Publicidad

Consejos para la inversión

Las cesantías, un ahorro para vivienda o estudio.

Redacción Especiales
29 de enero de 2010 - 03:26 a. m.

Si usted es de las personas que aún no saben qué van a hacer con las cesantías que le han consignado y que le consignarán los primeros días de febrero, y está interesado en darle un buen uso, con la reciente reforma que crearon para el ahorrador, tendrá la oportunidad de aplicar un nuevo esquema que se ajuste más al manejo de su inversión.

Ahora podrá optar por escoger entre dos tipos de portafolio. Si su perfil es de inversión de menos tiempo, se debe ir al de corto plazo, pero si por el contrario las quiere mantener más de un año, debe ir al portafolio de largo plazo.

El de corto plazo, por ejemplo, está diseñado precisamente para personas que quieran o  que necesitan  retirar sus recursos muy rápido,  casi tan pronto  como los consigna el empleador.

Mientras que  el ahorrador que quiere  estar más de un año y tener mayores utilidades o ganancias más fuertes, puede escoger  el portafolio de largo plazo,  pero debe tener en cuenta que sus utilidades    dependerán del comportamiento del mercado financiero.

Para Manuel Felipe García, director de investigaciones económicas de Skandia, es muy importante esta reforma, porque es el primer paso hacia la constitución de los multifondos en pensiones obligatorias, que  entrarán en operación muy pronto.

El Congreso de la República aprobó en 2009 la ley que les da vida a estos multifondos,  los cuales van a llevar al trabajador, dependiendo de unas características especiales, principalmente la edad y el perfil de riesgo, que escojan  el portafolio en el cual quieren ahorrar para construir su pensión.

Este investigador  cuenta que un trabajador joven, menor de 40 años, que tiene aún más de 20 años para pensionarse, puede invertir en el portafolio agresivo, que  tiene una composición mayor de acciones, sabiendo que en períodos tan largos de tiempo el retorno de este tipo de activo es mayor que el de los bonos, a pesar de que en períodos muy pequeños pueden presentar bajas en el precio relativamente fuertes. “En la medida en que el trabajador vaya envejeciendo, habrá construido un capital que debe cuidar, pues su edad de pensión estará más cerca y pasará a un fondo más conservador”.

Por otro lado, existen los buenos consejos para invertir bien sus cesantías y no tener futuros arrepentimientos por haberlos malgastado, como lo recomienda Clara Inés Guzmán Nieto, especialista en productos obligatorios del área de mercadeo de Skandia, quien menciona que lo mejor es hacer uso de estos auxilios sólo en casos de emergencia y, en la medida de lo posible, ahorrarlas, ya que a mayor permanencia del dinero en un fondo, mayor será la rentabilidad y, por lo tanto, el beneficio de cada afiliado. Tener claro el objetivo del uso de las cesantías ayudará a las familias a optimizar este capital.

De igual manera, el experto Camilo Herrera, presidente de Raddar, explica que “sin duda todo tiene que ver con la comprensión de la naturaleza de este ahorro: su objetivo es causar un ahorro para  momentos en que la persona no tenga empleo y consigue otro; pero al ser un mecanismo de financiación de vivienda, lo que causa  es un efecto de sustitución de activos,  que se pasa de tener un ahorro a tener un apartamento, que en cualquier momento puede ser garantía de un crédito de libre destinación. Esto demuestra que el colombiano prefiere asegurar su casa, que tener un ingreso en caso de pérdida del empleo”.

Por Redacción Especiales

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar