Publicidad

Especiales Editoriales El Espectador con información institucional de EPM

Con la capitalización de Tigo-Une, EPM defiende el patrimonio público

Conozca los detalles alcanzados con el acuerdo estratégico que permitió la capitalización de una de las compañías antioqueñas más grandes en el sector de las telecomunicaciones y su apuesta para lograr una expansión digital en Colombia.

22 de octubre de 2023 - 09:00 a. m.
Jorge Andrés Carrillo, gerente general del Grupo de Empresas Públicas de Medellín -EPM-.
Jorge Andrés Carrillo, gerente general del Grupo de Empresas Públicas de Medellín -EPM-.
Foto: Cortesía: EPM

Tigo-Une es una de las empresas de telecomunicaciones más importantes en Colombia, compañía que, de acuerdo con la Comisión de Regulación de las Comunicaciones (CRC), está en el top tres en el negocio de los minutos, datos móviles, telefonía fija e internet para el hogar en el país.

Esta empresa colombiana, creada en 2006, está compuesta por una sociedad mixta, cuya participación de acciones está distribuida casi por mitades entre el Grupo de Empresas Públicas de Medellín (EPM), accionista mayoritario, y Millicom International Celular S. A.

Sin embargo, su permanencia en el mercado estuvo en duda debido a la situación financiera que atravesaba la compañía por los balances de años anteriores. Esto, después de que Tigo-Une, por ejemplo, cerrara 2022 con unos activos cercanos a los $5,3 billones, pasivos por $4,7 billones y un patrimonio de $557.539 millones.

Pero lo más preocupante desde el punto de vista financiero eran las deudas adquiridas, las cuales, según el reporte publicado en septiembre de este año y con fecha de corte al primer semestre del 2023, indicaban que el endeudamiento de la compañía era de $2,92 billones: 5,2 veces más grande que su patrimonio.

Conociendo este panorama, Empresas Públicas de Medellín E. S. P., bajo la gerencia general de Jorge Andrés Carrillo, llegó a un acuerdo con Mauricio Ramos, CEO de Millicom, para capitalizar Une EPM Telecomunicaciones S.A. (Tigo-Une), de forma conjunta.

Según el acuerdo, cada parte aportará $300.000 millones (cerca de US$71 millones) para consolidar un aporte total de US$142 millones, que serán dirigidos principalmente a desarrollar la estrategia de negocios y priorizar la construcción de autopistas digitales en Colombia.

De acuerdo con Carrillo, tras esta decisión se busca ampliar el servicio de conectividad a millones de usuarios y continuar brindando fuentes de empleo (directos e indirectos) a miles de colombianos.

Cabe señalar que, con este acuerdo, ambos socios conservan su actual participación accionaria en la compañía y se acordó la modificación del acuerdo de accionistas de 2013 de la siguiente manera:

Tigo-Une podrá readquirir las acciones de EPM y Millicom que hacen parte de esta capitalización, siempre y cuando las condiciones financieras de la compañía así lo permitan. Así mismo, EPM tendrá una opción de venta que, si la ejerce, obligaría a Millicom a comprar la totalidad de las acciones que tenga EPM en Tigo-Une, lo que permitiría que EPM recupere los recursos invertidos en esta capitalización.

Además, la cláusula de protección del patrimonio público de EPM se extenderá hasta el 31 de diciembre de 2026. Decisión que se tomó en sesión plenaria de la Junta Directiva de EPM, realizada el 4 de octubre de 2023, que está supeditada al cumplimiento de las siguientes condiciones, cuyo propósito fundamental es proteger el patrimonio público:

La capitalización se debe realizar con un valor de la acción a valor de mercado (reconocimiento de empresa en marcha), el retorno de los recursos se realizará por alguno de los siguientes mecanismos: readquisición de acciones por parte de Une o la compra obligatoria de Millicom a un valor de la acción acordado entre las partes.

La forma de pago establecida es que el 50 % se entrega en octubre de 2023 y el 50 % restante en diciembre de 2023. Así mismo, EPM tendrá la opción de elegir, en un plazo máximo de un año, entre la ejecución de la cláusula de protección del patrimonio público y la opción de compra obligatoria por parte de Millicom.

“Esta decisión conjunta le apuesta a la materialización del plan de empresa gestado por Tigo-Une, mejora significativamente su solidez financiera y le permite seguir prestando el excelente servicio de telefonía, internet y movilidad a sus usuarios, que caracteriza a la empresa”, indica la compañía antioqueña.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar