Publicidad

Llega a Colombia nueva opción de crédito para personas con deudas en mora

Bravo llega con el objetivo de invertir $179.000 millones, liquidar más de 24.000 deudas y otorgar alrededor de 7.500 créditos en los próximos 15 meses de operación.

04 de octubre de 2023 - 03:43 p. m.
Con una inversión de más de $179.000 millones, Bravo busca vincular al menos 27.000 usuarios en los siguientes 15 meses.
Con una inversión de más de $179.000 millones, Bravo busca vincular al menos 27.000 usuarios en los siguientes 15 meses.
Foto: Shutterstock - Getty Images

Bravo, la plataforma de soluciones para liquidar deudas en mora, trae a Colombia una alternativa para que sus clientes recuperen la tranquilidad y accedan nuevamente al crédito. Llegan al país con la expectativa de asesorar a más de 600.000 personas y reintegrar al sistema financiero por lo menos 193 mil millones de deuda en mora antes de que finalice el 2024.

Con una inversión de más de $179.000 millones, Bravo busca vincular al menos 27.000 usuarios en los siguientes 15 meses, además de liquidar más de 24.000 deudas, y otorgar alrededor de 7.500 créditos con el fin de reincorporar a sus clientes al sistema financiero. Es importante tener en cuenta que a la alternativa del crédito solo podrán acceder quienes ingresen al programa de Bravo y sean cumplidos con su plan de ahorro inicial durante, por lo menos, siete meses.

Daniel González, co-country manager de Bravo, asegura que “Detectamos una gran oportunidad para que los consumidores cubran sus deudas atrasadas, y para que los acreedores, logren recuperar montos relevantes de carteras vencidas de una forma distinta, en donde ambas partes salen beneficiadas. Además de utilizar innovadores desarrollos tecnológicos, buscamos tener un equipo de más de 600 personas en Colombia para cumplir todos nuestros objetivos al cierre del 2024″.

Desde la creación de esta empresa, la marca ha trabajado en el entendimiento del producto en todos los países en donde tienen presencia: México, Colombia, España, Portugal, Italia y Brasil, lo que les ha permitido identificar cómo apoyar, guiar y asesorar a los clientes que los buscan. Bravo tiene como objetivo brindar segundas oportunidades a esas personas, que, por distintas razones, han tenido que enfrentar situaciones económicas complejas, pero que, aun así, tienen el propósito y el compromiso de pagar sus deudas y recuperar su estabilidad económica.

De acuerdo con Camilo Quiñones, co-country manager de Bravo, “Colombia es un mercado clave para la marca. Por esta razón, es una de las primeras regiones en las que estamos ofreciendo nuevas soluciones que pronto se implementarán en los otros 5 países en los que tenemos presencia. Con nuestros servicios y la modalidad de crédito que ofrecemos, esperamos beneficiar a muchas más personas en menos tiempo y que Colombia siga siendo una incubadora de iniciativas que se puedan exportar a otras geografías”.

Tanto Quiñones como González, reafirman el compromiso de la marca con seguir generando impacto positivo en la sociedad y buscarán seguir contribuyendo con dos Objetivos de Desarrollo Sostenible a los que se han enfocado en los años previos: eliminación de la pobreza, al reincorporar al sistema financiero a las personas con problemas en sus créditos de consumo; y trabajo decente y crecimiento económico, al permitir a sus colaboradores acceder a su primer o segundo empleo en Bravo.

¿Cómo funciona la solución que plantea Bravo?

Se determina el estado financiero de cada cliente para acceder al programa de liquidación de deudas. Para ello, el candidato debe tener obligaciones superiores a los 5 millones y evidenciar una situación de mora o sobreendeudamiento. Lo más importante, debe tener interés de pagar.

  • Se diseña un plan de ahorros personalizado y detallado para cada persona, que puede durar entre los 16 y los 60 meses, dependiendo del caso. Con este se busca que cada uno logre saldar sus deudas atrasadas con recursos propios, pues se unifican todas estas en un solo pago, que es menor a las cuotas de los acreedores.
  • Luego de una permanencia superior a siete meses en el plan de ahorro, se evalúa el comportamiento y el cumplimiento del cliente y, si aplica, se le brinda la posibilidad de acceder a un crédito para liquidar sus obligaciones. Esta alternativa únicamente puede ser destinada para este fin y para saldar las deudas inscritas en el plan de rehabilitación financiera.
  • En caso de que la persona no cumpla los requisitos o no desee aceptar el crédito que se le ofrece, continuará con su plan de ahorro inicial para ir saldando una a una sus obligaciones pendientes con lo ahorrado.

Mientras el cliente hace parte de Bravo y cumple con los compromisos pactados tanto de su plan de rehabilitación financiera como de su crédito, la marca presenta reportes positivos ante centrales de riesgo, lo que genera un beneficio pues, poco a poco, permitirá a la persona mejorar nuevamente su calificación crediticia y ser sujeto de crédito en el país.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar