Publicidad
13 Jun 2022 - 7:45 p. m.

La Zanahoria Mutante presenta: “Ciudad Rota”

Con Ciudad Rota, la autodenominada banda de punk rock alternativo vegetariano progresivo postindustrial pone de manifiesto ese sentimiento de frustración ante lo absurdo que es verse confinado dentro de un oasis que no es nada más que un espejismo de ciudad.
En esta nueva entrega, La Zanahoria Mutante busca reflejar el ambiente de una ciudad que desde su fundación fue diseñada por y para extranjeros
En esta nueva entrega, La Zanahoria Mutante busca reflejar el ambiente de una ciudad que desde su fundación fue diseñada por y para extranjeros
Foto: Cortesía

El proyecto de rock alternativo La Zanahoria Mutante fue engendrado hace una década en las entrañas más inhóspitas de Cartagena de Indias, donde la brisa del mar no existe y los estereotipados paisajes del caribe son reemplazados por una masa gris de asfalto hirviente. San Fernando, Socorro, Nuevo Bosque, son lugares que no le resultaran familiares al visitante promedio de la ciudad, barrios populares alejados del mar, donde los integrantes de la banda decidieron abandonar esa interpretación telenovelesca, güapachoza y alegre del caribe y exponer un relato mucho más visceral de realidad urbana de sus habitantes.

A través de sus letras, La Zanahoria Mutante pareciera sintonizar una extraña radio macondiana que transmite sucesos impensables como el de treinta y tres niños en medio de un bus en llamas, como se relata en “Éramos 33″ el primer single de la banda. Un atraco en un bus pareciera un hecho cotidiano sin mayor interés, si no fuera por el pequeño detalle de haber sido perpetrado con una Luger P08 Parabellum de la segunda guerra, es la historia que vive detrás de “Socorro Bosque Manga”.

La dulce, pero intensa voz de Aura Wiesner se encarga de moldear las palabras, los sonidos estridentes y distorsionados de una guitarra auspiciada por Miguel “El Cacha” se encargan de dar contraste en cada composición; Oriana Garzón nueva baterista de la banda, otorga el contrapeso adecuado para equilibrar la mezcla; y Pacho Álvarez cuida cada canción de impurezas sonoras para otorgar a la banda una verdadera descarga de punk rock alternativo vegetariano progresivo postindustrial de décadas pasadas.

En esta nueva entrega, La Zanahoria Mutante busca reflejar el ambiente de una ciudad que desde su fundación fue diseñada por y para extranjeros, una ciudad donde sus residentes criollos no se han podido liberar de las costumbres coloniales y, mucho menos, apropiarse de su herencia patrimonial. “No conoces el mar, pero las gaviotas saben tu nombre” era una frase con la que la banda solía recordar a un amigo criado en el Barrio el Socorro que conoció el mar a los 16 años, más allá de haberlo visto desde la ventana de una buseta

La banda comenta que Ciudad Rota surge luego de presenciar cómo, en las catedrales de la ciudad, se celebran bodas adornadas por una cohorte de mujeres y hombres afro, organizados paralelamente en dos filas al centro para formar un camino por el cual, los novios de tez pálida, un poco rojos por las inclemencias del sol, ojos claros y cabellos lacios, cruzarán al altar.

“Podría pensarse que es una escena que evoca la cultura típica del caribe con sus polleras y su música de tambores, sin embargo, lo que se está representando es una remembranza de las más cruentas épocas de la esclavitud y colonialismo, donde los novios y sus familias hacen el papel del amo blanco.” Comenta Aura, vocalista de la banda, “Sencillamente da náuseas y ganas de salir corriendo” puntualiza.

“Ahora, traten de imaginarse las escenas que pueden darse durante la recepción de la boda mientras los tragos van subiéndosele a la cabeza a los invitados de la fiesta” continua la banda. Con Ciudad Rota, La Zanahoria Mutante pone de manifiesto ese sentimiento de frustración ante lo absurdo que es verse confinado dentro de un oasis que no es nada más que un espejismo de ciudad.

Si Hurt de NIN les hizo doler los huesos, Ciudad Rota promete estremecer sus riñones. Si Army Of Me de Börjk es Cyber Punk, Ciudad Rota es una diálisis practicada sin la más mínima intención de salvar al paciente. La dulzura de la voz de Aury es una invitación a navegar tranquilamente sin embargo y sin darte cuenta, estás atado en lo alto de un mástil sin poder huir de la tormenta. Así es Cartagena, pareciera imposible imaginarse que el corralito de piedra fuera un vórtice convulsionante de segregación social, racismo y caballos famélicos obligados a jalar de un carruaje para divertimento de un par de extranjeros enamorados.

Este pedacito de mar distorsionado, dulce pero ácido, es posible gracias a la captura y mezcla de Camilo Manchego, el máster de Halley James y las ilustraciones de Sofia Londoño. Una mención especial a Debir D’hejal imagen de la banda y Oriana Garzón que es la nueva baterista de la agrupación cartagenera. “Ciudad Rota” estará al aire en todas las plataformas de streaming desde el 7 de junio de 2022.

Con este lanzamiento, La Zanahoria Mutante finaliza su primer EP titulado “Socorro Bosque Manga” y se prepara para lanzar en los próximos meses su primer larga duración titulado “Viernes Sin Moto”.

Para estar al tanto de los nuevos lanzamientos y eventos de la banda, puede visitar el Facebook y el Instagram de La Zanahoria Mutante.

Síguenos en Google Noticias