Publicidad

“El lujo tiene que ver con sueños y deseos, no con necesidad”

El fundador de la brasileña MCF Consultoría & Conocimiento y ex presidente de LVMH para América Latina, revela el estado de la industria en la región.

Juan Fernández
13 de diciembre de 2007 - 10:22 a. m.

El brasileño Carlos Ferreirinha está dedicado a medirle el pulso al mercado del lujo en América Latina. Su paso por LVMH (Louis Vuitton - Moët Hennessy) le dio el olfato para detectar las estrategias y movidas de los grandes grupos dedicados al lujo, y con su firma MCF Consultoría & Conocimiento está revelando el comportamiento de los consumidores con mayor poder adquisitivo. Su lista de clientes es larga e incluye a las principales marcas premium con intereses específicos en la región.

El MBA en Gestión del Lujo, que creó en llave con la Fundação Armando Álvares Penteado, también está contribuyendo con la necesidad de la industria de ejecutivos con conocimiento y visión de administración y gerencia. Desde São Paulo, Ferreirinha conversó con El Espectador para hacer su diagnóstico del momento por el que atraviesa el lujo en Latinoamérica.

¿Cómo ve el mercado de productos premium en América Latina?

En crecimiento, pese a que todavía algunos países están un poco más adelantados y desarrollados que otros, pero seguramente en un proceso de desarrollo continuo en países como Brasil, Argentina, Chile, Colombia y México. Colombia, particularmente, vive un momento especial relacionado con la autoestima de sus habitantes que puede ser traducida en consumo aspiracional de lujo y premium.

¿Qué tan lejos está la región de los grandes mercados?

Muy lejos. Los mercados tradicionales son Estados Unidos, Japón y el mercado común europeo. Pero ahora la prioridad de las empresas está en mercados como el asiático, incluidos India y Rusia.

¿Cómo es el consumidor de lujo latinoamericano: sofisticado u ostentoso?

En algunos países más ostentoso y en otros países más sofisticado. Todo depende de la cultura local, que es bastante distinta en cada lugar. Todavía estamos en una primera fase de ostentación, aunque algunos pocos clientes ya son discretos y más sofisticados.

¿Cuánto mueve el mercado de bienes de lujo en América Latina?

Según datos de mi consultora, US$32.000 millones.

¿Cómo ha cambiado el lujo en los últimos años?

Ha pasado de ser una simple actividad elitista para burgueses y aristócratas a una industria bastante importante con negocios y herramientas de gestión en todos los rincones del mundo.

¿Cree que con toda esta cantidad de dinero que el mercado está moviendo, los grandes grupos comenzarán una nueva ola de adquisiciones entre sí?

No. Esta ola ya se fue. Me parece que ahora los grandes grupos van a analizar qué marcas tienen que seguir con inversiones. Eso sí, es de esperar que algunas marcas sean vendidas.

¿El verdadero lujo es discreto? Le pregunto porque los ricos de verdad, y que poseen estatus, parecen entender que la vida se compone de experiencias moderadas y significativas...

El verdadero lujo es todo lo que es especial, exclusivo, raro... que tiene calidad que sorprende, encanta y fascina. El lujo tiene que ver con sueños y deseos, no con necesidad. La discreción es una actitud del consumidor y no de los productos. Lujo viene de la palabra lux, en latín, que tiene que ver con luz, brillo. Hoy se habla mucho de experiencias, pero éstas, en el lujo, también tienen que ser fascinantes.

¿Quiénes determinarán el mercado de la moda en un futuro? ¿Quizá los financieros y no los modistas?

Los dos. No creo que esta fuerza vaya a cambiar.

¿Por qué lanzar un MBA sobre el lujo?

Para enseñar a los ejecutivos a aprender con la actividad del lujo, a como estar comprometido con los detalles y con la total excelencia.

¿Cómo distinguir un producto fashion de un producto de lujo?

El fashion tiene tiempo, el lujo es atemporal.

¿Cómo define la palabra lujo?

Productos y servicios que estimulan los deseos.

¿Cuál es límite del lujo?

No hay límite.

Arriba Brasil

MCF Consultoría & Conocimiento y GfK Indicador, revelaron recientemente los resultados de una investigación sobre el mercado del lujo en Brasil. Un total de 65 empresas brasileñas y extranjeras con operaciones en ese país fueron consultadas para conocer, entre otros, los siguientes resultados:

- Comparado con otros países emergentes como Rusia, India y China, donde el segmento del lujo crece a tasas del 45%, Brasil (cerrado hasta 1992) ocupa una posición tímida.

- La facturación del mercado del lujo en Brasil durante 2006 fue de US$3.900 millones, lo que representa cerca del 1% de la facturación del mercado mundial. Un crecimiento del 32% comparado con el año inmediatamente anterior.

- El ejecutivo de la industria del lujo es predominantemente hombre y el 73% está entre los 31 y 50 años.

- En cuanto al crecimiento del lujo en las ciudades, São Paulo domina con un 74%. Le siguen Río de Janeiro (23%), Belo Horizonte y Porto Alegre (21%) y Curitiba y el Distrito Federal (16%).

- El 70% de las empresas consultadas cree que el principal enemigo de la expansión e implantación del negocio es la tributación. El 44% dice tener dificultades de importación.

- El 83% de los empresarios dice que dará prioridad a sus marcas y el 56% asegura que invertirá en expansión.

Por Juan Fernández

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar