Publicidad

“Los próximos son los 10 años de la verdad”

Este administrador de empresas siempre fue fanático del sector automotriz.

Óscar Güesguán
29 de marzo de 2014 - 09:00 p. m.
“Los próximos son los 10 años de la verdad”

Actual presidente de GM Colmotores, ha guiado a la compañía desde que puso en marcha la primera planta de fabricación de vehículos del país. Dice que con los TLC con  EE.UU. y Corea del Sur,  Colombia debe definir si descarta la fabricación o se vuelve un exportador de carros, su sueño.

Invirtieron US$200 millones en la primera fábrica de carros del país hace un par de años. Un riesgo en una economía cerrada como la colombiana.

Es un riesgo, todas las decisiones los tienen. Mientras más innovadora o rara sea la idea los tendrá. Acá le apostamos a que Colombia sea un país productor de vehículos aunque tenga un mercado pequeño. Tenemos complicaciones logísticas grandes, producimos pocos vehículos (si usted lo compara con el entorno internacional) y  una mano de obra costosa. Es una decisión audaz que llevamos adelante, solamente arriesgando los huevos es que uno saca palomas.

¿Cuántos vehículos produjeron en 2013? ¿Cuántos aspiran a producir en 2014?

En 2013 produjimos 43 mil vehículos, una reducción con respecto al 2012 básicamente por el mercado. Y en 2014 esperamos producir entre 50 y 55 mil vehículos lo que empieza a mostrar una aceleración.

Por cultura, se tiende a pensar que lo hecho en el país es de mala calidad ¿Cómo lograron alcanzar los estándares internacionales?

Tenemos unos estándares muy altos, de hecho a final de año recibimos un reconocimiento interno de General Motors que certificó la planta de Colombia con la Built-In Quality nivel III. Solamente el 20% de las plantas en el mundo han alcanzado ese estándar. Ese certificado quiere decir que estamos alineados con algo que llamamos internamente el sistema global de manofactura que es toda la técnica y tecnología que tiene General Motors para producir en cualquier parte del mundo.

¿Cuál es su estrategia para tener precios competitivos?

La calidad es un aliado total de los costos. Hacer calidad no significa que las cosas cuesten más. Para que certifiquemos una pieza local o de un proveedor extranjero tiene que pasar por unos análisis que son muy estrictos. La calidad no genera sobrecostos, lo que los genera son los reclamos y los reprocesos.

¿Qué variables tienen en cuenta para decidir si un producto es o no de buena calidad?

Al interior de las plantas hay una especie de compradores que deciden sí comprarían el producto o no. Ellos exigen unos estándares que se salen de lo que exigiría un cliente normalmente. Tenemos unas investigaciones sobre qué es lo que quiere el cliente. La suma de ese análisis nos da un indicador diario que nos dice qué tan bien o mal estamos.

¿Cuál es el panorama del mercado de vehículos?

Tiene un panorama positivo a pesar de la reducción del mercado entre el 2011 y 2013 que fue de entre el 6% y el 8%. Este año es más estable y creceremos a un 2% o 3%. Colombia tiene un gran potencial de crecimiento, se están vendiendo unos 300 mil carros año. En los próximos diez años seguirá creciendo de manera importante en la medida que crezca la economía y la clase media.

¿Cómo ha sido la evolución de la industria en Colombia?

La industria arranca con carros importados. Hace 58 años don Germán Montoya, con una serie de inversionistas, monta una ensambladora en Colombia y monta Colmotores. Ahí comienza la industria, con Sofasa y CSA. Fueron estas tres compañías las que hicieron las inversiones, trajeron la tecnología e impulsaron el desarrollo. Hasta hace unos 25 años, el 80% de lo que se vendía en el país era ensamblado acá en un mercado de unos 50 mil vehículos al año. Hoy, un 30% de lo que se vende en el país es producido acá. Hay un gran desafío porque países como Corea, México, Europa y EE.UU, que tienen TLC con Colombia, tienen una capacidad de producción superior a la nuestra.

¿Cómo va evolucionar la industria en 10 años?

Los próximos son los diez años de la verdad. En diez años vamos a saber qué pasó con la industria automotriz colombiana. Si tenemos industria o no tenemos, como en el caso de Chile, cuya apertura económica acabó con la industria de carros, o encontramos  la forma de tener un mercado mayor para ser exportadores como lo hizo México con EE.UU. y Canadá convirtiéndose en 20 años en una potencia de fabricación de carros.

Por Óscar Güesguán

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar