Publicidad

Otra carta a Santa

Hola Santa, mi nombre es Oliver y soy realmente desdichado.

DANIELA BEDOYA VANEGAS
23 de diciembre de 2013 - 06:29 p. m.

Aparentemente soy un chico normal para mi edad, tengo brazos, piernas, nariz, ojos, dedos de manos y pies completos. Todo está en su sitio, pero me siento incompleto. Mi cuarto está repleto de una variedad de juguetes impresionante que papá trae después de cada viaje, pues su trabajo le exige viajar constantemente, en especial por esta época de compartir “en familia”. Tengo trenes, aviones, carros, robots, incluso juguetes inéditos, aun así me siento vacío. 

Mi vecindario es algo curioso, pues en él sólo viven las personas que trabajan en la oficina de papá. Son muchas personas las que habitan aquí, todos tienen hijos, en su mayoría de mi edad. No sé por qué razón a ellos no les gusta jugar conmigo. Algunas veces he escuchado que tienen envidia de mi vida, aunque… ¿envidia de qué? Mi vida apesta, y mis padres… 

Por DANIELA BEDOYA VANEGAS

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar