Publicidad

El parque nacional más grande

En agosto se concretó la ampliación del Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete, que pasó de tener 1,2 millones de hectáreas a casi 3 millones. Así se creó el “corazón” de la Amazonia colombiana.

Diana Castellanos* Especial para El Espectador
28 de diciembre de 2013 - 08:00 p. m.
Tres años tomó el proceso de ampliación del Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete. / Archivo - El Espectador
Tres años tomó el proceso de ampliación del Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete. / Archivo - El Espectador

Entre los retos que implica la conservación de áreas naturales en Colombia, la ampliación del Parque Nacional Natural (PNN) Serranía de Chiribiquete es un logro que hace sentir orgullosa a cualquiera de las muchas personas que participaron en él.

Para mí, el reto fue y es grande. El primer paso fue imaginar, hace más de tres años, que fuera posible proteger los inmensos bosques que rodean al parque natural más grande de Colombia. Eso ya de por sí era toda una oportunidad tanto profesional como personal para cualquier biólogo, como lo soy yo.

El segundo paso consistió en delimitar una primera área de estudio. Esto se hace uniendo los conocimientos que sobre la región tenemos varias personas de la entidad y asesores externos, para lograr esbozar una propuesta preliminar alrededor de la cual se procede con las fases de corroboración en campo y levantamiento de información.

Durante esta fase tuve la oportunidad de participar en algunos de los sobrevuelos que se realizaron por los límites previstos y ver con mis propios ojos que lo que se había estado trabajando desde las imágenes digitales, los inmensos bosques que sobrevolamos, los innumerables ríos y lagos que constituyen esta región, demuestran, sin necesidad de mayores justificaciones, la validez de salvaguardar estas tierras.

Claro, la ampliación del parque más grande de Colombia no sólo puede darse por las emotivas sensaciones que se experimentan al sobrevolar sus selvas. Hay que construir un documento que sustente esa decisión desde varios ángulos: ambiental, social, cultural y de gestión.

Luego de extensas discusiones técnicas para analizar la información recolectada se van construyendo los criterios para delimitar el parque y plantear los objetivos que tendrá el área. Esto antes de ser sometidos a la consulta de los resguardos vecinos.

Regresamos a las malocas esta vez para explicarles a las comunidades indígenas vecinas del parque nacional la necesidad de la ampliación. Entonces hay que atender aspectos más regionales, nacionales e internacionales, que permitan hacer entender que el PNN Chiribiquete es el centro de la Amazonia colombiana y que la región amazónica sólo se podrá conservar (preservar, conocer, usar) en la misma medida en que tengamos ordenadas las actividades y que los habitantes puedan participar en las decisiones que definirán su tipo de desarrollo.

Pasar horas y horas de maloca en maloca discutiendo con las autoridades indígenas conceptos, principios, límites y objetivos puede resultar extenuante, pero a la vez reconforta el lograr acuerdos y avales y, sobre todo, recoger entre los habitantes locales aspectos que son de su interés para ser incluidos en la gestión que tendrá el área ampliada. Así se pasa por la concertación que lleva implícitos retos posteriores a los que el parque debe enfrentarse.

Finalmente se firma la resolución de ampliación. Como responsable de la Dirección Territorial Amazonia desde hace tres años, entiendo que esta ampliación significa una señal inequívoca de un reto regional y nacional en el que la coordinación institucional e intersectorial generará una propuesta institucional y social frente a un área que ya no sólo abarca el parque nacional sino una región de 12 millones de hectáreas. Este es el “corazón de la Amazonia colombiana”.

Ahora mi tarea consiste en impulsar iniciativas para darles a conocer a las diferentes entidades y cooperantes los retos de la gestión del parque más grande de Colombia y de cómo para poder salvaguardarlo todos debemos atender las principales necesidades de la región en que se encuentra.

 

* Directora territorial Amazonia, Parques Nacionales Naturales.

Por Diana Castellanos* Especial para El Espectador

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar