Elegir carrera en medio de la pandemia

El reto de encontrar un propósito personal que esté al servicio de la comunidad

Noticias destacadas de Especiales

Se cree que con la pandemia los adolescentes se sentirán más atraídos por buscar y elegir carreras que les permitan aportar a la consolidación de un mundo más equilibrado, más ecorresponsable y más incluyente.

Salir del colegio para muchos jóvenes es parte de una de las épocas más esperadas de la vida, ya que tienen la emoción de entrar a la universidad, vivir nuevas experiencias, empezar a construir paso a paso su carrera profesional y complementar su proyecto de vida.

No es una decisión fácil de tomar, pues el estudiante que acaba de salir del colegio tiene muchas expectativas sobre la vida, está empezando una etapa muy importante en la que se encontrará con preguntas fundamentales sobre su propio ser, su presente y su futuro.

Es posible que esas preguntas lo lleven a pensar en todo lo que quisiera hacer, por ejemplo: estudiar, viajar o explorar diferentes alternativas de acuerdo con sus gustos personales. “Esas preguntas pueden llevar al estudiante a encontrar un área del conocimiento que le interese y en donde se sienta cómodo, siendo este el inicio de la toma de decisión sobre su carrera profesional”, señala Luis David Prieto Martínez, vicerrector académico de la Universidad Javeriana.

Por ello, es fundamental tener un acompañamiento apropiado no solo por parte de la familia, sino de las universidades, en donde el aspirante pueda ver las opciones que tiene, no solo en términos económicos, locativos, logísticos y académicos, sino de una experiencia integral de vida.

Por ejemplo, en la Universidad Javeriana tienen diferentes formas de acompañamiento para el aspirante, que van más allá de escoger a través de un listado de varias profesiones, con el que pueden tomar una decisión de vida en donde lo más importante es encontrar un camino para cumplir sus sueños.

Es clave destacar el no tener miedo a equivocarse, porque suele suceder que los estudiantes son muy jóvenes y no tienen claro qué carrera elegir, y en esa elección influyen los talentos, hobbies e incluso los amigos y familiares. De ese modo, informarse, contrastar información y buscar diferentes opciones forman parte de ese proceso para tomar la mejor decisión.

Y en ese camino, como lo señala Carlos Arturo Calderón, director de Promoción y Divulgación de la Fundación Universitaria Konrad Lorenz, “se deben romper imaginarios frecuentes, como el de imitar a las personas exitosas que conocemos, algo así como apropiarnos de la fórmula de éxito del vecino o el miembro rico y exitoso de la familia”. Pues nadie tiene la fórmula del éxito, solo siendo auténticos, conociendo las propias fortalezas y debilidades, escuchando el corazón y, a la vez, siendo racionales, cada uno podrá hallar la fórmula de su propio éxito personal.

En entrevista para El Espectador, Carlos Arturo Calderón y Luis David Prieto Martínez hablaron sobre qué se debe contemplar a la hora de elegir una carrera.

¿A qué se refieren cuando hablan de vocación y que más influye para elegir carrera?

Carlos Arturo Calderón: la vocación se refiere a un conjunto de variables asociadas al potencial que tiene una persona para una actividad u oficio. En primer lugar, está la inclinación o atracción que se siente hacia este, la cual habitualmente se asocia con qué tanto siente uno que se le facilita; normalmente nos atrae aquello en lo que creemos que nos ira bien.

En segundo término, está el repertorio de características y habilidades personales, frente al perfil de destrezas y competencias que demanda cada profesión. En algunas se requiere gran capacidad de abstracción, en otros análisis, en otras comunicación verbal o de liderazgo, y ello hace que el perfil sea más o menos afín con el requerido para la carrera que se esté considerando.  Si se opta por una profesión para la que se tiene vocación, las probabilidades de disfrutarla y sobresalir serán mayores.

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de elegir carrera?

Carlos Arturo Calderón: lo ideal es conocer muy bien el perfil ocupacional de la carrera, sus campos de desempeño, roles y cargos típicos, pues corresponden a lo que el estudiante se dedicaría toda la vida. Para hallar información de manera fácil y rápida, los buscadores de empleos para profesionales son una buena herramienta. Luego se debe indagar en perfiles profesionales que, para la misma carrera, ofrecen las universidades en las que se podría estudiar.

¿Cómo orientar a los estudiantes en medio de la pandemia?

Carlos Arturo Calderón: es clave hablar con ellos de manera escueta y directa sobre la inconveniencia de hacer una pausa en su proyecto de vida por varias razones: nadie sabe con certeza hasta cuándo se prolongará la pandemia y no se recomienda pausar indefinidamente el curso de la vida académica; la vida debe continuar. Durante la pandemia han surgido y surgirán nuevos escenarios de aprendizaje, nuevas prácticas y herramientas, que llegan para quedarse y nos permitirán desarrollar competencias fundamentales en la llamada “nueva normalidad”. Quien se pierda la experiencia de aprender a convivir con estas se quedará rezagado con respecto a sus pares. Además, a partir de ahora, en los contextos académicos y laborales se valorará la capacidad de adaptación de las personas frente a las crisis y con toda certeza los chicos tendrán que dar cuenta de cómo se enfrentaron al panorama actual, lo cual determinará la percepción que se tenga de los pasantes o aspirantes a un cargo.

Con la pandemia, ¿creen que haya nuevos aspectos a considerar para elegir carrera?

Carlos Calderón: con los cambios que ha generado la pandemia en el ser humano, se presume que los adolescentes se sentirán más atraídos por buscar y elegir carreras que, desde su perspectiva, les permitan aportar a la consolidación de un mundo más equilibrado, más enfocado en lo fundamental, menos consumista, más ecorresponsable, más incluyente, que se valga de las tecnologías para escalar soluciones con mayor cobertura y alcance poblacional.

Durante estos últimos meses, el confinamiento y el cierre de amplios sectores de la economía han causado la quiebra de muchos negocios y la pérdida de miles de empleos, pero también la transformación y la reinvención de miles de pequeñas y medianas empresas y el crecimiento exponencial de cientos de ellas, con la consecuente generación o recuperación de nuevos puestos de trabajo. Muchas personas han debido cambiar de oficio y dedicarse a actividades que jamás imaginaron. La constante ha sido el cambio, un cambio nunca antes pensado.

¿Qué imaginarios se deben romper a la hora de elegir carrera?

Carlos Arturo Calderón: ese de imitar a las personas exitosas que conocemos, algo así como apropiarnos la fórmula de éxito del vecino o el miembro rico y exitoso de la familia. Nadie tiene la fórmula del éxito, solo siendo auténticos, conociendo las propias fortalezas y debilidades, escuchando el corazón y a la vez siendo racionales, cada uno podrá hallar la fórmula de su propio éxito personal. Y no hay fórmulas mágicas. El camino suele ser el autoconocimiento, la búsqueda juiciosa de información para documentar las decisiones, el tener un proyecto de vida con metas de largo y mediano plazo bien definidas y la determinación y disciplina necesarias para trabajar cada día para conseguirlas.

¿Se deben tener habilidades específicas para las carreras o se pueden desarrollar en el camino?

Luis David Prieto: siempre es posible aprender y en la Javeriana creemos en la educación a lo largo de la vida, de tal manera que nos encontramos abiertos al cambio, a las nuevas experiencias, al desarrollo permanente de las personas. Por ello, las habilidades se desarrollan en el camino. Al abordar una carrera, los estudiantes tienen diferentes saberes previos, lo cual facilita en mayor o menor grado su labor, pero en realidad los programas académicos están diseñados para que gradualmente todos los aprendizajes sean alcanzados en el tiempo previsto.

¿Qué carreras podrían ser la mejor elección en este tiempo que denominan la “nueva normalidad”?

Luis David Prieto: la pandemia trae grandes oportunidades para la formación de talento humano en el marco de la denominada “nueva normalidad”. Inicialmente, es preciso hacer referencia a los tipos de programas. La recuperación económica a nivel mundial probablemente demandará capital humano formado en un corto plazo, lo que significa que la oferta de programas en el nivel técnico profesional y tecnológico será fundamental para la reactivación económica.

Las profesiones digitales o relacionadas con la economía digital tendrán una gran demanda en los próximos años, tales como “chief digital officer”, diseñadores de experiencia de usuario, especialistas en “blockchain”, especialistas y desarrolladores de internet de las cosas (IoT), desarrolladores de videojuegos, analistas y arquitectos de datos, analistas de inteligencia de negocios y especialistas en sistemas de gestión, entre otros.

¿Se puede estudiar lo que a uno le gusta y ser rentable?

Luis David Prieto: creemos que así es, que las personas que estudian y trabajan con aquello que les apasiona consiguen los medios necesarios para llevar una vida digna. No obstante, nada nos garantiza una rentabilidad favorable de manera permanente. Es claro que aquellos mejor preparados y que aman lo que hacen tienen más posibilidades de progresar y alcanzar un bienestar económico. Es así como cultivar una formación integral nos brinda los elementos necesarios para construir un perfil profesional destacado, enriquecido con diferentes habilidades, competencias y conocimientos. De la singularidad de cada ser humano se deriva un potencial personal que se despliega en cada tarea que asumimos desde el colegio y la universidad, y que nos facilita avanzar con mayor seguridad y confianza en un entorno altamente dinámico.

Comparte en redes: