30 May 2021 - 2:00 p. m.

La fruta colombiana que recorre el mundo

Productos como la guanábana y otros frutos secos han traído progreso al sector agricultor del país.

Que Colombia es un país diverso, es algo que se puede palpar desde el turismo. Y esa diversidad ha sido el pie de apoyo para que cada vez más el sector empresarial aproveche la variedad de frutos que aquí se dan.

En el mundo, Colombia es el noveno proveedor de frutas exóticas. Gracias a su ubicación geográfica y a sus climas, el país cuenta con una diversidad de la que hoy en día logra sacar provecho.

Pero la demanda internacional va más allá de la fruta fresca. Las exportaciones de frutas y hortalizas procesadas en Colombia llegaron a 103 millones de dólares en 2019 y a 105 millones de dólares en 2020, según cifras entregadas por ProColombia.

Entre los productos más comercializados y que tienen como destino el exterior, están las compotas, conservas, frutas deshidratadas, pulpas, concentrados, frutas congeladas, mermeladas y salsas.

De acuerdo con ProColombia, EE.UU. es el principal destino de las exportaciones de fruta procesada colombiana, con más del 55 % del mercado. En 2020, las ventas con rumbo a ese país fueron de 56 millones de dólares.

El segundo país con mayores exportaciones es el Reino Unido, con 1,2 millones de dólares, seguido por España con 1,1 millones de dólares.

En esa diversidad de producto es que las empresas colombianas han encontrado ventajas competitivas reales. Un ejemplo de eso es Fresh & Natural, una compañía dedicada a la investigación y el desarrollo de productos semiprocesados. Su portafolio es amplio, con frutas como el limón Tahití, coco, tamarindo y su producto estrella: la guanábana.

A diferencia de otras frutas exóticas, los cultivos de guanábana son más fuertes y son atemporales, por lo que las empresas dedicadas a la exportación y distribución cuentan con el producto suficiente para generar negocios. De hecho, los últimos 10 años el nivel de hectáreas sembradas creció 129 %, pasando de 3.000 hectómetros a casi 7.000 el año pasado.

Esta fruta he tenido un crecimiento importante. Además de que es un fruto que se puede estabilizar para cultivo en suelos entre 800 y 1.200 metros sobre el nivel del mar, una altura que se ajusta para que sea sembrada en múltiples regiones.

“La guanábana es nuestro producto insignia. Es un producto que a nosotros y a Colombia nos ha abierto las puertas en Estados Unidos, España y en varios países europeos; tanto, que hemos llegado a exportar 520 mil kilos al año”, cuenta Yeison Méndez, gerente de Fresh & Natural.

Ese mercado en parte, en especial en Estados Unidos, ha crecido no solo por la calidad de la fruta colombiana, sino porque la pulpa es vista como un producto que ayuda a la prevención del cáncer. “Aunque no hay literatura científica al respecto, nosotros sí hemos visto que muchas personas adquieren el producto para tratamientos médicos de este tipo, sin embargo, nunca lo hemos ofertado de esta manera. Siempre procuramos es entregar un producto de mayor calidad”, dice Méndez.

Como muchas industrias en el país, y en especial las del sector agrícola, esta tiene oportunidades de mejorar en materia de tecnificación.

“Es triste, porque en el país no hay tantos cultivos tecnificados. Como empresa nos es muy difícil comprarles a cultivadores silvestres, porque al no tener un proceso tecnificado del cultivo, no podemos garantizar la calidad con la que debe llegar la fruta”, se lamenta Méndez, quien con su empresa hace parte de una red que produce más de 1.000 empleos entre directos e indirectos, teniendo en cuenta productores, transportadores y cultivadores en diferentes partes de Colombia.

En un país tan diverso, el ingenio de los productores hoy le ha dado un nuevo potencial en el mercado a todo el campo colombiano.

Comparte: