El comercio electrónico ha aumentado de manera exponencial

Compras seguras con los mejores precios sin salir de casa

Noticias destacadas de Especiales

Los casilleros virtuales son un aliado en esta temporada para realizar las compras de Navidad y adquirir insumos para las empresas.

Con las cuarentenas que se realizaron en todo el mundo para mitigar la propagación del coronavirus, las personas volcaron su mirada hacia el comercio electrónico, que en Colombia ya había cobrado fuerza, pero con estos cierres presentó un crecimiento exponencial.

“No nos imaginábamos que esto fuera a pasar, pero las personas siguieron con sus compras y con mayor constancia, las cuales hasta el momento se mantienen”, señala María Fernanda Quiñones, presidenta ejecutiva de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, quien además destaca que el crecimiento semanal alcanzó un 11 %.

Este panorama positivo representa, además, una oportunidad para dinamizar la economía, crear nuevos empleos y fidelizar a los clientes. “Uno de los grandes logros con la pandemia es que varias personas por primera vez realizaron una compra por internet y se dieron cuenta de que es seguro, lo que nos permite dar un paso importante en seguridad y ganar más clientes”, señala Santiago Naranjo, presidente para Latinoamérica de VTEX, una plataforma de comercio electrónico.

Ese paso es clave en esta temporada, porque las personas pueden hacer sus compras de Navidad a través de la web en cualquier parte del mundo.

“Es un escenario promisorio, nosotros estamos listos para transportar las compras de nuestros clientes y hacer sus sueños realidad”, explica Paula Martínez Rojas, directora de mercadeo de Ultrabox, una empresa de casilleros internacionales, aliados claves no solo para satisfacer esas necesidades del cliente de a pie, sino también a los clientes jurídicos que importan sus materias primas.

Los casilleros internacionales, que llevan décadas en el servicio de logística en el país, son una herramienta fácil y segura a la hora de realizar compras. “Funcionan de una forma muy sencilla, nosotros les damos una dirección en los países que tenemos bodegas y allá llegan los productos que luego se transportan a Colombia”, comenta Martínez.

Pero su importancia radica en que esas compras llegan en el tiempo indicado y con la calidad del producto. En Ultrabox hay un seguro que cubre cualquier daño o pérdida del producto y una tarifa integral. También asesorías para los clientes y un acompañamiento cercano que consiste en tenerlos siempre informados de las temporadas de descuentos, dependiendo del perfil de cada uno y los lugares virtuales que frecuentan.

Por ejemplo, ahora que se acerca una de las temporadas más importantes de ofertas en Estados Unidos, con el famoso Black Friday, “tenemos rastreadas las tiendas, conocemos las ofertas y las comunicamos para que las personas puedan hacer las mejores compras de una forma fácil”.

También tienen un servicio para personas jurídicas, que desde hace varios años vieron en los casilleros internacionales un aliado para hacer crecer sus negocios, innovar y ser sostenibles. Esta categoría funciona de una forma sencilla y trae beneficios adicionales para los empresarios porque pueden traer repuestos, materias primas, insumos, catálogos y productos necesarios para sus empresas con todo el acompañamiento en el proceso de importación, facilitando trámites y documentación para el proceso de nacionalización bajo la modalidad de envíos urgentes y con una frecuencia de tiempo casi que inmediata.

En cualquiera de los dos escenarios es clave que las personas estén informadas de cómo funcionan sus casilleros, los costos y la cobertura, pero ante todo reconocer esos tips para no caer en fraudes y tener una experiencia amena. En palabras de Gerardo González, gerente de transformación en Sonda Colombia, “nunca ingresar a un sitio de compras a través de un acceso enviado por medio de un correo electrónico o por un enlace y tampoco suministrar los datos de su tarjeta de crédito ante consultas de desconocidos, sea por vía telefónica, a través de mensajes enviados o por correos electrónicos”.

Algo importante es que las empresas comerciales que usan pasarelas de pago deben asegurar que tienen niveles de ciberseguridad, como antivirus actualizados, prácticas y herramientas de resguardo de la información de los clientes, Firewall para la información on premise y en la nube, y en general una política de seguridad que permita resguardar de manera correcta la información de sus negocios. “Actualmente existen en el mercado alternativas muy asequibles para lograr niveles de seguridad lo suficientemente altos para mitigar los riesgos asociados a las compras online”, señala González.

Otras recomendaciones que no son de seguridad, pero sí prácticas para aprovechar al máximo las temporadas que se vienen de ofertas, según Paula Martínez, son: “Visitar las tiendas virtuales con anterioridad para conocer los productos y suscribirse a newsletters para estar informado de los descuentos, y entrar lo más temprano que se pueda ese día, porque tienden a agotarse los productos”.

Comparte en redes: