Publicidad

La subasta 4G un hito para el país

Durante más de siete horas, en un hotel de Bogotá y en habitaciones separadas, las firmas se reunieron para pujar por el espectro. Al final, el Estado ingresó más de $770.000 millones.

Jorge Palacio* Especial para El Espectador
28 de diciembre de 2013 - 08:00 p. m.
Diego Molano, ministro de las TIC, anunció a los ganadores de la subasta./ David Campuzano
Diego Molano, ministro de las TIC, anunció a los ganadores de la subasta./ David Campuzano

El 26 de junio de 2013 fue la fecha definitiva, el día en que el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) fijó para realizar la subasta de 4G, en la que triunfarían los mejores postores. Nosotros fuimos uno de ellos.

El trabajo realizado previamente por todo el sector, liderado por el ministro Diego Molano, fue enorme; los más de 18 meses en los que se discutieron los términos y las condiciones para acceder a los bloques de espectro dan cuenta de que se trató de un proyecto de gran trascendencia para el país. Asimismo, el esfuerzo económico solamente fue posible por tratarse de una inversión en Colombia, país que ha demostrado solidez y estabilidad económica, respeto por la institucionalidad y, sobre todo, seriedad tanto del Ministerio como del regulador, la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC).

Para “lanzarse al agua” los inversionistas tuvieron especial cuidado en que el marco jurídico que regía la puja fuera sólido y exigible.

A las 9:00 a.m. de dicho día, cada participante entró a la sala que le fue asignada. La jornada iniciaba con expectativas e ilusión, en especial en el caso de los operadores entrantes, los llamados a romper con los paradigmas de los servicios caros y de mala calidad.

Muchas anécdotas pueden contarse: el nerviosismo al probar la plataforma tecnológica, la formación de consensos entre los participantes de cada operador, la incertidumbre, la risa y la emoción, todo estuvo presente hasta cuando el Ministerio TIC informó que se había cerrado el proceso. Gritos de júbilo en varias salas, entre ellas la nuestra. Los abrazos, las felicitaciones… y el inicio de una nueva etapa para el país y las empresas ganadoras.

Ese día empezó lo más comprometedor y a la vez estimulante: cumplirles a los usuarios. Este reto ha implicado un sinnúmero de hitos, como la capitalización de nuestra empresa, la negociación con fabricantes y proveedores, así como con otros operadores, y la contratación de personal.

Se trata de un proyecto de enormes dimensiones que ha generado mucho dinamismo en la economía del país y tendrá enormes repercusiones en el bienestar de los colombianos.

¡Y ha valido la pena!

* Presidente de Avantel, firma ganadora de la subasta.

Por Jorge Palacio* Especial para El Espectador

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar