Publicidad

Contenido desarrollado en alianza con el Ministerio de Ambiente, Desarrollo Sostenible y PNUD

Gobierno del cambio, con el apoyo del PNUD, avanza en proteger la capa de ozono

En la búsqueda de mejores alternativas que preserven el planeta, se lideran proyectos con los cuales se demuestran las ventajas ambientales para el subsector de supermercados.

17 de septiembre de 2023 - 02:00 p. m.
Gobierno del cambio, con el apoyo del PNUD, avanza en proteger la capa de ozono.
Gobierno del cambio, con el apoyo del PNUD, avanza en proteger la capa de ozono.
Foto: Cortesía

Día a día, es poco probable que entendamos las consideraciones ambientales derivadas de las maneras de conservar nuestros alimentos para que estén frescos en nuestros hogares. Detrás de cada refrigerador que conserva productos a baja y media temperatura hay un sistema con tuberías y ventiladores capaces de absorber el calor de los alimentos y conservarlos a la temperatura adecuada. Pero para retirar el calor se requieren gases refrigerantes que circulan dentro del aparato y son impulsados por motores (compresores) que consumen energía eléctrica, de ahí que el consumo de electricidad y las posibles emisiones de gases refrigerantes son las principales preocupaciones desde el punto de vista ambiental.

Para comprender mejor este impacto, se estima que los sistemas de refrigeración comerciales utilizados en las tiendas y supermercados contienen en promedio 220 kg de gas refrigerante, y debido a las fugas y deterioro en la tubería, se puede perder anualmente cerca del 25 % de esta cantidad. Por ejemplo, un supermercado que utiliza 105 kg de refrigerante R404A pierde cerca de 26 kg al año, lo que equivale a 102 toneladas de CO2 en el ambiente. Estos gases liberados a la atmósfera generan el deterioro de la capa de ozono, y algunos incrementan el efecto invernadero natural del planeta, y equivalen a las toneladas de CO2 que pueden generar aproximadamente 53 carros, con un recorrido anual de 10.000 km cada uno.

¿Qué se está haciendo en Colombia para cumplir con el Protocolo de Montreal?

Con la misión de contribuir al cuidado ambiental y la necesidad de desarrollar acciones encaminadas hacia este objetivo, Colombia se adhirió desde 1994 al Protocolo de Montreal, hace referencia  a las sustancias que agotan la capa de ozono (SAO).

Estas son producidas por el hombre y empleadas principalmente en los sistemas de refrigeración y aire acondicionado. Cuando se liberan, llegan a la atmósfera, los rayos ultravioleta rompen sus enlaces moleculares liberando átomos de cloro o bromo que destruyen el ozono en la estratosfera.

La capa de ozono cumple una importante función en el planeta, ya que absorbe la mayor parte de la radiación ultravioleta (UV) que proviene del sol. Una mayor exposición a la radiación UV-B, por ejemplo, aumenta el riesgo de padecer cáncer de piel y cataratas y suprime el sistema inmunitario en las personas; así como también puede afectar la vegetación terrestre, incluidos los cultivos agrícolas, y a los organismos unicelulares y ecosistemas acuáticos.

Para la reducción y eliminación de las sustancias controladas por el Protocolo de Montreal se desarrolla, a través de la Unidad Técnica Ozono de Minambiente, una estrategia denominada Plan de Gestión de eliminación del Consumo Hidroclorofluorocarbonos (HCFC) - HPMP (por sus siglas en inglés). Esta estrategia se ha dividido en tres etapas, de las cuales dos ya se han implementado exitosamente en el país, y la tercera, comprende el periodo desde 2022 hasta el 2030, año en el cual se eliminará el 100 % del consumo de referencia de HCFC en Colombia.

Siguiendo esta línea, el país ha ratificado la enmienda más reciente del Protocolo Montreal (Enmienda de Kigali), que impulsa a establecer medidas para reducir el consumo de los refrigerantes hidrofluorocarbonos (HFC), con la implementación de un cronograma de reducción gradual de HFC para alcanzar el 80 % del consumo en 2045.

En este contexto, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, a través de la Unidad Técnica Ozono (UTO) y con el apoyo del Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), adelantan acciones para promover alternativas que disminuyen el impacto ambiental causado por el manejo inadecuado de los gases refrigerantes y se busca que sean más eficientes en el consumo energético.

¿En qué consistió el proyecto para tiendas o supermercados en Colombia?

El proyecto se orientó a promover la adopción, a largo plazo, de alternativas tecnológicas que mejoren la eficiencia energética y reduzcan el impacto ambiental de los sistemas de refrigeración en tiendas y supermercados, y comprendió varias actividades.

La formulación de la “Estrategia nacional para reducir el impacto ambiental y gestionar la eficiencia de los sistemas y equipos de refrigeración comercial del subsector de tiendas de Colombia” se sustentó en aspectos como la caracterización y el diagnóstico de los sistemas de refrigeración de las tiendas del país, el análisis de los escenarios de referencia de acuerdo con el consumo energético y el impacto ambiental, la formulación de las medidas y alternativas técnicas, y la revisión de las tecnologías de eficiencia energética y reducción del impacto ambiental directo.

Los proyectos piloto desarrollados con los supermercados Cencosud, Grupo Éxito, Jerónimo Martins (ARA), Mercados Colsubsidio y supertiendas y droguerías Olímpica permitieron demostrar dos nuevas tecnologías diseñadas y fabricadas en el país.

Los nuevos diseños tienen dos tipos de aplicación: como mostrador independiente o equipo con unidad de refrigeración incorporada (autocontenido) y como de múltiples mostradores, que consiste en un circuito remoto de enfriamiento con agua, tipo minichiller.

La empresa colombiana Weston SAS fue la responsable del diseño, fabricación e instalación de los equipos, y la realización de las mediciones de los equipos en operación que se compararon con sistemas similares del mercado.

A simple vista, los equipos son iguales a los que se suelen usar en un supermercado, funcionan con un refrigerante natural (R290), el cual es abundante, accesible, amigable con el ambiente y tiene buenas propiedades termodinámicas. No es un gas que potencializa el efecto invernadero ni daña la capa de ozono.

El proyecto incluyó la realización de talleres de capacitación a los técnicos e ingenieros del país sobre las nuevas alternativas definidas en la estrategia y tuvieron el apoyo del SENA y de  la Asociación Colombiana de Acondicionamiento del Aire y de la Refrigeración (Acaire).

Ventajas ambientales

Las dos tecnologías pueden ahorrar hasta un 70 % de electricidad en comparación con los equipos convencionales. Sin embargo, la apertura de las puertas de forma prolongada y continua aumenta el consumo energético de un equipo de refrigeración, por esta razón el consumidor final también debe usar de forma responsable estos equipos para contribuir a la disminución del calentamiento global.

Adicionalmente, entre los resultados logrados en las pruebas se evidenció no solo el ahorro energético, sino también la reducción del impacto ambiental generado por los gases refrigerantes con alto potencial de calentamiento global y de agotamiento de la capa de ozono, lo que abre la posibilidad de que las tiendas o supermercados puedan reducir sus gastos operativos y su huella de carbono.

Colombia avanza en la búsqueda de alternativas ambientales para proteger la capa de ozono

Colombia viene avanzando en afrontar retos ambientales, entre ellos proteger la capa de ozono. Desde el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia, a través de la Unidad Técnica de Ozono (UTO), estamos realizando un trabajo juicioso y serio de concientización a los empresarios y la ciudadanía para avanzar en soluciones más amigables con el ambiente. La industria debe aprovechar que el país ya cuenta con  desarrollos de tecnologías ambientalmente sostenibles en el sector de refrigeración y aire acondicionado, enfocadas en reducir el consumo de las sustancias controladas por el Protocolo de Montreal, aseguró la ministra de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Susana Muhamad.

Las opiniones de los principales actores

La estrategia contó con la participación de diferentes actores que contribuyeron a la realización de esta iniciativa y su interés y compromiso se ve reflejado en sus comentarios.

Jimena Puyana

Gerente de Ambiente y Desarrollo Sostenible PNUD

“Las estrategias implementadas a nivel nacional por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Unidad Técnica Ozono de Minambiente, en el marco del protocolo más exitoso del mundo, como es el de Montreal, no solo ha llevado a la protección de la salud humana a través de la recuperación de la capa de ozono, sino también a muchos otros resultados positivos, entre los cuales destacamos las reducciones significativas en las emisiones de gases de efecto invernadero, la innovación de la industria y el uso más eficiente de la energía”.

Richard Osma

Gerente general de Weston SAS

Indicó que “como fabricantes de estos equipos tenemos la obligación de ofrecer al mercado productos con tecnologías responsables con el ambiente”.

David Chadid

Gerente ambiental del grupo Jerónimo Martins (octubre, 2022)

“El grupo Jerónimo Martins (Tiendas ARA) está comprometido con la sostenibilidad ambiental de sus operaciones en Colombia, y para nosotros es de vital importancia implementar acciones de reducción y mitigación de impactos ambientales”.

Pablo Montoya Dávila

Director de Sostenibilidad del Grupo Éxito (octubre, 2022)

“Alineados con la estrategia climática de la compañía, y considerando el trabajo realizado en conjunto con Minambiente, seguimos fortaleciendo nuestra cadena de frío, por lo que estas reconversiones nos han permitido reducir nuestra huella de carbono y tener nuestra marca Carulla Freshmarket como el primer formato de retail en Latinoamérica certificado como carbono neutro”.

José Hernán Álvarez Martínez

Gerente de Mantenimiento y Medio Ambiente de Cencosud (agosto, 2022)

“En Cencosud Colombia hemos trabajado de la mano con la Unidad Técnica Ozono de Minambiente en este proyecto, el cual está alineado con la estrategia de sostenibilidad de la compañía, y principalmente con el pilar PLANETA, en el cual nos comprometemos a gestionar los aspectos medioambientales de las instalaciones, incorporando los riesgos y oportunidades, producto del cambio climático, que permitan considerar acciones de mitigación y adaptación”.

Juan Buitrago y Carlos Torres

Analista de gestión ambiental y jefe de Mantenimiento de Mercados Colsubsidio (agosto, 2022)

“Para Colsubsidio la sostenibilidad comprende un proceso armónico entre la protección y conservación de los recursos naturales, el desarrollo integral humano, la transparencia y el gobierno corporativo. La estrategia para el sector permitió visibilizar el aporte real de los gases refrigerantes a la huella de carbono”.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar