¿Cuál es el reto de las universidades, la virtualidad y el regreso a las aulas en pandemia?

Este 2021, por ahora, muestra un escenario similar al del año pasado en cuanto al rol del coronavirus en los espacios académicos. Dos expertos y analistas del sector educativo entregan sus proyecciones para este nuevo año que recién comienza.

25 de enero de 2021 - 09:00 a. m.
Todas las instituciones han volcado sus esfuerzos a la adaptación en pandemia.
Todas las instituciones han volcado sus esfuerzos a la adaptación en pandemia.
Foto: Pixabay

La particular situación de salud pública originada por el COVID-19 propone múltiples retos a la instituciones de educación superior dentro de los cuales se resalta el fortalecimiento de su dimensión de adaptación para así ofrecer continuidad a los proyectos de formación académica de los estudiantes. Por eso, es vital brindar acompañamiento integral, cuidando la salud física y mental, con modos de enseñanza y estrategias pedagógicas flexibles que les permitan a todos los estudiantes cumplir con los objetivos de aprendizaje esperado y que ofrezcan al país el talento humano que se requiere para el proceso de reactivación social y económica.

Para este efecto, todas las instituciones han volcado sus esfuerzos a esa adaptación. Por ejemplo, la Pontificia Universidad Javeriana (PUJ) viene consolidando un ecosistema de aprendizaje que sitúa al estudiante y sus relaciones con el entorno tanto institucional como externo, en el centro de acción y atención. Esto implica fortalecer las opciones de acompañamiento, para formar en autonomía y que el estudiante sea capaz de establecer sus propias rutas de aprendizaje de acuerdo con sus necesidades, ritmos y estilos de aprendizajes.

“Por eso venimos consolidando apuestas en materia de innovación curricular e innovación pedagógica que nos permitan obrar un cambio cultural a través de líneas de acción que incluyen la formación de nuestros profesores, las reflexiones desde las pedagogías de las disciplinas, nuevas apuestas en ambientes de aprendizaje renovados y una forma más flexible de pensar y concebir las experiencias formativas que se integran en los currículos”, afirma Luis David Prieto Martínez, vicerrector académico de la PUJ.

De acuerdo con lo anterior, este ecosistema, según Prieto, se concreta a partir de tres niveles de incidencia:

· Un nivel macro, que caracteriza la relación con el entorno que promueve aprendizajes ubicados en un contexto cultural y les dan su significación social, ambiental y política.

· Un segundo nivel, es el que hemos denominado meso a través del cual se busca la articulación de los procesos institucionales en materia de desarrollo integrado de la oferta académica, desarrollo del cuerpo profesoral, desarrollo estudiantil, ecosistema de innovación y emprendimiento y modelo de transformación digital.

· Y un tercer nivel, micro, en el cual se encuadran ejes y líneas de acción específicas en materia de innovación curricular, innovación pedagógica y acompañamiento a estudiantes, que como hemos visto son el corazón que dinamiza las transformaciones que debemos operar en el corto y mediano plazo.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar