo de superación personal.

“A los niños se les convirtió en algo recreativo el jugar fútbol, aprender a usar un computador, leer en inglés, entre otras cosas. Tratamos que el niño que vaya mal en el colegio estudie y mejore sus falencias. Tienen profesores altamente capacitados, tenemos bien cimentado el proyecto. James nos ayuda muchísimo, donó las canchas de la Fundación, está pendiente de los niños, manda camisetas para subastar. Es la imagen y el icono de todos. Es que él es un ejemplo de perseverancia y lucha mental”, expresa Pilar, quien sabe que a través de la innovación de su Fundación puede lograr el reconocimiento a nivel nacional e internacional.

Actualmente, en la Fundación se lleva a cabo un proceso pedagógico con los niños y sus familias, utilizando metodologías que combinan la práctica del fútbol con la pedagogía experiencial, el aprendizaje del inglés, el dominio de tecnologías digitales, el fortalecimiento nutricional y un arduo esquema de potenciadores cognitivos que fortalecen la capacidad de resolución de problemas, la creatividad, la innovación y la convivencia colaborativa, acompañado por un nuevo proyecto llamado Cultura de Paz, en el que el asesoramiento está a cargo del experto mundial de resolución de conflictos y columnista de El Espectador, Aldo Civico. Junto a Pilar Rubio y la junta directiva de la institución, viajarán este mes a Washington y Nueva York, para dictar charlas sobre el trabajo de la Fundación en favor de la infancia colombiana, en el Banco Mundial y en la Universidad de Columbia.

“Colombia Somos Todos es un proyecto que tiene al mismo tiempo un gran corazón y unas metodologías absolutamente innovadoras, que se está convirtiendo ya en un paradigma y un referente mundial en el campo del desarrollo infantil”, dice Aldo, entusiasmado por esta iniciativa.

Aunque sea una labor difícil y en algunas ocasiones llena de obstáculos, Pilar se siente orgullosa. Confía en el trabajo de todos los que diariamente ponen un granito de arena para que cada vez sean más y afirma que: “la realidad es que a mí esto me gusta mucho. Me apasiona. Nosotros tenemos por semana 7 u 8 reuniones con gente que quiere colaborar. Poder ayudar los niños, llegar a Ibagué y que nos abracen, que me digan ‘profe’, eso es una alegría que uno siente demasiado. Las sonrisas, esas sonrisas pagan todo. Nada más sincero que el sentimiento de un niño. Y nosotros lo único que queremos es que estén bien”.

Comenzaron con 80 niños y ya tienen en más de 200. Cada uno tiene su propia historia, sus propios problemas, cada uno tiene sus sueños, sus angustias, sabe que cuenta con el apoyo de James, Pilar y la fundación.  

Por Manuel Sánchez

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar